Plán­ta­le ca­ra a las MANCHAS

La pri­me­ra me­di­da pa­ra evi­tar­las es la pro­tec­ción. Pe­ro si ya no es­tás a tiem­po, tie­nes mé­to­dos efi­ca­ces pa­ra com­ba­tir­las, des­de cos­mé­ti­cos has­ta tra­ta­mien­tos. Por C. Uran­ga

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza -

Es­te es el mo­men­to. Pri­me­ro, por­que tie­nes que ac­tuar con­tra esas zo­nas os­cu­re­ci­das en tu piel que ame­na­zan con con­ver­tir­se en per­ma­nen­tes. Se­gun­do, por­que el oto­ño es la me­jor épo­ca pa­ra ini­ciar tra­ta­mien­tos in­ten­si­vos que reac­cio­nan con la luz, ya que la po­ten­cia de los ra­yos so­la­res es mu­cho me­nor. Y ter­ce­ro, por­que si no ac­túas ya, te uni­rás a ese 90% de mu­je­res mayores de 50 años que, se­gún un es­tu­dio de Pie­rre Fa­bré, pa­de­ce pro­ble­mas de hi­per­pig­men­ta­ción.

LOS DESASTRES DEL VE­RANO

Da igual que ha­ble­mos de pe­cas, de lén­ti­gos, de me­las­mas o de mar­cas de ac­né. To­das ellas son manchas de di­fe­ren­tes ti­pos y to­das em­peo­ran mu­chí­si­mo tras la tem­po­ra­da de pla­ya. Por­que, aun­que mu­chas no es­tén cau­sa­das di­rec­ta­men­te por el sol (los me­las­mas apa­re­cen por ra­zo­nes hor­mo­na­les, co­mo el embarazo o la to­ma de an­ti­con­cep­ti­vos, y las mar­cas de ac­né, por el pro­ce­so post-in­fla­ma­to­rio y vas­cu­lar que se ac­ti­va con la agre­sión cu­tá­nea que su­po­nen gra­nos y es­pi­ni­llas), la exposición al as­tro rey du­ran­te el ve­rano ac­ti­va los me­la­no­ci­tos en zo­nas don­de ya hay una acu­mu­la­ción pre­via. Y aho­ra que el bron­cea­do ha des­apa­re­ci­do, la man­cha es lo úni­co que per­ma­ne­ce. ¿Lo ma­lo? Te van a acom­pa­ñar du­ran­te mu­cho tiem­po si no les po­nes freno. Em­pie­za la lu­cha ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.