Es­ta co­pa te va a sen­tar muy bien

ES ECO­NÓ­MI­CA, có­mo­da, eco­ló­gi­ca, y di­cen quie­nes la prue­ban que so­lo tie­ne ven­ta­jas pa­ra la sa­lud. La co­pa mens­trual, el sus­ti­tu­to eco­ló­gi­co de com­pre­sas y tam­po­nes, ya es la op­ción ele­gi­da por mi­les de mu­je­res que han di­cho adiós al gas­to y las mo­les­tias

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Salud - TEX­TO: MAR­TA OTE­RO

Se co­lo­ca fá­cil­men­te y se ha con­ver­ti­do en una re­vo­lu­ción en­tre las mu­je­res, so­bre to­do las más jó­ve­nes, que han vis­to en es­te sis­te­ma una for­ma de aho­rrar y, al mis­mo tiem­po, de ser más cohe­ren­tes con su preo­cu­pa­ción por el fu­tu­ro del pla­ne­ta. Y es que, co­mo ex­pli­can de la em­pre­sa Iri­sa­na, quie­nes la prue­ban des­cu­bren que to­das son ven­ta­jas. «La co­pa mens­trual es el sus­ti­tu­to eco­ló­gi­co de com­pre­sas y tam­po­nes. No al­te­ra el ph va­gi­nal y ayu­da a que nues­tra flora bac­te­ria­na na­tu­ral nos pro­te­ja de agre­sio­nes ex­ter­nas, irri­ta­cio­nes alér­gi­cas, mo­les­tias, pi­co­res, se­que­dad, etc...». Es­ta op­ción, ca­da vez ele­gi­da por más mu­je­res, es un mé­to­do de re­co­gi­da, no ab­sor­be, por eso «nos per­mi­te te­ner­la co­lo­ca­da más tiem­po que una com­pre­sa o tam­pón, y de una ma­ne­ra que es mu­cho más hi­gié­ni­ca, aun­que no lo pa­rez­ca, por­que el flu­jo no es­tá en con­tac­to con las pa­re­des va­gi­na­les», ex­pli­ca.

Los avan­ces

La co­pa mens­trual es un in­ven­to que sur­gió a fi­na­les del si­glo XIX, pe­ro que en su mo­men­to no fue ade­lan­te por­que no exis­tían los ma­te­ria­les ade­cua­dos. Aho­ra, la in­ves­ti­ga­ción ha en­con­tra­do op­cio­nes co­mo la si­li­co­na pla­tino, que uti­li­za la Iris­cup y es «la úl­ti­ma ge­ne­ra­ción en si­li­co­nas mé­di­cas». Es com­ple­ta­men­te iner­te y no li­be­ra nin­gún tipo de re­si­duo ni in­ter­vie­ne pa­ra na­da en el me­dio en el que es­tá. «Es el ma­te­rial más se­gu­ro que pue­des uti­li­zar » . Ade­más, la Iris­cup es­tá cer­ti­fi­ca­da con la ISO 10993 de bio­com­pa­ti­bil­dad, «lo que quie­re de­cir que no pro­du­ce sen­si­bi­li­za­ción alér­gi­ca, irri­ta­ción de la mu­co­sa va­gi­nal, ni es ci­to­tó­xi­ca». Es una si­li­co­na muy fle­xi­ble, sua­ve, muy fá­cil de in­ser­tar y de sa­car y com­ple­ta­men­te er­go­nó­mi­ca.

Ade­más de las ven­ta­jas eco­nó­mi­cas y eco­ló­gi­cas, los ex­per­tos co­mien­zan ya a sub­ra­yar las vir­tu­des de es­te mé­to­do en re­la­ción con la sa­lud. Es­te mé­to­do, ade­más, re­sul­ta más có­mo­do pa­ra prac­ti­car de­por­tes, in­clu­so acuá­ti­cos, ya que no se em­pa­pa.

Has­ta 12 ho­ras

Si la com­pa­ra­mos con los mé­to­dos tra­cio­na­les, la co­pa mens­trual pue­de aguan­tar has­ta cua­tro ho­ras más que los pri­me­ros, y se pue­de lle­var pues­ta has­ta un má­xi­mo de 12 ho­ras. Des­pués de ese pe­rio­do es re­co­men­da­ble la­var­la y vol­ver a in­tro­du­cir­la. «Pa­ra hi­gie­ni­zar­la, se re­co­mien­da her­vir­la el pri­mer día, an­tes de po­nér­te­la, y el úl­ti­mo, pa­ra guar­dar­la lim­pia pa­ra el mes si­guien­te. En el día a día, con agua y ja­bon­ci­to neu­tro es más que su­fi­cien­te». Des­de Iri­sa­na se de­di­can tam­bién a la for­ma­ción y han cons­ta­ta­do que es­te nue­vo sis­te­ma es ca­da vez más co­no­ci­do, «pe­ro hay un por­cen­ta­je am­plio de la po­bla­ción que no sa­be lo que es, y esa fal­ta de in­for­ma­ción ge­ne­ra mu­cho ta­bú. Mu­chas chi­cas pien­san que va a ser in­có­mo­do y di­fí­cil de cam­biar, pe­ro la gen­te que la prue­ba ya no la de­ja de usar. Te das cuen­ta de que es más hi­gié­ni­co y ca­da vez más pro­fe­sio­na­les de la sa­lud lo re­co­mien­dan co­mo un mé­to­do na­tu­ral y más acor­de con nues­tro ph y nues­tro cuer­po».

Ca­da vez más pro­fe­sio­na­les de la sa­lud la re­co­mien­dan co­mo un mé­to­do más acor­de con nues­tro cuer­po»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.