“La cla­ve es po­ner­le man­te­ca de va­ca” L

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - SABORES -

os que co­no­cen bien Ribeira sa­ben que hay que pa­rar en A Ma­ri­co­la pa­ra to­mar un buen ros­cón. Es otra tradición que vie­ne de le­jos, por­que la bi­sa­bue­la de An­drés Fer­nán­dez, que aho­ra lle­va el ne­go­cio jun­to a su her­ma­na Gem­ma (en la ima­gen) y su her­mano Jo­sé Ra­món, ya se en­car­ga­ba de ela­bo­rar­los. En ho­nor a esa bi­sa­bue­la María, Ma­ri­co­la pa­ra los ín­ti­mos, se nom­bró es­te ne­go­cio que la ma­dre de An­drés, Jo­si, pu­so en mar­cha. Él cree que lo que le da su sa­bor es­pe­cial, su to­que má­gi­co, es la man­te­ca de va­ca y no la de cer­do. «Hay que apos­tar por la ca­li­dad, y la man­te­ca de cer­do pa­ra que te ha­gas una idea vale 2 eu­ros el ki­lo, y la de va­ca, unos 7 u 8 eu­ros». La re­ce­ta de A Ma­ri­co­la se dis­tin­gue, ade­más, por­que no sue­len po­ner­le nin­gu­na sor­pre­sa. «De­ci­di­mos no usar la de ce­rá­mi­ca por­que pue­de rom­per al­gún dien­te, y no se pue­de usar el plás­ti­co, así que no­so­tros ele­gi­mos cen­trar­nos en una bue­na ma­sa». En A Ma­ri­co­la pue­den des­pa­char en el día de Re­yes unos 500 o 600 ros­co­nes, pe­ro la re­ce­ta a prio­ri no di­fie­re mu­cho de la de cual­quier otro: tam­bién lle­va hue­vos, azú­car, sal, ha­ri­na, la man­te­ca de va­ca que con­fie­sa y anís. «Hay quien pre­fie­re po­ner­le unas go­tas de azahar», avi­sa. La bi­sa­bue­la de An­drés era una ex­per­ta re­pos­te­ra que en aque­llos años tra­ba­jó en dis­tin­tas ca­sas co­mo cria­da, pe­ro una vez que se ca­só em­pe­zó a ha­cer dul­ces pa­ra dis­tin­tas fies­tas, po­co a po­co el bo­ca a bo­ca fue fun­cio­nan­do y sus pas­te­les aca­ba­ron co­gien­do tan­ta fa­ma que a día de hoy sus re­ce­tas si­guen sien­do sa­bo­rea­das, co­mo es­te de­li­cio­so ros­cón. An­drés cuen­ta que ellos los ha­cen de dis­tin­tos ta­ma­ños y dis­tin­tos ti­pos, co­mo se ve en la foto, pe­ro el de na­ta, es ver­dad que ha ido co­gien­do fuer­za en los úl­ti­mos años. «A mí me gus­tan to­dos, qué voy a de­cir, me gus­ta desa­yu­nar­los ese día cuan­do lle­go al obrador, pe­ro tam­bién me­ren­dar­los. Aho­ra es ver­dad que el de na­ta se ha pues­to más de mo­da, y a mí me gus­ta más con na­ta y sin mu­chas fru­tas», se­ña­la.

En A Ma­ri­co­la ese día pue­de ha­ber tres per­so­nas des­pa­chan­do y tie­nen que ha­cer tur­nos pa­ra que el horno no pa­re y es­té siem­pre fun­cio­nan­do. «Nues­tro ros­cón clá­si­co, el que más ven­de­mos, da pa­ra que co­man unas diez per­so­nas», apun­ta. Así que so­lo es cues­tión de re­par­tir­se, ¿quién quiere el tro­zo más gran­de?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.