Bri­llo des­de Mé­xi­co

La di­se­ña­do­ra de jo­yas Ol­ga Prieto cam­bió Ga­li­cia por el país az­te­ca. Lo hi­zo por amor, el mis­mo que aho­ra sien­te por sus pie­zas ar­te­sa­nas. Por Can­tal Ce­ña

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Creadores - www.ol­ga­prie­to.es

Nos fui­mos a vi­vir a Mé­xi­co por el tra­ba­jo de mi ma­ri­do. El país me im­pac­tó por su his­to­ria, su cul­tu­ra, sus tra­di­cio­nes... Y me des­per­tó una cu­rio­si­dad enor­me su ar­te­sa­nía, por el tra­ba­jo he­cho a mano que aún se man­tie­ne vi­vo”, re­cuer­da. “Conocí a un ar­te­sano al que le en­car­ga­ba jo­yas pa­ra mí y pron­to des­cu­brí que que­ría com­par­tir esa pa­sión y con­ver­tir­la en un ne­go­cio”. Así fue co­mo cam­bió la far­ma­cia por las jo­yas. Ca­si 15 años des­pués de su lle­ga­da al país az­te­ca, Ol­ga Prieto es una fir­ma de jo­ye­ría con pre­sen­cia en Eu­ro­pa, Es­ta­dos Uni­dos, Asia... y, por su­pues­to, Mé­xi­co y España.

Alea­ción per­fec­ta

Sus pie­zas se ha­cen en un pe­que­ño ta­ller en Mé­xi­co D.F. Allí, tres ar­te­sa­nos tra­ba­jan a mano el la­tón, una alea­ción de co­bre y zinc que es la ba­se de to­das sus crea­cio­nes. Se tra­ba­ja con fue­go, a gol­pe de mar­ti­llo. “El la­tón me en­can­ta. Se ha uti­li­za­do des­de la Prehis­to­ria por­que es muy dúc­til y tie­ne un co­lor ama­ri­llo muy in­ten­so, pa­re­ci­do al oro”, cuen­ta Ol­ga. Su im­pli­ca­ción con el tra­ba­jo es ab­so­lu­ta. “Cuan­do em­pren­des, se em­plean to­das las ho­ras del mun­do. Me en­can­ta­ría de­cir que so­lo di­se­ño y po­so pa­ra la fo­to, pe­ro ha­go de to­do, des­de los pe­di­dos has­ta la con­ta­bi­li­dad. Y, por su­pues­to, es­tar al pie del ca­ñón en el ta­ller. Mi pun­to de par­ti­da son siem­pre las pie­dras (la agua­ma­ri­na es mi fa­vo­ri­ta) y de ca­da una de ellas se desa­rro­lla la jo­ya”, re­co­no­ce. ¿Sus di­se­ños si­guen las mo­das? “To­das las crea­cio­nes ne­ce­si­tan re­fle­jar el es­pí­ri­tu de los tiem­pos, pe­ro sin su­cum­bir a las ten­den­cias. Rei­vin­di­co el va­lor de lo úni­co y que sean pie­zas he­chas a mano ha­ce que nun­ca ha­ya una igual a otra”. Pa­ra ella, ade­más, las jo­yas es­tán re­la­cio­na­das con la es­cul­tu­ra y la de­co­ra­ción. “Al­gu­nas las ten­go pues­tas en ca­sa, por­que las co­sas hay que te­ner­las a la vis­ta pa­ra usar­las”.

El pun­to de par­ti­da de ca­da pie­za, rea­li­za­da en la­tón, es la pie­dra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.