Ai­ta­na por la tar­de, Mar­ga por la no­che

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - SINPARAR - PABLO PORTABALES

Es la pre­gun­ta de es­ta épo­ca del año. ¿Cuán­do te co­ges vacaciones? Es más un re­cur­so pa­ra ha­blar de al­go que otra co­sa. Por­que real­men­te al ca­bo de unas ho­ras ya na­die se acuer­da de la con­tes­ta­ción y, además, qué in­te­rés tie­ne sa­ber cuán­do al­guien va a dis­fru­tar de unos días de des­can­so. Tan can­si­na es la pre­gun­ta co­mo al­gu­nas res­pues­tas. Hay gen­te que te cuen­ta to­dos los de­ta­lles del ve­ra­neo fa­mi­liar co­mo si lle­va­se to­do el año es­pe­ran­do a que al­guien se in­tere­sa­se por sus pla­nes. Afor­tu­na­da­men­te no es así to­do el mun­do. Por ejem­plo, la ac­triz Lucía Re­guei­ro es más con­ci­sa. «Es­toy desean­do que lle­guen. Me voy a co­ger tres se­ma­nas de vacaciones pa­ra que mi do­ble per­so­na­li­dad vuel­va a ser una», co­men­ta son­rien­te. Y es que es­ta pre­sen­ta­do­ra e in­tér­pre­te ga­lle­ga, que por cier­to hoy es­tá de cum­plea­ños, pue­de pre­su­mir de es­tar pre­sen­te en dos se­ries di­fe­ren­tes en la ac­tual pa­rri­lla te­le­vi­si­va. Es Ai­ta­na por la tar­de y Mar­ga por la no­che.

PA­SIÓN POR EL TRA­BA­JO

La pri­me­ra, Ai­ta­na Te­rol, es su per­so­na­je en Amar es pa­ra siem­pre, que emi­te en ho­ra­rio de tar­de An­te­na 3. Es la se­cue­la del Amar en tiem­pos re­vuel­tos de TVE. El pa­sa­do 30 de ma­yo fue la pri­me­ra apa­ri­ción de Lucía. «Es una en­fer­me­ra que apa­re­ce pa­ra des­en­mas­ca­rar al per­so­na­je de Toni Can­tó. En prin­ci­pio soy bue­na, pe­ro va a ha­ber mu­chas sor­pre­sas. Ca­pí­tu­lo a ca­pí­tu­lo el per­so­na­je va al­can­zan­do más pe­so en la re­so­lu­ción de las tra­mas fi­na­les», ade­lan­ta. Y los do­min­gos por la no­che cam­bia, en lu­gar de en­fer­me­ra es la sar­gen­to Mar­ga Nei­ra en la se­rie de Voz Au­dio­vi­sual Se­rra­mou­ra que emi­te la TVG. «No se pa­re­cen en na­da, bueno, en una co­sa sí, son muy apa­sio­na­das de su pro­fe­sión. Sien­ten pa­sión por el tra­ba­jo», des­ta­ca en el ra­to que en­cuen­tra pa­ra char­lar en su apre­ta­da agen­da. «Es- toy con­ten­ta. Es una oportunidad que ha­bía que co­ger. Lo que su­ce­de es que coin­ci­die­ron las dos gra­ba­cio­nes y me es­toy vol­vien­do lo­ca. Sien­to, de ver­dad, una do­ble per­so­na­li­dad». La se­rie na­cio­nal, en la que apa­re­ce en cer­ca de 70 ca­pí­tu­los, po­dría abrir­le más puer­tas, pe­ro lo tie­ne cla­ro: «Mi ob­je­ti­vo no es tras­la­dar­me. Mi ba­se de ope­ra­cio­nes es Ga­li­cia y creo que de­be­ría­mos va­lo­rar más el tra­ba­jo que se ha­ce aquí», re­fle­xio­na Lucía, Ai­ta­na por las tar­des, Mar­ga por las no­ches.

NO­CHE M

Otro de los te­mas re­cu­rren­tes de conversación, además de los des­ti­nos va­ca­cio­na­les, es la del­ga­dez. Por­que a al­guien que no ves ha­ce tiem­po no le di­ces «¡ca­ray, co­mo en­gor­das­te!». Bueno, yo no lo di­go, pe­ro co­noz­co gen­te que es ca­paz de ha­cer­lo. Es más ha­bi­tual co­men­tar: «¡Ca­ray, qué del­ga­do te veo!», una fra­se con la que nun­ca que­das mal a no ser que la au­sen­cia de ki­los sea por en­fer­me­dad. El fin de se­ma­na pa­sa­do acu­dí a la fies­ta No­che M or­ga­ni­za­da por los res­pon­sa­bles de la Fin­ca Mon­tes­quei­ro, un es­ta­ble­ci­mien­to pa­ra ce­le­bra­cio­nes y even­tos si­tua­do a las afue­ras de A Co­ru­ña y que es un re­fe­ren­te na­cio­nal en su sec­tor. Sim­ple­men­te, una ma­ra­vi­lla. A la en­tra­da me en­con­tré con su pro­pie­ta­rio, al que no veía des­de el ju­nio pa­sa­do y le es­pe­té la su­so­di­cha fra­se. «Ba­jé quin­ce ki­los. Ha­go mu­cho ejer­ci­cio y cui­do la ali­men­ta­ción», me co­men­tó. Co­mo la no­che acom­pa­ñó, el cóc­tel lo sir­vie­ron en los im­pe­ca­bles jar­di­nes de la ins­ta­la­ción con un ba­ta­llón de ca­ma­re­ros que re­ga­la­ron a los in­vi­ta­dos, co­mo nú­me­ro es­pe­cial fin de fies­ta, un bai­le-per­for­man­ce muy di­ver­ti­do. Me to­mé el pri­mer mo­ji­to del ve­rano y me fui pa­ra ca­sa un po­co arre­pen­ti­do pen­san­do en que me gus­ta­ría lu­cir el ti­pi­to del due­ño del es­ta­ble­ci­mien­to o el de Lucía Re­guei­ro, tan­to por la tar­de co­mo por la no­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.