VEN­DI­MIA, LA PA­GA EX­TRA DE MI­LES DE GA­LLE­GOS

CA­DA SEPTIEMBRE, MI­LES DE «FILLOS DE BREO­GÁN» EN­CUEN­TRAN BA­JO LAS VI­ÑAS DE LAS CIN­CO DENOMINACIONES DE ORI­GEN UNA PE­QUE­ÑA AYU­DA PARA TA­PAR AGU­JE­ROS, PAGARSE LOS ES­TU­DIOS O PROCURARSE AL­GÚN QUE OTRO CA­PRI­CHO. SE CAL­CU­LA QUE SE NE­CE­SI­TAN UNAS 20.000 MA­NOS P

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - M. Al­fon­so

Mar­ga es ma­ris­ca­do­ra. Ire­ne se de­di­ca a las ta­reas de lim­pie­za. Y Silvia va tra­ba­jan­do en lo que bue­na­men­te le sur­ge. Pe­ro en el mes de septiembre, las tres tie­nen des­de ha­ce años un des­tino co­mún: la ven­di­mia. La re­co­gi­da de uva se ha con­ver­ti­do en Ga­li­cia en una for­ma de ge­ne­rar in­gre­sos ex­tra para al­gu­nas fa­mi­lias. Amas de ca­sa, es­tu­dian­tes y pa­ra­dos de lar­ga du­ra­ción en­cuen­tran en el sec­tor vi­tí­co­la un em­pleo que les per­mi­te ali­viar sus eco­no­mías. «Hai un pou­co de to­do, den­de xen­te que es­tu­da e que­re ga­ñar un di­ñei­ro a xen­te que es­tá nou­tro tra­ba­llo», ex­pli­ca José Ma­nuel Ro­drí­guez, presidente del con­se­llo re­gu­la­dor de la Ri­bei­ra Sa­cra. En to­tal, un ven­di­mia­dor pue­de sa­car­se en­tre 600 y 1.000 eu­ros, de­pen­dien­do del tiem­po que tra­ba­je y de la la­bor a desem­pe­ñar.

¿Cuán­ta gen­te pue­den con­tra­tar las bo­de­gas ga­lle­gas en es­ta épo­ca? La pre­gun­ta tie­ne di­fí­cil res­pues­ta. En la Con­se­lle­ría de Tra­ba­llo in­for­man que se sue­len re­gis­trar una me­dia de en­tre 1.600 y 2.000 con­tra­tos de ven­di­mia­do­res, de­pen­dien­do de la co­se­cha. En los con­se­llos re­gu­la­do­res, en cam­bio, uti­li­zan una fór­mu­la que mul­ti­pli­ca por cin­co esas ci­fras. «Ca­da ven­di­mia­dor re­co­ge una me­dia de en­tre 300 y 400 ki­los de uva al día», ex­pli­ca Ramón Hui­do­bro, se­cre­ta­rio del con­se­llo re­gu­la­dor de Rías Bai­xas. Te­nien­do en cuen­ta que la co­se­cha de es­te año se es­ti­ma en el en­torno de los 37 mi­llo­nes y que ca­da jor­na­le­ro es­tá con­tra­ta­do una me­dia de quin­ce días, el re­sul­ta­do di­ce que ha­cen fal­ta seis mil per­so­nas para ven­di­miar el al­ba­ri­ño, cer­ca de diez mil en to­da Ga­li­cia si la co­se­cha es la mis­ma que el año pa­sa­do.

Pe­ro es­ta to­da­vía no es una can­ti­dad de­fi­ni­ti­va. «A me­ta­de son vi­ti­cul­to­res, a ou­tra me­ta­de con­tra­ta­dos», ex­pli­ca el presidente de Ri­bei­ra Sa­cra, lo que re­du­ce los jor­na­le­ros de es­ta de­no­mi­na­ción a me­dio mi­llar. «Apro­xi­ma­da­men­te, 3.000 hec­tá­reas son de vi­ti­cul­to­res pe­que­ños, que ven­di­mian ellos mis­mos», in­sis­ten en Rías Bai­xas. En el otro la­do de la ba­lan­za en­con­tra­mos que no so­lo son ven­di­mia­do­res lo que con­tra­ta el sec­tor en es­tas fe­chas. Ha­cen fal­ta mo­zos de al­ma­cén y per­so­nal para las bo­de­gas.

SIS­TE­MAS DE CON­TRA­TO

En la de­no­mi­na­ción de ori­gen del al­ba­ri­ño ha­ce tiem­po que las peo­na­das de la ven­di­mia es­tán en ma­nos de em­pre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral. «Muy po­cas se arries­gan a con­tra­tar di­rec­ta­men­te», aña­de Hui­do­bro. En las denominaciones ou­ren­sa­nas, en cam­bio, las al­tas las rea­li­zan las pro­pias bo­de­gas. «Nós pre­fe­ri­mos con­tra­tar di­rec­ta­men­te», ase­gu­ran en Vi­ña Meín, bo­de­ga de O Ri­bei­ro. «Con­tra­ta­mos por día ou co sa­la­rio pe­cha­do», aña­den en Cre­go e Mo­na­gui­llo, de Mon­te­rrei. Por­que to­do de­pen­de del mé­to­do de tra­ba­jo de la bo­de­ga. «Hay em­pre­sas que so­lo quie­ren re­co­ger to­do cuan­to an­tes me­jor, tra­ba­jan­do ocho o nue­ve ho­ras al día. Hay otras que se pa­san un mes de ven­di­mia, que so­lo tra­ba­jan por la ma­ña­na e in­clu­so pa­ran los fi­nes de se­ma­na», in­sis­te Hui­do­bro. Le dan la ra­zón en Vi­ña Meín, don­de echan de me­nos mano de obra cua­li­fi­ca­da. «Non é moi doa­do ato­par xen­te cua­li­fi­ca­da, con ex­pe­rien­cia», aña­den.

Tam­bién hay di­fe­ren­cia en los sa­la­rios. En Rías Bai­xas, por ejem­plo, las peo­na­das se pagan por ho­ra, en­tre seis y sie­te eu­ros. Te­nien­do en cuen­ta que las jor­na­das son de ocho ho­ras y que se tra­ba­jan unos quin­ce días, la me­dia que pue­de con­se­guir un ven­di­mia­dor es­tá en­tre los qui­nien­tos o seis­cien­tos eu­ros. Más

ga­nan los que son em­plea­dos en la bo­de­ga, para la re­cep­ción de la uva. Sus sa­la­rios son más al­tos y ha­cen más ho­ras, de ahí que el jor­nal pue­da lle­gar a los mil eu­ros por tem­po­ra­da. «Hay gen­te que em­pie­za ven­di­mian­do en O Con­da­do, don­de se ini­cian an­tes los tra­ba­jos, y cuan­do ter­mi­nan se sube a O Sal­nés o al Ulla», sos­tie­ne Hui­do­bro. Otra em­pie­za con las gran­des bo­de­gas y ter­mi­na co­la­bo­ran­do con los pe­que­ños vi­ti­cul­to­res. Tam­bién en Ri­bei­ra Sa­cra un ven­di­mia­dor se sa­ca en­tre 50 y 60 eu­ros por jor­na­da. «Pó­de­se pa­gar ata 90 ou 100 eu­ros aos que te­ñen que sa­car as cai­xas», ex­pli­ca José Ma­nuel Ro­drí­guez. En es­ta de­no­mi­na­ción hay que car­gar con la uva re­co­gi­da por los ban­ca­les, por­que has­ta ahí no lle­gan los trac­to­res. Y no es ta­rea sen­ci­lla. Así que los que se echan al hom­bro las ca­jas de vein­te ki­los tie­nen un suel­do su­pe­rior. «Mo­ver­se por esas pen­den­tes con un­ha cai­xa ás cos­tas é di­fí­cil», in­sis­te el presidente.

En to­do ca­so, la con­tra­ta­ción de per­so­nal tem­po­ral se­rá me­nor du­ran­te es­ta cam­pa­ña, pues las he­la­das y el gra­ni­zo han mer­ma­do las co­se­chas en las cua­tro denominaciones del in­te­rior. Aún así, mu­chos se­rán los ga­lle­gos que vol­ve­rán a re­ci­bir una pa­ga ex­tra en septiembre gra­cias a la re­co­gi­da de la uva.

JUAN. S. G

En Ga­li­cia se con­ta­bi­li­zan hoy 220.000 ti­tu­la­res de ex­plo­ta­cio­nes agrí­co­las en las qno es el ne­go­cio prin­ci­pal; mu­chos de ellos re­cu­rren es­tos días a per­so­nal ex­terno para com­ple­tar la ven­di­mia.

| MÓ­NI­CA IRAGO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.