LA ECO­NO­MÍA CRE­CE, EL EM­PLEO LANGUIDECE

La co­mu­ni­dad de­ja atrás un año que ha ser­vi­do pa­ra con­so­li­dar la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca, pe­ro tie­ne an­te sí enor­mes desafíos pa­ra co­rre­gir des­equi­li­brios in­ter­nos y ga­nar com­pe­ti­ti­vi­dad

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­rio Be­ra­men­di

GA­LI­CIA AFRONTA EL 2018 CON UN RE­TO INNEGOCIABLE: TRAS­LA­DAR AL MER­CA­DO LA­BO­RAL EL CRE­CI­MIEN­TO SOSTENIDO DU­RAN­TE OCHO TRIMESTRES, UNA CO­YUN­TU­RA FA­VO­RA­BLE QUE HA PER­MI­TI­DO CON­SO­LI­DAR LA RE­CU­PE­RA­CIÓN ECO­NÓ­MI­CA. EN OPI­NIÓN DE LOS EX­PER­TOS, CREAR EM­PLEO DE CA­LI­DAD ES LA GRAN ASIG­NA­TU­RA PEN­DIEN­TE. LAS OTRAS, CO­RRE­GIR DES­EQUI­LI­BRIOS IN­TER­NOS Y GA­NAR COM­PE­TI­TI­VI­DAD

Son ya ocho trimestres con­se­cu­ti­vos en los que la ta­sa de va­ria­ción in­ter­anual del PIB es igual o su­pe­rior al 3 %. El 2017 ha ser­vi­do pa­ra cer­ti­fi­car la con­so­li­da­ción de la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca, pe­ro un aná­li­sis más por­me­no­ri­za­do de la reali­dad eco­nó­mi­ca nos ofre­ce una lec­tu­ra me­nos op­ti­mis­ta y co­lo­ca en­ci­ma de la me­sa enor­mes re­tos. El prin­ci­pal y más preo­cu­pan­te es del mer­ca­do de tra­ba­jo, mar­ca­do por la ta­sa de tem­po­ra­li­dad, el pa­ro de lar­ga du­ra­ción y, so­bre to­do, por las di­fi­cul­ta­des que tie­ne la eco­no­mía pa­ra ge­ne­rar em­pleo.

A di­fe­ren­cia de lo que su­ce­de con la evo­lu­ción de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, don­de sí se han re­cu­pe­ra­do ya los ni­ve­les pre­cri­sis, no pue­de de­cir­se lo mis­mo del mer­ca­do de tra­ba­jo. La po­bla­ción ac­ti­va de las per­so­nas de 25 a 35 años se en­cuen­tra 35,3 pun­tos por de­ba­jo de lo es­ti­ma­do en el se­gun­do tri­mes­tre del 2008. Es­to tie­ne que ver con la emi­gra­ción de los jó­ve­nes, an­te la fal­ta de opor­tu­ni­da­des, y tam­bién con el pro­ble­ma de­mo­grá­fi­co: la fal­ta de na­ci­mien­tos que per­mi­ten ga­ran­ti­zar los re­le­vos en las cohor­tes de edad. He aquí dos desafíos pa­ra la eco­no­mía ga­lle­ga en el cor­to pla­zo: am­pliar el ta­ma­ño de su es­truc­tu­ra em­pre­sa­rial pa­ra ajus­tar la ofer­ta a la de­man­da de em­pleo y, en cier­ta for­ma, con­te­ner el éxo­do de jó­ve­nes.

Si se com­pa­ra el 2008 con el mo­men­to ac­tual, la po­bla­ción ocu­pa­da en Ga­li­cia es­tá 10,8 pun­tos por de­ba­jo, tal y co­mo re­cuer­da el Fo­ro Eco­nó­mi­co de Ga­li­cia (FEG) en su úl­ti­mo in­for­me de co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca. El im­pac­to de la cri­sis de­mo­grá­fi­ca, vi­si­ble en el des­plo­me de los ac­ti­vos, tie­ne un efec­to po­si­ti­vo so­bre la ta­sa de pa­ro, más ba­ja en Ga­li­cia que en el res­to de Es­pa­ser ña. Si tu­vié­ra­mos la ci­fra de ac­ti­vos de otras co­mu­ni­da­des, Ga­li­cia ten­dría que es­tar crean­do mu­cho más tra­ba­jo pa­ra man­te­ner la ta­sa de des­em­pleo ac­tual.

El pa­nel de ex­per­tos con­sul­ta­dos, con li­ge­ras va­ria­cio­nes de ma­tiz, coin­ci­de en el diag­nós­ti­co: Ga­li­cia, co­mo to­das las au­to­no­mías con se­rios pro­ble­mas de­mo­grá­fi­cos, se ha ubi­ca­do en una ten­den­cia de cre­ci­mien­to acep­ta­ble, pe­ro con un menor di­na­mis­mo que el res­to de Es­pa­ña. Aun­que mues­tra ci­fras de cre­ci­mien­to que en oca­sio­nes es­tán en ni­ve­les si­mi­la­res a las del res­to de Es­pa­ña, no de­be ol­vi­dar­se que es a cau­sa del sec­tor ex­por­ta­dor. Y al no in­ten­si­vo en mano de obra, no es ca­paz de ge­ne­rar el mis­mo ni­vel de em­pleo que se crea en el res­to del Es­ta­do, tal y co­mo re­cuer­da el pro­fe­sor Ve­nan­cio Sal­ci­nes.

Al­gu­nos de los prin­ci­pa­les re­tos a los que se en­fren­ta la eco­no­mía ga­lle­ga en es­te 2018 no son nue­vos, pe­ro tal vez la cri­sis los ha evi­den­cia­do de una for­ma más no­ta­ble. «Con­vie­ne te­ner­los muy pre­sen­tes por­que de su evo­lu­ción de­pen­de­rá la del con­jun­to de la eco­no­mía ga­lle­ga: se tra­ta de la de­mo­gra­fía, el ta­ma­ño de las em­pre­sas y la mo­vi­li­za­ción de tie­rras», sos­tie­ne el pro­fe­sor Pa­tri­cio Sánchez. De ca­ra al año en­tran­te, las pers­pec­ti­vas no son ma­las. Pe­ro los ex­per­tos sos­tie­nen que hay que con­ti­nuar con las re­for­mas pa­ra con­so­li­dar un cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co más in­clu­si­vo. El pa­nel de ex­per­tos apues­ta por la me­jo­ra de los sa­la­rios sin que ello su­pon­ga da­ñar la com­pe­ti­ti­vi­dad de las em­pre­sas. Y ad­vier­ten de la ne­ce­si­dad de in­tro­du­cir cam­bios en una Ga­li­cia que es so­cial­men­te ca­da vez más de­sigual, don­de los es­tra­tos de ren­ta más al­tos es­tán ca­da vez le­jos de los más ba­jos.

En la par­te bue­na es­tá el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, la me­jo­ra de la ocu­pa­ción, pe­ro en al­gu­nas ra­mas in­dus­tria­les, co­mo la automoción, se han en­cen­di­do las lu­ces ro­jas. Si en lo po­si­ti­vo hu­bie­ra que ele­gir un sec­tor eco­nó­mi­co, ha­bría que des­ta­car al na­val, que vuel­ve a li­de­rar la in­dus­tria en Es­pa­ña y se co­lo­ca en­tre las re­gio­nes de Eu­ro­pa. «Con to­do, no po­de­mos de­jar de re­sal­tar tres som­bras: el de­cli­ve de­mo­grá­fi­co, el im­pac­to de los in­cen­dios y, so­bre to­do, la re­for­ma del sis­te­ma ban­ca­rio ga­lle­go con la com­pra del Po­pu­lar: ha­brá que ver si se re­sien­te y có­mo que­da en el fu­tu­ro el múscu­lo fi­nan­cie­ro ga­lle­go», sos­tie­ne Jo­sé Fran­cis­co Armesto, eco­no­mis­ta.

JUAN. S. G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.