Ri­chard Yu

El CEO mun­dial de Hua­wei res­pon­de en ex­clu­si­va a las pre­gun­tas de RED.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Internet y Redes Sociales - - Portada - TEX­TO: SA­RA R. ESTELLA

Es el con­se­je­ro de­le­ga­do o CEO del ter­cer —ca­si se­gun­do— fa­bri­can­te de «smartp­ho­nes» del mun­do, el hom­bre en quien Hua­wei ha de­po­si­ta­do la res­pon­sa­bi­li­dad de la pre­sen­ta­ción de sus pro­duc­tos a ni­vel mun­dial. Lo vi­si­ta­mos en el cuar­tel ge­ne­ral de su com­pa­ñía en Shenz­hen (Chi­na), des­de don­de nos ha­bla del fu­tu­ro de los mó­vi­les y de la In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial. R ichard Yu pre­sen­tó es­ta se­ma­na en Mú­nich a ni­vel mun­dial el nue­vo Hua­wei Ma­te 10, el mó­vil es­tre­lla de la com­pa­ñía. —¿Por qué Hua­wei de­ci­dió apos­tar por la in­cor­po­ra­ción de la In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial en los te­lé­fo­nos mó­vi­les? —La ra­zón es que los te­lé­fo­nos to­da­vía no son tan in­te­li­gen­tes co­mo nos gus­ta­ría y en Hua­wei que­re­mos que nues­tro nue- vo smartp­ho­ne sea un te­lé­fono in­te­li­gen­te de ca­ra al fu­tu­ro, por eso de­ci­di­mos in­tro­du­cir la In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial. Se tra­ta de con­se­guir que la co­mu­ni­ca­ción en­tre el te­lé­fono y las per­so­nas sea más com­ple­ta. Creo que en el fu­tu­ro po­dre­mos ha­blar con el te­lé­fono por­que con­se­gui­re­mos que la cá­ma­ra sea co­mo nues­tros ojos, el mi­cró­fono co­mo nues­tras ore­jas y el al­ta­voz co­mo la bo­ca de las per­so­nas. So­lo de es­ta ma­ne­ra con­se­gui­re­mos que la co­mu­ni­ca­ción sea más na­tu­ral y más in­te­li­gen­te pa­ra que nos ayu­de en di­fe­ren­tes as­pec­tos co­ti­dia­nos. Cree­mos que los smartp­ho­nes del fu­tu­ro van a ser nues­tros asis­ten­tes per­so­na­les, co­mo ro­bots sin bra­zos ni pier­nas. Se­rá un asis­ten­te per­so­nal que nos ayu­da­rá en el tra­ba­jo, en la vi­da co­ti­dia­na y que ten­drá ca­pa­ci­dad de apren­di­za­je. Es­te ti­po de te­lé­fono mó­vil to­da­vía no exis­te en el mer­ca­do, por lo tan­to ins­ta­la­mos es­tos pro­ce­sa­do­res de In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial a los te­lé­fo­nos pa­ra au­men­tar su pro­pia ca­pa­ci­dad. —Pa­ra dar ese sal­to en las pres­ta­cio­nes de los te­lé­fo­nos mó­vi­les, ¿cuán­to tiem­po de in­ves­ti­ga­ción hay de­trás de un avan­ce co­mo es­te? —Apro­xi­ma­da­men­te he­mos de­di­ca­do 5 años en el desa­rro­llo y en la in­ves­ti­ga­ción pa­ra po­der apli­car la In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial en los te­lé­fo­nos mó­vi­les, ya que los pro­ce­sa­do­res que exis­tían has­ta aho­ra, los GPU y CPU, no pue­den cum­plir la de­man­da de cálcu­los o de al­go­rit­mos de al­to ni­vel de apren­di­za­je au­to­má­ti­co y pro­fun­do. Ha si­do ne­ce­sa­rio desa­rro­llar un nue­vo pro­ce­sa­dor re­vo­lu­cio­na­rio que es 25 ve­ces más po­ten­te y 50 ve­ces más efi­cien­te que un CPU. Hua­wei es la pri­me­ra em­pre­sa en el mun­do en fa­bri­car es­tos pro­ce­sa­do­res de In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial, que no so­lo se ins­ta­la­rán en los te­lé­fo­nos, sino en to­dos los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les en el fu­tu­ro. —La in­ves­ti­ga­ción ha lle­va­do a Hua­wei a con­ver­tir­se en la mar­ca chi­na más avan­za­da y con me­jor ima­gen de mar­ca en el ex­tran­je­ro. ¿Qué es lo que to­da­vía fal­ta por ha­cer? —Hua­wei tie­ne por de­lan­te va­rios desafíos. El pri­me­ro es el de se­guir in­no­van­do, pa­ra eso Hua­wei va a in­ver­tir más en I + D. Hua­wei ya tie­ne mu­chas ven­ta­jas en mu­chos as­pec­tos y aho­ra el ob­je­ti­vo es se­guir man­te­nién­do­las pa­ra ofre­cer pro­duc­tos más com­pe­ti­ti­vos que le dis­tin­gan de otros com­pe­ti­do­res. Ade­más, es ne­ce­sa­rio que per­fec­cio­ne­mos el sis­te­ma de ven­ta al por me­nor y los ser­vi­cios post ven­ta. Por úl­ti­mo y muy im­por­tan­te, hay que cons­truir la mar­ca Hua­wei. Aho-

ra es una mar­ca que se ha da­do a co­no­cer por el bo­ca a bo­ca, cuan­do una per­so­na prue­ba un pro­duc­to de Hua­wei y le gus­ta, se lo re­co­mien­da a sus ami­gos. Pe­ro Hua­wei to­da­vía no ha cons­trui­do una mar­ca tan so­no­ra co­mo otras. Aho­ra te­ne­mos un in­di­ca­dor pa­ra eva­luar el ni­vel de acep­ta­ción de los con­su­mi­do­res que es la No­ta de Pro­mo­ción por Re­des pa­ra me­jo­rar la pro­mo­ción y que la mar­ca sea más co­no­ci­da. Hay mu­cha gen­te que re­cha­za la mar­ca Hua­wei por­que no la co­no­ce, por eso es im­por­tan­te el már­ke­ting. —A me­nu­do se con­si­de­ra que las mar­cas chi­nas ofre­cen bue­nos pro­duc­tos con pre­cios ba­ra­tos. ¿Cuál es la es­tra­te­gia de Hua­wei pa­ra que el clien­te les re­co­noz­ca co­mo un pro­duc­to de ga­ma al­ta por el que pa­gar lo mis­mo que por un Sam­sung o un iP­ho­ne? —El pre­cio más ba­jo ha su­pues­to pa­ra Hua­wei una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va, ya que un con­su­mi­dor pue­de com­prar un Hua­wei por un pre­cio más ba­jo del que pa­ga­ría por un Sam­sung o un pro­duc­to de Ap­ple. Si Hua­wei quie­re en­trar en esa cuo­ta de te­lé­fo­nos de al­ta ga­ma ne­ce­si­ta ofre­cer me­jo­res di­se­ños, me­jo­res pres­ta­cio­nes y ofre­cer me­jo­res ex­pe­rien­cias a los usua­rios. Por ejem­plo, Hua­wei tie­ne muy bue­nas cá­ma­ras y la du­ra­ción de la ba­te­ría es más lar­ga que la de otras mar­cas. En Es­pa­ña he­mos lan­za­do va­rias ga­mas de Ma­te 8, Ma­te 9 o Ma­te 10 y a es­te úl­ti­mo le du­ra la ba­te­ría más de un día. Ade­más, la re­car­ga es más rá­pi­da, si por ejem­plo se nos ol­vi­da car­gar el mó­vil por la no­che po­de­mos car­gar­lo rá­pi­da­men­te en me­dia ho­ra du­ran­te el tra­yec­to al tra­ba­jo. Ade­más, Hua­wei ha per­fec­cio­na­do el sis­te­ma de An­droid pa­ra que sus apli- ca­cio­nes fun­cio­nen más de­pri­sa. Por otro la­do, Hua­wei siem­pre ga­ran­ti­za la ca­li­dad de la tec­no­lo­gía tan­to del in­te­rior co­mo del ex­te­rior de los te­lé­fo­nos. Las pan­ta­llas son ca­da vez más gran­des, con bor­des más es­tre­chos, y si co­ge­mos uno de nues­tros mó­vi­les la sen­sa­ción es de ma­yor co­mo­di­dad. En el in­te­rior del mó­vil, los pro­ce­sa­do­res son muy po­ten­tes. Día a día, los con­su­mi­do­res de cla­se me­dia al­ta que usen Hua­wei sa­brán que es una mar­ca de con­fian­za y no que­rrán com­prar otras mar­cas. Ade­más, se­gui­re­mos fa­bri­can­do mó­vi­les de bue­na ca­li­dad tam­bién pa­ra los con­su­mi­do­res con in­gre­sos muy ba­jos, no va­mos a des­cui­dar la ca­li­dad. —¿Cuá­les son las ca­rac­te­rís­ti­cas que us­ted des­ta­ca­ría del Ma­te 10? —Hay mu­chos avan­ces en es­te nue­vo mo­de­lo, por ejem­plo, la pan­ta­lla es más gran­de y es más du­ra por­que usa la tec­no­lo­gía de IPX3, que es re­sis­ten­te al agua y a la vez en el bor­de lle­va in­cor­po­ra­do el re­co­no­ci­mien­to dac­ti­lar. Ade­más, la du­ra­ción de su ba­te­ría es un 30% ma­yor que la del mo­de­lo an­te­rior. Apar­te de eso, el Ma­te 10 es el pri­mer mó­vil que apli­ca el sis­te­ma An­droid 8.0. En re­su­men, es un te­lé­fono más in­te­li­gen­te, más in­te­gra­do, más com­ple­to, me­jor co­nec­ta­do y con mu­chas pres­ta­cio­nes sor­pren­den­tes co­mo las cá­ma­ras. Es un pro­duc­to que a los con­su­mi­do­res les va a en­can­tar.

HUA­WEI TO­DA­VÍA NO HA CONS­TRUI­DO UNA MAR­CA TAN SO­NO­RA CO­MO OTRAS

SA­RA R. ESTELLA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.