La otra ca­ra del te­rre­mo­to Ma­cron

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Alexandra F. Coe­go

La con­tun­den­te victoria de En Mar­cha ha sa­cu­di­do las fi­nan­zas de los par­ti­dos his­tó­ri­cos, en caí­da li­bre Los so­cia­lis­tas so­lo re­ci­bi­rán 7 mi­llo­nes, por los 25 de los an­te­rio­res co­mi­cios

El te­rre­mo­to que ha pro­vo­ca­do la apa­ri­ción de Em­ma­nuel Ma­cron en la éli­te po­lí­ti­ca fran­ce­sa no es so­lo po­lí­ti­co. Su po­pu­la­ri­dad ya ha gol­pea­do a los par­ti­dos tra­di­cio­na­les ahí don­de más les due­le: en la car­te­ra. En Fran­cia, la fi­nan­cia­ción pú­bli­ca de los par­ti­dos se es­ti­pu­la en fun­ción del número de vo­tos ob­te­ni­dos en la pri­me­ra vuel­ta de las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas y de es­ca­ños con­se­gui­dos tras la se­gun­da. Des­pués de la his­tó­ri­ca victoria de En Mar­cha el do­min­go pa­sa­do, con­ser­va­do­res y so­cia­lis­tas se te­men lo peor de ca­ra a rea­li­zar el pre­su­pues­to del 2018.

La si­tua­ción del Par­ti­do So­cia­lis­ta (PS) es la más du­ra. La for­ma­ción del ex­pre­si­den­te Fra­nçois Ho­llan­de va de de­rro­ta en de­rro­ta des­de las pre­si­den­cia­les y su fi­nan­cia­ción se re­sien­te. Con 5,9 mi­llo­nes de elec­to­res me­nos con res­pec­to al 2012 y la pér­di­da de 201 es­ca­ños, su do­ta­ción se des­plo­ma­rá. El Es­ta­do fran­cés ase­gu­ra 1,49 eu­ros por ca­da vo­to re­ci­bi­do en la pri­me­ra vuel­ta de las le­gis­la­ti­vas y 37.700 eu­ros por dipu­tado en la Asam­blea, con lo que el PS pa­sa­rá de re­ci­bir ca­si 25 mi­llo­nes de eu­ros a po­co más de sie­te.

La agru­pa­ción so­cia­lis­ta fue la ma­yor re­cep­to­ra de fon­dos pú­bli­cos du­ran­te el man­da­to de Ho­llan­de, que co­men­zó en el 2012, y es­tos re­pre­sen­ta­ban más del 45 % de su fi­nan­cia­ción to­tal. Aho­ra, la ma­yo­ría de las ayu­das pú­bli­cas que dis­fru­ta­ban pa­sa­rán al par­ti­do pre­si­den­cial, que ha­rá su en­tra­da en la Asam­blea por la puer­ta gran­de con más de 25 mi­llo­nes de eu­ros. Pe­se al mal tra­go, el PS no se ha en­deu­da­do por el mo­men­to, a di­fe­ren­cia de los con­ser­va­do­res y de la ex­tre­ma de­re­cha.

Los Re­pu­bli­ca­nos (LR) tie­nen una deu­da de 67,7 mi­llo­nes y la pér­di­da de fi­nan­cia­ción pú­bli­ca no ha­rá más que em­peo­rar su si­tua­ción eco­nó­mi­ca. Los con­ser­va­do­res ob­tu­vie­ron 3,5 mi­llo­nes de vo­tos me­nos con res­pec­to al 2012 y en la se­gun­da vuel­ta per­die­ron un cen­te­nar de dipu­tados, lo que re­cor­ta­rá su pre­su­pues­to en nue­ve mi­llo­nes de eu­ros. Al igual que los so­cia­lis­tas, cer­ca de la mi­tad del di­ne­ro que dis­po­nen pro­vie­ne de fon­dos pú­bli­cos.

El par­ti­do de Fra­nçois Fi­llon se ha vis­to ade­más im­pli­ca­do en va­rios es­cán­da­los de fi­nan­cia­ción ile­gal de las cam­pa­ñas pre­si­den­cia­les de Ni­co­las Sar­kozy. LR es­tá acu­sa­do de ma­qui­llar sus cuen­tas de la cam­pa­ña del 2012 pa­ra ocul­tar que so­bre­pa­só el fon­do de gas­to per­mi­ti­do en más de 20 mi­llo­nes de eu­ros y de re­ci­bir fi­nan­cia­ción de par­te de Moa­mar el Ga­da­fi en la del 2007. Se­gún do­cu­men­tos con­fi­den­cia­les des­cu­bier­tos por el dia­rio di­gi­tal Me­dia­part, el dic­ta­dor li­bio ha­bría in­yec­ta­do 50 mi­llo­nes de eu­ros en su cam­pa­ña, muy por en­ci­ma del lí­mi­te de 7.500 eu­ros que la ley fran­ce­sa es­ti­pu­la pa­ra las do­na­cio­nes pri­va­das.

MAL­VER­SA­CIÓN

Las in­ves­ti­ga­cio­nes ju­di­cia­les por frau­de tam­bién per­si­guen a la ex­tre­ma de­re­cha. La Jus­ti­cia ga­la tie­ne al Fren­te Na­cio­nal (FN) en el pun­to de mi­ra por mal­ver­sa­ción de fon­dos pú­bli­cos du­ran­te la cam­pa­ña del 2012 y por crear has­ta vein­te em­pleos fal­sos en el Par­la­men­to Eu­ro­peo. Con el au­ge de la ul­tra­de­re­cha, Ma­ri­ne Le Pen es­pe­ra­ba ha­cer una en­tra­da ma­si­va en la Asam­blea Na­cio­nal, pe­ro su éxi­to en las pre­si­den­cia­les no se tra­du­jo a las le­gis­la­ti­vas. La for­ma­ción perdió 583.000 vo­tos con res­pec­to al 2012 y se tu­vo que con­for­mar con ocho ac­tas de dipu­tado. De los 11 mi­llo­nes de eu­ros de su pre­su­pues­to en el 2012, cin­co pro­ve­nían de fon­dos pú­bli­cos. El FN arras­tra ade­más una deu­da des­de el 2007, cuan­do se es­tre­lló en las le­gis­la­ti­vas, tras las cua­les se vio obli­ga­do a ven­der su se­de en el Es­te pa­ri­sino a una uni­ver­si­dad chi­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.