JO­YAS CON ÉTI­CA

Pio­ne­ros en su apo­yo al Fes­ti­val de Can­nes, Cho­pard se com­pro­me­te aho­ra con el oro 100% éti­co y de­fi­ne el ca­mino pa­ra la al­ta jo­ye­ría sos­te­ni­ble.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario - Por ANA SAN­TOS

Ca­ro­li­ne Scheu­fle (Pforz­heim, Ale­ma­nia, 1961) siem­pre su­po que su vi­da es­ta­ría li­ga­da a Cho­pard, la mar­ca sui­za de re­lo­je­ría que ad­qui­rie­ron sus pa­dres po­co des­pués de que ella na­cie­ra. Cuan­do era una ado­les­cen­te, ya se atre­vía a di­bu­jar al­gu­nas pie­zas y a los 24 años fir­mó el di­se­ño de Happy Clown, un col­gan­te en for­ma de pa­ya­so con las pier­nas ar­ti­cu­la­das y la tri­pa lle­na de ge­mas y dia­man­tes mó­vi­les que su­pu­so el na­ci­mien­to de la jo­ye­ría Cho­pard, has­ta en­ton­ces cé­le­bre por sus re­lo­jes. Con el tiem­po, se im­pon­dría co­mo un sím­bo­lo de la ca­sa. Así que no tu­vo que pa­sar mu­cho tiem­po pa­ra que ella y su her­mano Karl-frie­drich fue­ran nom­bra­dos co­pre­si­den­tes de la fir­ma fa­mi­liar y la con­vir­tie­ran en un re­fe­ren­te del lu­jo, con 160 bou­ti­ques y 1.600 pun­tos de ven­ta re­par­ti­dos por to­do el pla­ne­ta. Pe­ro aho­ra Cho­pard es no­ti­cia por­que aca­ba de anun­ciar que, a par­tir de mes de ju­lio, la fir­ma so­lo uti­li­za­rá oro 100% éti­co. Es de­cir, ad­qui­ri­do a pro­vee­do­res cu­ya res­pon­sa­bi­li­dad en ma­te­ria me­dioam­bien­tal y so­cial es­té for­mal­men­te con­tras­ta­da. Con­cre­ta­men­te, ha de ser ex­traí­do de las pe­que­ñas mi­nas que for­man par­te de la SBGA (Aso­cia­ción Sui­za de Oro Res­pon­sa­ble) o de aque­llas que cuen­tan con el se­llo de ga­ran­tía Fair­mi­ned y Fair­tra­de. “La sos­te­ni­bi­li­dad, la res­pon­sa­bi­li­dad y la éti­ca siem­pre han si­do va­lo­res fun­da­men­ta­les en Cho­pard, y el uso de oro éti­co su­po­ne la cul­mi­na­ción de nues­tra fi­lo­so­fía pa­ra me­jo­rar la vi­da de las per­so­nas que ha­cen po­si­ble nues­tro ne­go­cio. Al ha­cer­lo, nos ga­ran­ti­za­mos de que los mi­ne­ros ar­te­sa­na­les tra­ba­jen en con­di­cio­nes se­gu­ras”, ex­pli­ca Ca­ro­li­ne. Cho­pard dio los pri­me­ros pa­sos de es­te ca­mino en 2013. Creó, jun­to a la aso­cia­ción Eco-age, li­de­ra­da por Li­via Firth y la ONG de la mi­ne­ría sud­ame­ri­ca­na ARM, El via­je ha­cia el lu­jo sos­te­ni­ble, un am­bi­cio­so pro­yec­to en­fo­ca­do a cam­biar las

“Hoy los jó­ve­nes quie­ren sa­ber CÓ­MO se ob­tie­ne la ma­te­ria pri­ma”, ase­gu­ra Ca­ro­li­ne.

prác­ti­cas y las con­di­cio­nes de vi­da en un sec­tor siem­pre ba­jo sos­pe­cha co­mo el de la mi­ne­ría. “Des­pués de va­rios años de tra­ba­jo, más de 1.000 fa­mi­lias se be­ne­fi­cian de las me­di­das so­cia­les, am­bien­ta­les y de for­ma­ción crea­das pa­ra ayu­dar­las a me­jo­rar su pro­duc­ti­vi­dad de ma­ne­ra sos­te­ni­ble. Es­ta­mos muy or­gu­llo­sos de lo que he­mos lo­gra­do por­que, aun­que no es un via­je fá­cil, es el co­rrec­to. Co­mo sue­lo de­cir: “¡Roma no se hi­zo en un día!”, re­co­no­ce Ca­ro­li­ne. Cho­pard ha to­ma­do la de­lan­te­ra en es­te ca­mino, pe­ro, co­mo aven­tu­ra su co­pre­si­den­ta, es­ta­mos an­te una ten­den­cia que aca­ba­rá im­po­nién­do­se en la al­ta jo­ye­ría. “Du­ran­te las úl­ti­mas dé­ca­das, he­mos no­ta­do que las ge­ne­ra­cio­nes más jó­ve­nes son más sen­si­bles en es­te te­rreno y desean sa­ber de dón­de pro­vie­nen las ma­te­rias pri­mas que he­mos uti­li­za­do y có­mo se han ob­te­ni­do. Creo que es un cam­bio muy po­si­ti­vo y es­toy con­ven­ci­da de que los clien­tes lo tie­nen en cuen­ta a la ho­ra de ele­gir una jo­ya”, afir­ma. Es­ta lu­cha por la sos­te­ni­bi­li­dad se ha su­ma­do a otras cau­sas, en el cam­po de la me­di­ci­na, la eco­lo­gía o la cul­tu­ra, con las que Cho­pard co­la­bo­ra ac­ti­va­men­te des­de ha­ce dé­ca­das. En­tre ellas, la Fun­da­ción Jo­sep Ca­rre­ras con­tra la leu­ce­mia, la Fun­da­ción El­ton John con­tra el si­da o la Fun­da­ción Happy Hearts, crea­da por la mo­de­lo Pe­tra Nem­co­va tras so­bre­vi­vir al tsu­na­mi que aso­ló Tai­lan­dia en 2004. “Es­toy muy agra­de­ci­da con la vi­da y creo que es im­por­tan­te de­vol­ver­lo ayu­dan­do a los me­nos afor­tu­na­dos. Es­te prin­ci­pio siem­pre ha si­do una prio­ri­dad pa­ra mi fa­mi­lia y por eso nos in­vo­lu­cra­mos con mu­chas ini­cia­ti­vas so­li­da­rias”, ase­gu­ra.

Des­lum­brar en la al­fom­bra ro­ja

Pe­ro Cho­pard es si­nó­ni­mo de lu­jo y, ade­más de la solidaridad, tam­bién hay es­pa­cio pa­ra el gla­mour. Su es­tre­cha re­la­ción con el Fes­ti­val de Can­nes vie­ne de le­jos y na­die quie­re per­der­se la fies­ta que or­ga­ni­za la fir­ma de al­ta jo­ye­ría du­ran­te el cer­ta­men. La co­la­bo­ra­ción en­tre el fes­ti­val y Cho­pard sur­gió en 1997. “Siem­pre me ha apa­sio­na­do el ci­ne. Es­tá­ba­mos a pun­to de abrir una bou­ti­que en la Croi­set­te y qui­se co­no­cer al en­ton­ces di­rec­tor del Fes­ti­val, Pierre Viot, pa­ra ha­cer al­go jun­tos. Me pro­pu­so re­di­se­ñar la Pal­ma de Oro. Des­pués crea­mos el Tro­feo Cho­pard, que pre­mia a pro­me­te­do­res in­tér­pre­tes, y ador­na­mos a gran­des ac­to­res y ac­tri­ces pa­ra su pa­seo por la al­fom­bra ro­ja”. ¿Y có­mo en­ca­ra Cho­pard el fu­tu­ro? “Es­pe­ra­mos se­guir li­de­ran­do el ca­mino del lu­jo sos­te­ni­ble. Nues­tro re­to más in­me­dia­to es el abas­te­ci­mien­to res­pon­sa­ble de otras ma­te­rias pri­mas, co­mo las pie­dras de co­lo­res”. Co­mo di­rec­to­ra crea­ti­va, ade­más de co­pre­si­den­ta, Ca­ro­li­ne Scheu­fle apro­ve­cha sus via­jes de ne­go­cios pa­ra ins­pi­rar­se y po­ner a prue­ba sus lí­mi­tes co­mo di­se­ña­do­ra. “Co­noz­co a mu­chas mu­je­res con es­ti­los di­fe­ren­tes que me ins­pi­ran, pe­ro tam­bién lo ha­cen la na­tu­ra­le­za o las flo­res. A ve­ces, to­do co­mien­za con una pe­que­ña y sen­ci­lla idea”. O

Ca­ro­li­ne Scheu­fle, co­pre­si­den­ta de Cho­pard, con Ju­lian­ne Moo­re, em­ba­ja­do­ra de la fir­ma. En la otra pá­gi­na, tres di­se­ños de la co­lec­ción Green Car­pet, en oro éti­co blan­co, es­me­ral­das y dia­man­tes. De­ba­jo, re­loj Happy Palm de oro ama­ri­llo (con la pal­ma...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.