ABUE­LOS VIA­JE­ROS

TIE­NEN AÑOS Y KI­LÓ­ME­TROS A SUS ES­PAL­DAS, una con­di­ción que les per­mi­te ex­ten­der sus alas y ate­rri­zar en cual­quier lu­gar del mun­do. Tie­nen sed de nue­vos des­ti­nos, quie­ren em­pa­par­se de sus ca­lles y sen­tir­se li­bres. Ellos sí que vue­lan al­to

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA -

ELLOS TIE­NEN AÑOS Y MU­CHOS

KI­LÓ­ME­TROS A SUS ES­PAL­DAS

TEX­TO: MA­RÍA VIDAL una pri­me­ra to­ma de con­tac­to. No pla­ni­fi­ca en ex­ce­so sus sa­li­das, lle­va un plan de via­je mí­ni­mo, pre­fie­re de­jar­se lle­var, y des­cu­brir so­bre la mar­cha. «Ca­si siem­pre via­jo so­lo, e in­du­da­ble­men­te co­no­ces a mu­cha más gen­te, por­que cuan­do vas con al­guien, el círcu­lo se ci­ñe a ti y a tu acom­pa­ñan­te, pe­ro so­lo te ves for­za­do, y a mí es que tam­bién me gus­ta con­tac­tar con la gen­te del lu­gar», ex­pli­ca Fer­nan­do. A Is­lan­dia se atre­vió a ir de cám­ping, pe­ro el res­to de los des­ti­nos sue­le op­tar por alo­ja­mien­tos lo­ca­les, ya que así los an­fi­trio­nes le ayu­dan a mo­ver­se y a co­no­cer gen­te. «Me que­da es­ta in­for­ma­ción mu­cho más que la de las guías, que tam­bién ayu­dan, pe­ro la de la gen­te siem­pre es mu­cho más in­tere­san­te y más au­tén­ti­ca», apun­ta.

le gus­tó via­jar, so­lo que su fo­bia a los avio­nes fue un hán­di­cap a la ho­ra de mar­car dis­tan­cias. Fer­nan­do Mo­rán (A Co­ru­ña, 1949), un ac­tor ga­lle­go al que mu­chos ya ha­brán re­co­no­ci­do, via­ja­ba «has­ta don­de lle­ga­ba el co­che». Fran­cia, Ita­lia, Por­tu­gal, Es­pa­ña y por su­pues­to Ga­li­cia fue­ron sus prin­ci­pa­les des­ti­nos has­ta ha­ce cua­tro años. «Ten­go una ami­ga que es psi­coa­na­lis­ta y me con­ven­ció pa­ra ir a te­ra­pia, y es­tan­do en ese pro­ce­so me lla­ma­ron pa­ra ha­cer una pe­lí­cu­la en Mé­xi­co, y no po­día no ir», se­ña­la Fer­nan­do, que apro­ve­chó su es­tan­cia al otro la­do del char­co pa­ra es­ca­par­se a Ca­li­for­nia. Es­ta «te­ra­pia de cho­que» le pu­so el mun­do a sus pies. Is­lan­dia, Re­pú­bli­ca Che­ca, Ale­ma­nia, Hun­gría... y en unos días Ma­rrue­cos. No es que va­ya fe­liz por las nu­bes, pe­ro re­co­no­ce que no tie­ne nin­gún pro­ble­ma, de he­cho ha te­ni­do que tran­qui­li­zar a al­guien que va más ner­vio­so.

Se de­fi­ne co­mo abue­lo mo­chi­le­ro. Cum­ple las dos con­di­cio­nes. La de mo­chi­le­ro, ade­más, en el sen­ti­do li­te­ral y es­pi­ri­tual. «Yo soy muy afi­cio­na­do a la fo­to­gra­fía y pue­do an­dar con una mo­chi­la con­si­de­ra­ble. A ve­ces son 20 ki­los a las es­pal­das pa­tean­do por la ciu­dad que to­que», ex­pli­ca Fer­nan­do. Pe­ro lo de mo­chi­le­ro tam­bién lo sien­te. «Me gus­ta an­dar li­bre­men­te, per­der­me por las ciu­da­des, re­nun­ciar un po­qui­to al con­fort, me in­tere­sa más em­pa­par­me del si­tio que la co­mo­di­dad de un ho­tel», apun­ta.

Es de su­mer­gir­se en las ciu­da­des, lle­gue a la ho­ra que lle­gue le gus­ta pi­sar as­fal­to pa­ra es­ta­ble­cer

DES­TI­NOS PEN­DIEN­TES Es un apa­sio­na­do de la fo­to­gra­fía, pe­ro no le van mu­cho los «au­to­rre­tra­tos» así que es di­fí­cil ver­lo en al­gu­na de sus ins­tan­tá­neas. Sin em­bar­go, al­guno tie­ne, por­que siem­pre hay al­guien que lo ve so­lo y se pres­ta a ha­cer­le una fo­to, y por no de­cir que no, se co­lo­ca de­lan­te del ob­je­ti­vo. «Ten­go mu­chas ga­nas de vi­si­tar el nor­te de No­rue­ga, el cen­tro y el sur de Áfri­ca, Su­da­mé­ri­ca, aun­que ya es­tu­ve en Mé­xi­co, pe­ro me gus­ta­ría ir a Perú... Son tan­tos, ¡que no me va a dar tiem­po! A ver, va uno te­nien­do li­mi­ta­cio­nes, de mo­men­to no, pe­ro soy cons­cien­te de que fí­si­ca­men­te no es­tá uno...», di­ce Fer­nan­do, que con­fie­sa que a ve­ces se re­sien­te al fi­nal del día de la es­pal­da. Son mu­chas ho­ras de pie y ade­más, «tie­ne un pro­ble­ma», que le gus­ta apro­ve­char un po­qui­to de la no­che, y co­mo hay que ma­dru­gar to­ca dor­mir po­co. Que apro­ve­che es­tos días an­tes de vo­lar ha­cia Ma­rrue­cos.

FER­NAN­DO MO­RÁN

A CO­RU­ÑA Soy abue­lo y mo­chi­le­ro. Me gus­ta an­dar li­bre­men­te, per­der­me por las ciu­da­des, re­nun­ciar un po­qui­to al con­fort”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.