La marcha nór­di­ca se po­ne de moda

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Muévete - TEX­TO: PA­BLO GÓ­MEZ FO­TOS: MERCE ARES

SALUD, TU­RIS­MO, COM­PE­TI­CIÓN... to­do tie­ne ca­bi­da en una de las mo­da­li­da­des de­por­ti­vas emer­gen­tes y con ma­yo­res be­ne­fi­cios te­ra­péu­ti­cos. Dos bas­to­nes es­pe­cí­fi­cos, una téc­ni­ca de­pu­ra­da pe­ro sen­ci­lla de apren­der, y a prac­ti­car el «nor­dic walking». La ex­pan­sión es­tá sien­do abru­ma­do­ra y Ga­li­cia es pio­ne­ra.

Ga­li­cia vuel­ve a ser pio­ne­ra en Es­pa­ña con su in­clu­sión ha­ce ape­nas un mes en el ca­len­da­rio com­pe­ti­ti­vo de la emer­gen­te mo­da­li­dad de­por­ti­va de la marcha nór­di­ca. Sin em­bar­go, es­te de­por­te que con­sis­te en ca­mi­nar me­dian­te una téc­ni­ca de­ter­mi­na­da con bas­to­nes es­pe­cí­fi­cos va mu­cho más allá, por sus be­ne­fi­cios pa­ra salud co­mo ac­ti­vi­dad fí­si­ca ap­ta pa­ra to­dos los pú­bli­cos, con un 30 % más de gas­to ener­gé­ti­co que la marcha con­ven­cio­nal y con me­nor sen­sa­ción de es­fuer­zo res­pec­to a otras ac­ti­vi­da­des con si­mi­lar gas­to ener­gé­ti­co (co­mo el jog­ging).

Sus adep­tos no se can­san de ver­sar sus ex­ce­len­cias: fa­ci­li­ta la cir­cu­la­ción sis­té­mi­ca y el dre­na­je lin­fá­ti­co, for­ta­le­ce y to­ni­fi­ca mus­cu­lar­men­te las ex­tre­mi­da­des op­ti­mi­zan­do el re­torno ve­no­so, me­jo­ra la coor­di­na­ción y el equi­li­brio, ac­ti­va los múscu­los del pe­cho, es­pal­da y ab­do­men, con­tri­bu­ye al au­to­alar­ga­mien­to de la columna y me­jo­ra la pos­tu­ra cor­po­ral com­par­tien­do con­cep­tos de Pi­la­tes. To­do, con un ba­jo ries­go de le­sio­nes. La marcha nór­di­ca pue­de prac­ti­car­se en ni­ve­les de ocio, salud, fit­ness, co­mo com­ple­men­to a otro de­por­te, aven­tu­ra y tu­rís­ti­co.

En Ga­li­cia

La marcha nór­di­ca irrum­pe en Ga­li­cia en el año 2010 por me­dio de pu­bli­ca­cio­nes de In­ves­ti­ga­ción y Edu­ca­ción en la Uni­ver­si­dad de Vi­go, Fa­cul­tad de Cien­cias de la Ac­ti­vi­dad Fí­si­ca y el De­por­te (que si­gue apos­tan­do por es­ta mo­da­li­dad de­por­ti­va), y se tras­la­da a la ca­lle des­de el año 2012, aun­que ate­rri­zó en Es­pa­ña al me­nos un lus­tro an­tes. Des­de el año 2016, es­tá ads­cri­ta a la Fe­de­ra­ción Ga­lle­ga de Mon­ta­ñis­mo, lo que im­pul­só la crea­ción de clu­bes, mo­men­to en el que se en­cuen­tra ac­tual­men­te.

En es­ta di­ná­mi­ca de ex­pan­sión, A Coruña aco­gió a prin­ci­pios de mar­zo la pri­me­ra prue­ba com­pe­ti­ti­va pun­tua­ble pa­ra el rán­king de Es­pa­ña de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Deportes de Mon­ta­ña y Es­ca­la­da (FEDME). La ver­tien­te com­pe­ti­ti­va fe­de­ra­da no obs­tru­ye la flui­dez con la que se pro­pa­ga en­tre los ga­lle­gos a ni­vel de ocio y salud. En to­tal, el nú­me­ro de prac­ti­can­tes de­be ir ca­mino del me­dio mi­llar en to­da la co­mu­ni­dad ga­lai­ca.

«La sen­sa­ción de im­pul­so y mi­ra­da al frente, co­mo re­sul­ta­do de la eje­cu­ción téc­ni­ca, nos apor­ta una ac­ti­tud po­si­ti­va y ale­gre. Sien­tes to­do el cuer­po ac­ti­vo con la men­te cen­tra­da en lo que es­tás ha­cien­do, vi­vien­do el mo­men­to pre­sen­te. Des­de el pri­mer día es po­si­ble apre­ciar par­te de los be­ne­fi­cios que apor­ta», ar­gu­men­ta Ri­car­do An­guei­ra, uno de los im­pul­so­res de la ac­ti­vi­dad en Ga­li­cia, fun­da­dor de www.mar­cha­nor­dica­gali­cia.com, li­cen­cia­do en Cien­cias da Ac­ti­vi­da­de Fí­si­ca e do De­por­te y Más­ter Es­pe­cia­lis­ta Uni­ver­si­ta­rio de Marcha Nór­di­ca, ade­más de pro­fe­sio­nal in­de­pen­dien­te y au­tó­no­mo.

Des­ta­ca tam­bién que en la ac­tua­li­dad, la marcha nór­di­ca se ex­tien­de gra­cias a los ta­lle­res de ini­cia­ción (a ve­ces por re­co­men­da­ción de fi­sio­te­ra­peu­tas y mé­di­cos), sa­li­das y ru­tas or­ga­ni­za­das (co­mo las que se or­ga­ni­za ca­da mes Marcha Nór­di­ca Ga­li­cia) y la la­bor de di­fu­sión. «Es­ta­mos an­te una ac­ti­vi­dad en cre­ci­mien­to, ca­da año se pu­bli­can más es­tu­dios cien­tí­fi­cos ava­lan­do la marcha nór­di­ca co­mo una ac­ti­vi­dad fí­si­ca sa­lu­da­ble al al­can­ce de la gran ma­yo­ría de la po­bla­ción. Ade­más, creo que la Fe­de­ra­ción Ga­lle­ga de Mon­ta­ñis­mo va a ju­gar un pa­pel im­por­tan­te en la di­fu­sión y pro­mo­ción de la ac­ti­vi­dad ya que apues­ta por ins­tau­rar la ver­tien­te com­pe­ti­ti­va en Ga­li­cia», in­sis­te An­guei­ra.

El fu­tu­ro

Ilu­sión es la palabra que es­tá en bo­ca de to­dos los prac­ti­can­tes de marcha nór­di­ca en Ga­li­cia. «Tie­ne un gran po­ten­cial, es ap­ta pa­ra la gran ma­yo­ría, in­tere­san­te pa­ra mu­chas pa­to­lo­gías, fá­cil de prac­ti­car, ase­qui­ble y pa­ra to­da la vi­da», re­su­me ta­jan­te Ri­car­do An­guei­ra.

«Es por ello que el fu­tu­ro es muy pro­me­te­dor. Que los pro­fe­sio­na­les de la salud co­mo fi­sio­te­ra­peu­tas, os­teó­pa­tas, car­dió­lo­gos y on­có­lo­gos se in­tere­sen por la ac­ti­vi­dad es un in­di­ca­ti­vo im­por­tan­te», ad­vier­te ufano.

Tu­ris­mo y com­pe­ti­ción son otras de las dos ver­tien­tes de la marcha nór­di­ca lla­ma­das a ser los pi­la­res de es­ta mo­da­li­dad emer­gen­te. Las sa­li­das men­sua­les «Co­no­ce Ga­li­cia con un par de bas­to­nes» desa­rro­lla­das en sen­de­ros ap­tos pa­ra es­ta ac­ti­vi­dad son una ex­ce­len­te pri­me­ra to­ma de con­tac­to con la marcha nór­di­ca en ma­ra­vi­llo­sos en­cla­ves y en­tor­nos.

«En tan so­lo po­cos años ha­brá un par de bas­to­nes de Marcha Nór­di­ca en ca­da ho­gar de Ga­li­cia. Qui­zás pa­rez­ca de­ma­sia­do pre­ten­cio­so, pe­ro es­ta­mos en el buen ca­mino», con­clu­ye Ri­car­do An­guei­ra.

Es el ca­mino que se ini­ció ha­ce ape­nas unas se­ma­nas en la pla­za del Obra­doi­ro en Santiago con la pre­sen­cia de de­por­tis­tas y afi­cio­na­dos pro­ce­den­tes de Vi­go, Mo­rra­zo, Bar­ban­za, Santiago, Ou­ren­se, A Coruña, No­ya y Pa­drón, que per­ma­ne­cían tra­ba­jan­do pa­ra es­ta dis­ci­pli­na en Ga­li­cia y se de­ci­die­ron a im­pul­sar­la has­ta el pun­to de or­ga­ni­zar la pri­me­ra com­pe­ti­ción ofi­cial y apun­tar ha­cia un ho­ri­zon­te pro­me­te­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.