“Me voy a to­mar un lar­go des­can­so de la ac­tua­ción”

Na­ció en Ale­ma­nia, cre­ció en Ir­lan­da y vi­ve en In­gla­te­rra: su ex­pe­rien­cia le di­ce que «to­dos so­mos de la mis­ma es­pe­cie». En cam­bio, sus fans lo con­si­de­ran de otro mun­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - EL PERSONAJE - TEX­TO: MA­RÍA ESTÉVEZ

ichael Fass­ben­der, el ac­tor fa­vo­ri­to de Holly­wood, pro­ta­go­ni­za El mu­ñe­co de nie­ve, cin­ta don­de in­ter­pre­ta a un de­tec­ti­ve que quie­re dar ca­za a un ase­sino en se­rie. El fil­me es­tá ba­sa­do en la no­ve­la de Jo Nes­bø y ha si­do di­ri­gi­da por el rea­li­za­dor To­mas Al­fred­son.

—¿Có­mo des­cri­bi­ría la pe­lí­cu­la?

—Tie­ne to­dos los ele­men­tos del sus­pen­se es­can­di­na­vo. La na­rra­ción nos lle­va a des­cu­brir la men­te de los ase­si­nos en se­rie, por­que mi per­so­na­je es un ex­per­to de­tec­ti­ve que in­ten­ta adi­vi­nar su com­por­ta­mien­to pa­ra atra­par­le.

—Ha in­ter­pre­ta­do per­so­na­jes que son unos de­pra­va­dos y, sin em­bar­go, es ca­paz de con­se­guir que el pú­bli­co sien­ta em­pa­tía por ellos.

—Sí, ten­go ten­den­cia a ele­gir ese ti­po de pa­pe­les. Me gus­ta in­ter­pre­tar per­so­na­jes con sus­tan­cia pa­ra dar pro­fun­di­dad a mi tra­ba­jo de ac­tor. Su­pon­go que me ha lle­ga­do el mo­men­to de ha­cer una co­me­dia [ríe].

—¿Pa­re­ce que us­ted tien­de a tra­ba­jar con los mis­mos ci­neas­tas y los mis­mos ac­to­res?

—Sí. El amor de mi vi­da es la in­ter­pre­ta­ción y me gus­ta dis­fru­tar­lo con la gen­te que me lle­vo bien, con quien me di­vier­te tra­ba­jar.

—¿Se ins­pi­ró en Da­vid Bo­wie pa­ra in­ter­pre­tar al Da­vid de la úl­ti­ma en­tre­ga de «Alien»? ¿Qué le se­du­ce de Bo­wie?

—Su mú­si­ca, su per­so­na­li­dad. La mú­si­ca siem­pre ha si­do im­por­tan­te pa­ra mí. El rit­mo siem­pre ha si­do im­por­tan­te en mis in­ter­pre­ta­cio­nes y en mi vi­da. Bo­wie te­nía mu­cho rit­mo.

—¿A tra­vés del ar­te se pue­de con­cien­ciar a la so­cie­dad?

—No­so­tros so­mos res­pon­sa­bles unos de otros. Me gus­ta la idea de con­cien­ciar a la so­cie­dad ha­cia unos va­lo­res más es­ta­bles de cor­dia­li­dad. Creo que es­ta­mos atra­ve­san­do uno de esos ci­clos de des­truc­ción que tan pe­li­gro­sos han si­do en el pa­sa­do pa­ra los hu­ma­nos.

—Na­ci­do en Ale­ma­nia y re­si­den­te en In­gla­te­rra, ¿se ha sen­ti­do di­vi­di­do en­tre am­bas cul­tu­ras?

—No. No me en­cuen­tro di­vi­di­do por­que via­jo cons­tan­te­men­te. Cre­cí en Ir­lan­da y mi es­ti­lo de vi­da es más cer­cano al irlandés que al ger­mano. Sin­ce­ra­men­te, creo que el mun­do es de­ma­sia­do pe­que­ño co­mo pa­ra sen­tir­me di­fe­ren­te. To­dos so­mos de la mis­ma es­pe­cie.

—¿Cuál es su pró­xi­mo pro­yec­to?

—Ir­me de va­ca­cio­nes, des­can­sar. En mi men­te no es­tá el tra­ba­jo. He de­ci­di­do to­mar­me un lar­go des­can­so ale­ja­do de la in­ter­pre­ta­ción.

—¿Al­gún plan en par­ti­cu­lar?

—To­mar­me la vi­da con cal­ma. Quie­ro de­di­car­me al surf, con­du­cir y par­ti­ci­par en carreras de co­ches. Eso es to­do lo que no he po­di­do ha­cer has­ta aho­ra. La vi­da es cor­ta. Tam­bién quie­ro leer, apro­ve­char el tiem­po dis­fru­tan­do de la lec­tu­ra, pre­pa­ran­do pro­yec­tos co­mo pro­duc­tor. Me voy a to­mar un lar­go des­can­so de la ac­tua­ción.

—¿La vi­da es me­jor cuan­do se con­si­gue el éxi­to?

—Lle­vo mu­cho tiem­po pen­san­do en esa idea que nos ha ven­di­do el ca­pi­ta­lis­mo de que la fe­li­ci­dad y el éxi­to van de la mano de las co­sas que pue­des ob­te­ner com­pran­do con di­ne­ro y eso te de­fi­ne. Si ten­go co­sas bue­nas voy a ser más fe­liz, la gen­te me res­pe­ta­rá más, se­ré más atrac­ti­vo. Yo no me sien­to se­du­ci­do por ese es­ti­lo de vi­da. No qui­sie­ra com­pro­me­ter mi vi­da por el éxi­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.