MIRAMAR MUE­VE DES­DE GA­LI­CIA A MÁS DE 8.000 CRUCERISTAS AL AÑO

La fir­ma ha re­ba­sa­do la ci­fra de 25.000 des­de que na­ció en el 2011 Tra­ba­ja pa­ra dar el sal­to en el 2018 al Reino Uni­do y a va­rios mer­ca­dos la­ti­noa­me­ri­ca­nos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­nuel Blan­co

En Es­pa­ña hay ca­si me­dio mi­llón. En el mun­do se dis­pa­ran has­ta los 27 mi­llo­nes. Una par­te del ju­go­so pas­tel de los cruceristas es­tá en ma­nos de una jo­ven em­pre­sa ga­lle­ga fo­ca­li­za­da en la ven­ta a tra­vés de In­ter­net: Miramar Cru­ce­ros. La so­cie­dad que Hu­go Igle­sias y Die­go Lei­ra Pan fun­da­ron en el 2011 en el vi­ve­ro de em­pre­sas de la CEL en Lu­go man­tie­ne sus ve­las des­ple­ga­das, hoy ple­na­men­te asen­ta­da en sus mo­der­nas ins­ta­la­cio­nes en A Co­ru­ña. La com­pa­ñía mo­ve­rá es­te año al­go más de 8.000 cruceristas (25.000 des­de su na­ci­mien­to), una ci­fra que cre­ce ex­po­nen­cial­men­te y que per­mi­ti­rá ce­rrar el 2017 con al­go más de cin­co mi­llo­nes de eu­ros en ven­tas.

Igle­sias se mues­tra sa­tis­fe­cho al ha­cer ba­lan­ce. «Va­mos a ce­rrar el ejer­ci­cio con un cre­ci­mien­to del 25 % en re­la­ción con el año pa­sa­do y he­mos cum­pli­do nues­tros ob­je­ti­vos tan­to cuan­ti­ta­ti­vos co­mo cua­li­ta­ti­vos, así que es­ta­mos sa­tis­fe­chos». Con una vein­te­na de per­so­nas en plan­ti­lla, Miramar se ha es­pe­cia­li­za­do en co­mer­cia­li­zar cru­ce­ros por In­ter­net en el mer­ca­do es­pa­ñol y el fran­cés, seg­men­tos am­bos en los que aún tie­ne re­co­rri­do. «No­so­tros —ex­pli­ca el so­cio de la fir­ma— mo­ve­mos 8.000 cruceristas, pe­ro so­lo en Es­pa­ña hay ca­si me­dio mi­llón. Y que com­pren por In­ter­net... Aho­ra es­ta­mos en el 18 % y la ten­den­cia apun­ta a que es­te ca­nal se­gui­rá cre­cien­do». En es­te sen­ti­do, afir­ma ro­tun­do que la ba­rre­ra pa­ra usar la Red co­mo vía de com­pra se ha des­mo­ro­na­do. «Al prin­ci­pio sí que te­nía­mos to­dos los días a al­guien que nos de­cía: ‘Uy es que In­ter­net’. Hoy eso lo pue­des es­cu­char una vez ca­da dos se­ma­nas», ar­gu­men­ta.

Un ejem­plo ilus­tra es­ta nue­va ten­den­cia. Miramar tie­ne hoy clien­tes que le com­pran «seis o sie­te cru­ce­ros al año. No son es­pe­cial­men­te ri­cos, sino que se tra­ta de per­so­nas que acu­mu­lan mu­chos días (per­so­nal sa­ni­ta­rio, po­li­cías...) y que aprovechan pa­ra ha­cer­se es­ca­pa­das. En es­tos mo­men­tos hay mu­cha com­pe­ten­cia en­tre las na­vie­ras y sur­gen mu­chas ofer­tas».

LA AFI­NI­DAD DEL IDIO­MA

Los pla­nes de la com­pa­ñía pa­ra el 2018 pa­san por con­so­li­dar el cre­ci­mien­to de es­tos años y po­ten­ciar la es­truc­tu­ra in­ter­na de la fir­ma, así co­mo por ex­plo­rar nue­vos mer­ca­dos. Reino Uni­do, con un enor­me atrac­ti­vo por sus dos mi­llo­nes de cruceristas, y los paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca, por la evi­den­te afi­ni­dad del idio­ma, fi­gu­ran en la ho­ja de ru­ta pa­ra el año que vie­ne, pe­ro el re­to no es en ab­so­lu­to menor.

Apa­re­ce en es­te ex­tre­mo la cla­ve de bó­ve­da del ne­go­cio de Miramar: el po­si­cio­na­mien­to. Y pa­ra des­em­bar­car en nue­vos mer­ca­dos, se ha de ha­cer un es­fuer­zo es­pe­cí­fi­co en ca­da país. «Es­to es lo que de­ter­mi­na el cre­ci­mien­to de la em­pre­sa —ex­pli­ca Hu­go Igle­sias—. Te­ne­mos una ma­sa crí­ti­ca en In­ter­net pa­ra ven­der nues­tro pro­duc­to, pe­ro pa­ra po­si­cio­nar­te tie­nes que in­ver­tir país por país y pa­ra eso ne­ce­si­tas ver­da­de­ros es­pe­cia­lis­tas en ca­da mer­ca­do lo­cal». La em­pre­sa ga­lle­ga tra­ba­ja en una co­la­bo­ra­ción con una em­pre­sa es­pe­cia­li­za­da en va­rios mer­ca­dos la­ti­noa­me­ri­ca­nos, una de sus pla­ta­for­mas na­tu­ra­les de cre­ci­mien­to.

El otro ob­je­ti­vo pa­ra el 2018 es con­so­li­dar la es­truc­tu­ra im­pul­sa­da des­de aque­llos co­mien­zos con cua­tro per­so­nas en el vi­ve­ro de em­pre­sas. Un equi­po que re­pre­sen­ta un he­cho di­fe­ren­cial, pues Miramar ofre­ce un tra­ta­mien­to per­so­na­li­za­do a sus clien­tes por me­dio de su red de co­mer­cia­les, a los que atien­de des­de sus ins­ta­la­cio­nes de A Co­ru­ña, el se­cre­to se­gu­ra­men­te que les ha per­mi­ti­do fi­de­li­zar a ese po­ten­te con­tin­gen­te de cruceristas. «No­so­tros apos­ta­mos por un mo­de­lo de ne­go­cio que cie­rre la ven­ta de for­ma per­so­na­li­za­da. Ven­ta on­li­ne pe­ro con un com­po­nen­te hu­mano. Es­to re­pre­sen­ta un va­lor aña­di­do im­por­tan­te», ar­gu­ye. Igle­sias es­bo­za ade­más una son­ri­sa al afir­mar que, des­de que Miramar em­pe­zó su ac­ti­vi­dad, ha cons­ta­ta­do un cre­ci­mien­to de cruceristas ga­lle­gos a los que dan ser­vi­cio, to­da una sa­tis­fac­ción pa­ra dos em­pren­de­do­res que siem­pre cre­ye­ron que el puer­to ba­se de es­ta aven­tu­ra de­bía es­tar al oes­te del te­lón de gre­los.

| MAR­COS MÍGUEZ

Miramar Cru­ce­ros cuen­ta hoy en día con una plan­ti­lla de una vein­te­na de per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.