CON­TRA­TO NO RES­PE­TA­DO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - AN­TO­NIO ARSENIO IGLE­SIAS VÁZ­QUEZ es so­cio de Ven­to Abo­ga­dos y Ase­so­res.

Fir­mé un con­tra­to el 6 de ju­nio, pa­ra em­pe­zar a tra­ba­jar el 1 de julio. Unos días an­tes me lla­ma­ron y me co­mu­ni­ca­ron que fi­nal­men­te no con­ta­ban con­mi­go. ¿Pue­do re­cla­mar al­go?

No po­dría exi­gir el cum­pli­mien­to del con­tra­to y tam­po­co es­ta­mos en pre­sen­cia de un des­pi­do, to­da vez que no ha lle­ga­do a na­cer la re­la­ción la­bo­ral. Lo que ca­bría es so­li­ci­tar una in­dem­ni­za­ción por da­ños y per­jui­cios, siem­pre que los ele­men­tos esen­cia­les del con­tra­to o pre­con­tra­to es­tu­vie­sen su­fi­cien­te­men­te de­ter­mi­na­dos. Ten­dría que acre­di­tar la exis­ten­cia de ese acuer­do, la reali­dad de la si­tua­ción que ha ge­ne­ra­do los da­ños, y la re­la­ción cau­sal en­tre el in­cum­pli­mien­to del con­tra­to y los da­ños pro­du­ci­dos.

Se con­si­de­ra que el in­cum­pli­mien­to del con­tra­to o pre­con­tra­to pue­de pro­du­cir efec­tos mu­cho más one­ro­sos que el in­cum­pli­mien­to del con­tra­to una vez ini­cia­da la re­la­ción la­bo­ral, en ca­sos en los que por ejem­plo, ha­ya mo­ti­va­do la pér­di­da de un em­pleo an­te­rior es­ta­ble an­te la pro­me­sa de un nue­vo con­tra­to, o tam­bién en ca­sos que pro­vo­que la des­pro­tec­ción por pér­di­da de la pres­ta­ción de des­em­pleo.

Los cri­te­rios que se tie­nen en cuen­ta pa­ra cuan­ti­fi­car la in­dem­ni­za­ción por da­ños y per­jui­cios son va­ria­dos, pe­ro los más ha­bi­tua­les son:

a) To­mar co­mo re­fe­ren­cia los sa­la­rios no per­ci­bi­dos por el po­ten­cial tra­ba­ja­dor. Que pue­den ser los que trans­cu­rrie­ron des­de que de­bió ser con­tra­ta­do has­ta el co­mien­zo de otro em­pleo.

b) Los da­ños reales. Ha­bría que acre­di­tar tan­to su reali­dad co­mo su cau­sa­li­dad, es de­cir, que traen cau­sa en el in­cum­pli­mien­to em­pre­sa­rial. Y com­pren­de­ría no so­lo los da­ños ma­te­ria­les, in­te­gra­dos por las pér­di­das su­fri­das al aban­do­nar un pues­to de tra­ba­jo fi­jo, co­mo las ga­nan­cias no ob­te­ni­das, sino tam­bién los mo­ra­les.

El Tri­bu­nal Su­pe­rior de Xus­ti­za de Ga­li­cia en un su­pues­to de in­cum­pli­mien­to de con­tra­to de un de­por­tis­ta pro­fe­sio­nal, tu­vo en con­si­de­ra­ción pa­ra de­ter­mi­nar los da­ños y per­jui­cios, su edad y su pro­yec­ción pro­fe­sio­nal, la du­ra­ción del con­tra­to pre­vis­to, las can­ti­da­des ha­bi­tua­les del mer­ca­do pro­fe­sio­nal, así co­mo las pri­mas que per­ci­ben, el im­por­te de los tras­pa­sos...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.