Río tec­no­ló­gi­co

Lle­gan los Jue­gos Olím­pi­cos de Río de Ja­nei­ro 2016 y lo ha­cen de la mano de un mon­tón de cu­rio­sas in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas. Des­ve­la­mos qué no­ve­da­des nos pre­sen­tan.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Internet y Redes Sociales - - En Portada - TEX­TO: AN­TO­NIO MOS­QUE­RA / M.O.

Las no­ve­da­des tec­no­ló­gi­cas de las olim­pia­das de Río 2016

So­lo que­dan do­ce días pa­ra que dé co­mien­zo el ma­yor even­to de­por­ti­vo del año (y eso que ve­ni­mos de una Eu­ro­co­pa y de la Co­pa Amé­ri­ca Cen­te­na­rio). Pe­se a la au­sen­cia de nues­tro Gó­mez No­ya, las du­das so­bre la par­ti­ci­pa­ción de Bolt y el vi­rus del zi­ka en bo­ca de ex­per­tos y de­por­tis­tas, los Jue­gos Olím­pi­cos de Río 2016 pre­sen­tan un atrac­ti­vo es­pe­cial: las in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas.

Du­ran­te el úl­ti­mo año Río ha desa­rro­lla­do un la­bo­ra­to­rio de tec­no­lo­gía in­te­gra­da ex­clu­si­vo pa­ra es­te even­to. En él se han lle­va­do a ca­bo una se­rie de si­mu­la­cros pa- ra pro­bar he­rra­mien­tas ba­jo ca­si 500 es­ce­na­rios pre­de­fi­ni­dos en 22 se­des olím­pi­cas. A con­ti­nua­ción, lle­va­ron el soft­wa­re y el hard­wa­re a las ins­ta­la­cio­nes de­por­ti­vas pa­ra pro­bar­lo en si­tua­cio­nes reales, con más de 7.000 atle­tas y me­dio mi­llar de pro­fe­sio­na­les del Co­mi­té Or­ga­ni­za­dor.

Tres son los nom­bres pro­pios de com­pa­ñías que se ubi­can de­trás de ca­da prue­ba de­por­ti­va. La mul­ti­na­cio­nal Atos se pre­sen­ta ba­jo la eti­que­ta de so­cio mun­dial de los ser­vi­cios de in­for­má­ti­ca; de­trás de la ja­po­ne­sa Pa­na­so­nic ha­lla­re­mos to­da la tec­no­lo­gía de ví­deo; y ba­jo la sui­za Ome­ga, to­do en cuan­to a cro­no­me­tra­je se re­fie­re.

Pe­ro no to­das las in­no­va­cio­nes afec­tan a la or­ga­ni­za­ción del ma­cro­even­to. Po­de­mos en­con­trar avan­ces sor­pren­den­tes en al­gu­nos de­por­tes. La ma­yo­ría de las me- jo­ras tie­nen co­mo fi­na­li­dad pro­por­cio­nar al es­pec­ta­dor una ex­pe­rien­cia más com­ple­ta, pe­ro al­gu­nas de ellas afec­tan di­rec­ta­men­te al de­por­te en sí. La más cu­rio­sa es­tá en na­ta­ción. Se ha di­cho que en las prue­bas más lar­gas de es­ta dis­ci­pli­na (ta­les co­mo los 800 y 1.500 me­tros li­bres) los na­da­do­res lle­gan a con­fun­dir el nú­me­ro de vuel­tas que lle­van. An­te es­ta si­tua­ción, Río 2016 ha de­ci­di­do ins­ta­lar pan­ta­llas su­mer­gi­das en el fon­do de ca­da ca­lle de la pis­ci­na. Ca­da vez que el na­da­dor to­que la pa­red el con­ta­dor su­ma­rá una vuel­ta más. Es­te re­cur­so se uti­li­zó por pri­me­ra vez en el Cam­peo­na­to Mun­dial de Na­ta­ción ce­le­bra­do en Ka­zán (Ru­sia) el pa­sa­do año.

Tam­bién es lla­ma­ti­vo lo úl­ti­mo en vo­lei­bol y vo­ley pla­ya. La pa­la­bra del ár­bi­tro ya no va a mi­sa. Aho­ra se po­drá re­ba-

tir su de­ci­sión uti­li­zan­do las imá­ge­nes de ví­deo co­mo ar­gu­men­to. Un se­gun­do tren­ci­lla se­rá el en­car­ga­do de ana­li­zar­las y de­ter­mi­nar si da la ra­zón al ár­bi­tro prin­ci­pal o al equi­po. Y to­das las imá­ge­nes se ve­rán a tiem­po real en pan­ta­lla gi­gan­te, lo que ha­rá reac­cio­nar a los afi­cio­na­dos y apor­ta­rá un pun­to de sus­pen­se a la de­ci­sión.

Reali­dad Vir­tual

Es­tán pre­vis­tas has­ta 85 ho­ras de pro­gra­ma­ción en reali­dad vir­tual, que se­rán trans­mi­ti­das por la ca­de­na es­ta­dou­ni­den­se NBC. En­tre los even­tos fil­ma­dos pa­ra es­ta mo­da­li­dad en­con­tra­re­mos las ce­re­mo­nias de aper­tu­ra y de clau­su­ra y di­ver­sos de­por­tes co­mo ba­lon­ces­to mas­cu­lino, atle­tis­mo, gim­na­sia rít­mi­ca, bo­xeo, bu­ceo, vo­lei­bol pla­ya y es­gri­ma. To­da es­ta pro­gra­ma­ción es­ta­rá dis­po­ni­ble en la app de NBC Sports y pa­ra po­der re­pro­du­cir­lo es im­pres­cin­di­ble un smartp­ho­ne de la sur­co­rea­na Sam­sung y las fa­mo­sas ga­fas Sam­sung Gear VR. Se­rá la pri­me­ra vez que po­da­mos dis­fru­tar unos Jue­gos en reali­dad vir­tual, lo que sin du­da po­ten­cia­rá la ex­pe­rien­cia olím­pi­ca. ¿La úni­ca pe­ga? Que a di­fe­ren­cia del con­te­ni­do que se emi­te por te­le­vi­sión o por in­ter­net, que se­rán imá­ge­nes en di­rec­to, el con­te­ni­do en reali­dad vi­rual se­rá en di­fe­ri­do, por lo que se emi­ti­rá con un cier­to re­tra­so (qui­zás un día) con res­pec­to a la prue­ba rea­li­za­da.

Prohi­bi­do el Pe­ris­co­pe

Me­nos mal que en el fút­bol olím­pi­co los par­ti­ci­pan­tes de­ben ser sub-23, por­que Ge­rard Pi­qué las pa­sa­ría ca­nu­tas sin po­der gra­bar­se en la Vi­lla Olím­pi­ca y di­fun­dir­lo en vi­vo. Así lo ha de­ter­mi­na­do el Co­mi­té Olím­pi­co In­ter­na­cio­nal (COI), que prohí­be a de­por­tis­tas y staff téc­ni­co el uso de apli­ca­cio­nes de strea­ming en vi­vo y su uso en re­des so­cia­les. Tam­bién hay po­lé- mi­ca con las fo­to­gra­fías. Han si­do de­sig­na­das unas zo­nas de­no­mi­na­das co­mo li­bres de fo­tos don­de es­ta­rán prohi­bi­das. Ani­man, con res­tric­cio­nes, a los de­por­tis­tas a que in­ter­ac­túen en las re­des, pe­ro los ad­vier­ten de que lo de­ben ha­cer en pri­me­ra per­so­na (co­mo si de un dia­rio se tra­ta­se).

Pa­ga con pul­se­ra

Vi­sa, jun­to al ban­co bra­si­le­ño Bra­des­co, ha di­se­ña­do una pul­se­ra pa­ra pa­gar en los más de 4.000 re­cin­tos olím­pi­cos a los que acu­dan los asis­ten­tes. Es­ta pul­se­ra ha­ce la fun­ción de tar­je­ta de cré­di­to y fun­cio­na me­dian­te tec­no­lo­gía Near Field Com­mu­ni­ca­tion. Una téc­ni­ca in­no­va­do­ra de co­mu­ni­ca­ción inalám­bri­ca, de cor­to al­can­ce y al­ta fre­cuen­cia, que per­mi­te in­ter­cam­biar da­tos en­tre dis­po­si­ti­vos. Por el di­se­ño vis­to­so y lla­ma­ti­vo pue­den re­cor­dar­nos a las fa­mo­sas pul­se­ras de to­do in­clui­do, na­da más le­jos de la reali­dad, ya que con ellas o sin ellas el im­pac­to en nues­tro bol­si­llo se­rá idén­ti­co.

Pe­ro es­ta no se­rá la úni­ca apor­ta­ción de Vi­sa al es­ti­lis­mo de Río, tam­bién ha di­se­ña­do un ani­llo con idén­ti­ca fun­ción. Es­te so­lo se en­tre­ga­rá a los ca­si 50 de­por­tis­tas que com­po­nen el lla­ma­do Vi­sa Team y que se en­car­ga­rán de pro­mo­cio­nar­lo du­ran­te es­te ve­rano ¿La cu­rio­si­dad? Ni si­quie­ra los na­da­do­res ten­drán que qui­tár­se­lo, no ne­ce­si­ta ser re­car­ga­do y es re­sis­ten­te al agua.

ES­TÁN PRE­VIS­TAS 85 HO­RAS DE REALI­DAD VIR­TUAL

FO­TO: REU­TERS/RI­CAR­DO MO­RAES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.