Go­ya To­le­do + Em­ma Lus­tres

ELLAS BAILAN SO­LAS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Protagonistas -

Re­cién ate­rri­za­da de Los Án­ge­les la una y di­rec­ta de su Co­ru­ña na­tal la otra, lo­gra­mos cua­drar agen­das y re­unir a dos ami­gas muy es­pe­cia­les del mun­do del ce­lu­loi­de. Em­ma Lus­tres –co­pro­pie­ta­ria de Va­ca Films y pro­duc­to­ra de gran­des tí­tu­los del ci­ne es­pa­ñol co­mo Cel­da 211– se sien­ta jun­to a la ac­triz Go­ya To­le­do en la cafetería del Ho­tel Only You Bar­qui­llo pa­ra des­ve­lar­nos su má­gi­ca re­la­ción. Com­pa­ñe­ris­mo, cer­ca­nía, ad­mi­ra­ción mu­tua y una só­li­da amis­tad fi­gu­ran en el guion de es­ta his­to­ria.

Em­ma Lus­tres. A no­so­tras nos unió la pri­me­ra pe­lí­cu­la que pro­du­je en el año 2004, Som­ne. Nos co­no­ci­mos allí y ya me enamo­ré de ella, por­que Go­ya es una per­so­na ex­cep­cio­nal. Nos hi­ci­mos su­per­ami­gas. Es­tu­vi­mos jun­tas to­do el ro­da­je, la pro­mo­ción, el lan­za­mien­to y a par­tir de ahí ya per­ma­ne­ci­mos siem­pre en con­tac­to; pe­ro du­ran­te va­rios años nos he­mos vis­to muy po­co.

Go­ya To­le­do. Y de re­pen­te vol­vi­mos a coin­ci­dir con El des­co­no­ci­do y fue co­mo si no hu­bie­ra pa­sa­do el tiem­po. Cuan­do ella es­tá ro­dan­do se in­vo­lu­cra en ca­da de­ta­lle, es­tá pen­dien­te de to­dos y ha­blá­ba­mos mu­cho. Yo es­ta­ba fue­ra de ca­sa y fue tan ca­ri­ño­sa que nues­tra amis­tad se for­jó de una ma­ne­ra muy fá­cil. E. L. Co­mo di­ce Go­ya, me im­pli­co mu­cho en ca­da pro­yec­to y una de las co­sas que más me gus­tan en los ro­da­jes es cui­dar de los ac­to­res. Es fun­da­men­tal. Ellos son los que se ex­po­nen, pa­ra lo bueno y pa­ra lo ma­lo. A ve­ces hay cier­tos pre­jui­cios y al res­to del equi­po le da re­pa­ro acer­car­se o sen­tar­se a ha­blar con ellos. Pe­ro a mí me gus­ta que se sien­tan que­ri­dos y pro­te­gi­dos.

G. T. Tras el ro­da­je de El des­co­no­ci­do hi­cis­te una fies­ta de dis­fra­ces que fue una ma­ra­vi­lla. Ha­bía 40 ami­gos tu­yos y pu­sie­ron un ví­deo que ha­bías he­cho. Una pe­lí­cu­la ma­ra­vi­llo­sa en la que veías la evo­lu­ción de to­da la gen­te que es­ta­ba allí. Tam­bién nos re­cuer­do en al­gu­na fies­ta bai­lan­do, y a la gen­te mi­rán­do­nos co­mo di­cien­do: “¿Es­tas dos qué ha­cen?”. Y no­so­tras, dis­fru­tan­do [Ri­sas].

E. L. Es que si al­go te­ne­mos en co­mún, ade­más de ser muy sin­ce­ras y que­rer apren­der, es que nos gus­ta pa­sar­lo bien y no te­ne­mos ver­güen­za.

“Nos vol­vi­mos a en­con­trar y fue co­mo si no hu­bie­ra pa­sa­do el tiem­po”. Go­ya To­le­do, ac­triz.

G. T. Yo qui­zás soy me­nos ver­gon­zo­sa cuan­do es­toy con ella... [Ri­sas]

E. L. Esa fal­ta de pu­dor tie­ne que ver, en el fon­do, con la seguridad en una mis­ma y con la edad. Lo veía ayer mis­mo, con la ni­ña de un ro­da­je… ¡Con 10 años hay tan­tas co­sas que te dan ver­güen­za! G. T. Y, ade­más, en esa eta­pa tie­nes to­da­vía mil com­ple­jos. ¡Có­mo he­mos cam­bia­do!

E. L. Esa es una de las co­sas bo­ni­tas de cum­plir años, que te con­vier­tes en una per­so­na más se­gu­ra y más tran­qui­la. Real­men­te, le das im­por­tan­cia a las co­sas que lo me­re­cen y no a las ton­te­rías. G. T. Ha­ce dos años que vi­vo en Los Án­ge­les y, al prin­ci­pio, te­nía la sen­sa­ción de que me equi­vo­ca­ba­sin pa­rar por­que to­do es di­fe­ren­te. Lle­gó un mo­men­to en el que me di­je: “Ten­go que apren­der to­do de nue­vo, pe­ro sin te­mor a equi­vo­car­me”. Con los años he apren­di­do a dar­me más li­ber­tad y per­do­nar­me. A de­cir: “No pa­sa na­da”. Por ejem­plo, al­go que quie­ro ha­cer, si la vi­da me da la opor­tu­ni­dad o con­si­go que ocu­rra, es di­ri­gir.

E. L. Es cu­rio­so, por­que va­rios co­la­bo­ra­do­res me han di­cho al­gu­na vez: “Tú vas a di­ri­gir…”.

G. T. Yo ya lo ha­bía pen­sa­do, por­que te in­vo­lu­cras a fon­do y tie­nes muy buen ojo. De­be­rías pro­bar­lo al­gún día.

E. L. Ad­mi­ro mu­cho el tra­ba­jo de los di­rec­to­res y me pa­re­ce apa­sio­nan­te, pe­ro creo que ellos siem­pre lo ha­cen me­jor. Mi pa­re­ja, que es so­cio en Va­ca Films, siem­pre me di­ce que ten­go que di­ri­gir, pe­ro creo que mi vi­sión ya es­tá en las pe­lí­cu­las que pro­duz­co.

G. T. Es­toy re­cor­dan­do aho­ra en có­mo lo pa­sa­mos jun­tas en Ve­ne­cia, en la pre­miè­re de El des­co­no­ci­do. Fue tan emo­cio­nan­te. La gen­te llo­ró en el pa­se de la pe­lí­cu­la. Ten­go ga­nas de que ven­gas a Lan­za­ro­te, mi is­la, y es­te­mos jun­tas de nue­vo.

E. L. To­da­vía nos que­da mu­cho que com­par­tir.

“¿Al­go en co­mún? Nos gus­ta pa­sar­lo bien y no te­ne­mos ver­güen­za”. Em­ma Lus­tres, pro­duc­to­ra.

Go­ya To­le­do lle­va ca­mi­se­ta, pan­ta­lón over­si­ze y bla­zer, to­do de Em­po­rio Ar­ma­ni. Los za­pa­tos son de Ur­su­la Mas­ca­ró. Em­ma Lus­tres lle­va ves­ti­do mi­di de The 2ND Skin Co y za­pa­tos, de Úr­su­la Mas­ca­ró.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.