La lan­gos­ta com­par­te pro­ta­go­nis­mo

La co­ci­na ma­ri­ne­ra y un pro­gra­ma in­ten­so com­par­ten pro­ta­go­nis­mo con la rei­na del even­to

La Voz de Galicia (Deza) - Especial1 - - Portada - M. V. F.

Po­dría de­cir­se que los días de la lan­gos­ta en A Guar­da son prác­ti­ca­men­te los 365 que tie­ne el año. Es la rei­na in­dis­cu­ti­ble de la me­sa del mu­ni­ci­pio, la más de­man­da­da en los res­tau­ran­tes y pa­ra la que siem­pre hay hue­co en cual­quier ce­le­bra­ción. Pe­ro la de es­te fin de se­ma­na —des­de ayer has­ta ma­ña­na— es la fiesta en la que to­dos se rin­den a ella, pro­ta­go­nis­ta in­dis­cu­ti­ble aun­que ca­da vez ha­ya más ele­men­tos pre­pa­ra­dos pa­ra acom­pa­ñar­la. Tan­to en el pro­gra­ma de ac­ti­vi­da­des co­mo en la car­ta.

La de­no­mi­na­ción ofi­cial com­ple­ta del even­to, Fes­ta da Lan­gos­ta e a Co­ci­ña Ma­ri­ñei­ra, in­di­ca que al­go cam­bió ha­ce ya diez años. La lan­gos­ta pa­só a com­par­tir es­pa­cio en el nom­bre con el res­to de los pla­tos ca­rac­te­rís­ti­cos de la co­ci­na guar­de­sa y hoy in­clu­so aque­llas per­so­nas a las que no les se­duz­ca es­te crus­tá­ceo es­tán en dis­po­si­ción de lle­var­se a la bo­ca otros pro­duc­tos que sí sean de su agra­do, des­de em­pa­na­da a cro­que­tas, pa­san­do por el pul­po o las viei­ras, en­tre otros mu­chos. Sin ol­vi­dar los pos­tres tí­pi­cos de la co­mar­ca o los vi­nos, to­do a pre­cios po­pu­la­res que no va­rían con res­pec­to a los años an­te­rio­res.

La ca­li­dad re­co­no­ci­da de la gas­tro­no­mía guar­de­sa fue la que pro­pi­ció la am­plia­ción de la ofer­ta de pla­tos ma­ri­ne­ros. Es­te cam­bio sus­tan­cial era una apues­ta arries­ga­da pa­ra una ini­cia­ti­va que ya go­za­ba por sí mis­ma del fa­vor del pú­bli­co. Pe­ro sa­lió bien y lo­gró exac­ta­men­te lo que pre­ten­día: que to­dos los vi­si­tan­tes pue­dan co­no­cer los pro­duc­tos del mar y el buen ha­cer de los res­tau­ra­do­res guar­de­ses. Era una ma­ne­ra tam­bién de acer­car­se a to­dos los gus­tos y bol­si­llos y, con ello, re­va­lo­ri­zar la fiesta.

El pun­to de en­cuen­tro de es­ta ci­ta es la ex­pla­na­da del puerto ba­jo una car­pa de 1.000 me­tros cua­dra­dos. Des­de ha­ce va­rias edi­cio­nes los co­men­sa­les pue­den de­gus­tar la lan­gos­ta y de­más pro­duc­tos cen me­sas y si­llas, una me­di­da que se adop­tó pen­san­do en la co­mo­di­dad de los asis­ten­tes. Los res­tau­ran­tes y de­más ex­po­si­to­res ocu-

Tres res­tau­ran­tes ofre­cen la lan­gos­ta con di­fe­ren­tes pre­sen­ta­cio­nes

pan pues­tos di­fe­ren­cia­dos en la car­pa.

Tres res­tau­ran­tes ofre­ce­rán la lan­gos­ta co­ci­da o a la plan­cha y, co­mo en edi­cio­nes an­te­rio­res, el crus­tá­ceo con­ti­núa sien­do la pro­ta­go­nis­ta en­tre más de vein­te pro­duc­tos y pla­tos ma­ri­ne­ros. Se ser­vi­rán al­re­de­dor de 500 ki­los.

Des­de la pri­me­ra edición el dul­ce es­tre­lla que acom­pa­ña la lan­gos­ta es el ros­ca de ye­ma, pos­tre tí­pi­co del mu­ni­ci­pio crea­do en 1953 por un pas­te­le­ro guar­dés. Otros pro­duc­tos son las fi­lloas, las tar­tas, etc.

FOTO JOSEBA CU­ÑA

Se ser­vi­rán unos 500 ki­los del pre­cia­do crus­tá­ceo.

FOTO JOSEBA CU­ÑA

Mul­ti­tud de co­men­sa­les se da­rán ci­ta en la car­pa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.