“Ha­cer reír es co­mo sa­lir a li­gar”

¿Qué pa­sa­ría si di­jé­se­mos siem­pre la verdad? Ba­jo es­ta pre­mi­sa co­mien­za el mo­nó­lo­go de Yo­lan­da Ra­mos, que ma­ña­na bus­ca­rá en Vi­go cóm­pli­ces de su sin­gu­lar hu­mor

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - ESCENA - TEX­TO: JE­SÚS FLO­RES

s un ros­tro fa­mo­so de la es­ce­na es­pa­ño­la, tan­to por sus par­ti­ci­pa­cio­nes te­le­vi­si­vas (Ho­mo Zap­ping, Tu

ca­ra me sue­na...) co­mo por sus pa­pe­les en el ci­ne (ac­tuó en Vol­ver, de Al­mo­dó­var, y con Car­mi­na y Amén re­ci­bió el pre­mio a la me­jor ac­triz de re­par­to en el fes­ti­val de Má­la­ga), pe­ro Yo­lan­da Ra­mos (Barcelona, 1968) no lle­ga al es­ce­na­rio del Tea­tro AFun­da­ción co­mo uno de esos per­so­na­jes po­pu­la­res que ve­mos a ve­ces en la tele re­ci­tan­do unos mo­nó­lo­gos que le han es­cri­to otros. Tan­to ella co­mo Da­vid Na­va­rro y el ga­lle­go Os­wal­do Di­gón, que se­rán sus com­pa­ñe­ros en es­ta ci­ta hu­mo­rís­ti­ca vi­gue­sa, ba­jo el pa­ra­guas de El Club de la Co­me­dia, son los guio­nis­tas de las pe­que­ñas his­to­rias que cuen­tan y tie­nen en co­mún un hu­mor de­pu­ra­do que bus­ca que el es­pec­ta­dor se sien­ta cóm­pli­ce y re­co­no­ci­do. Su tra­ba­jo, co­mo ella mis­ma di­ce, es po­ner en el es­pe­jo al pú­bli­co y que la ima­gen que se en­cuen­tra le ha­ga reír. —To­do un ar­te, por­que hu­yes del hu­mor co­yun­tu­ral...

—Si es­tá bien he­cho, un mo­nó­lo­go es su­per­di­fí­cil de es­cri­bir. Igual que un gran no­ve­lis­ta sa­be mos­trar la reali­dad a tra­vés de sus pá­gi­nas, un guio­nis­ta de­di­ca­do al hu­mor tie­ne que mi­rar al ser hu­mano por den­tro. Y bueno, lue­go es­tá con­se­guir que la gen­te se ría. Eso va por días: yo lo com­pa­ro a cuan­do sales a li­gar, hay no­ches en que lo con­si­gues y otras en las que no.

—Ima­gino que la ex­pe­rien­cia tam­bién ha­ce mu­cho.

—Por su­pues­to. Yo sue­lo usar un 95 % del guion que he he­cho. Des­pués, en fun­ción de del pú­bli­co y de su res­pues­ta ha­go pe­que­ños cam­bios, por­que ellos te van sa­can­do co­sas. En un pe­río­do de tres me­ses, más o me­nos, te das cuen­ta de que has he­cho cam­bios sig­ni­fi­ca­ti­vos y de que lo que ha­bías es­cri­to ini­cial­men­te ha evo­lu­cio­na­do.

—Tu fa­ce­ta de ac­triz tam­bién te ayu­da­rá en es­te tra­ba­jo.

—To­do in­flu­ye: los ges­tos, la son­ri­sa... Tra­di­cio­nal­men­te se ha in­fra­va­lo­ra­do a los ac­to­res que se de­di­can al hu­mor, cuan­do en reali­dad po­ner­se so­bre un es­ce­na­rio y en­con­trar la com­pli­ci­dad del pú­bli­co es una ta­rea tan com­ple­ja co­mo in­ter­pre­tar bien una obra de Sha­kes­pea­re.

—¿Te sien­tes más com­ple­ta co­mo ac­triz o co­mo hu­mo­ris­ta?

—A los ar­tis­tas que ha­ce­mos hu­mor nos gus­ta sen­tir­nos ac­to­res, qui­zás por esa in­fra­va­lo­ra­ción de la que te ha­bla­ba an­tes. En to­do ca­so, cuan­do ac­túo en una se­rie o en una pe­lí­cu­la me vie­ne mi otra vo­ca­ción y a ve­ces me salto un po­co el guion que me han da­do y pon­go al­go de mi pro­pia co­se­cha... ja, ja, ja.

—Os­wal­do Di­gón y Da­vid Na­va­rro son tus com­pa­ñe­ros de la ci­ta vi­gue­sa. ¿Es una elec­ción que bus­ca al­gu­na eti­que­ta co­mún?

—Nues­tro hu­mor es di­fe­ren­te en la for­ma, aun­que en el fon­do te­ne­mos una fi­lo­so­fía muy si­mi­lar. Y creo que los tres con­se­gui­mos que la gen­te cuan­do lle­ga a su ca­sa aún se ría re­cor­dan­do nues­tras his­to­rias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.