En dos ho­ras co­ci­na pa­ra to­da la se­ma­na

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - CURIOSO - TEX­TO: MA­RÍA VIDAL FO­TO: M. MORALEJO

90 MI­NU­TOS SON MÁS QUE SU­FI­CIEN­TES pa­ra pre­pa­rar 5 pla­tos prin­ci­pa­les, 2 acom­pa­ña­mien­tos y 1 biz­co­cho. So­lo hay que apli­car el “batch co­oking”, una téc­ni­ca que per­mi­te co­ci­nar en lo­te y que es­tá arra­san­do

No te pon­gas ex­cu­sas, la fal­ta de tiem­po no es la cul­pa­ble de que aca­bes co­mien­do pre­co­ci­na­dos o dos ta­pas en cual­quier bar. Ya no. Con que dis­pon­gas de ho­ra y me­dia a la se­ma­na pue­des lle­var una die­ta más que sa­lu­da­ble. Es lo que se co­no­ce co­mo ha­cer batch co­oking, un tér­mino an­glo­sa­jón, que se lle­va co­ci­nan­do una tem­po­ra­da, y que con­sis­te en pre­pa­rar co­mi­da en lo­te. Va­mos, que si el do­min­go, que es el día que se su­po­ne que tie­nes más tiem­po li­bre, te po­nes el de­lan­tal un par de ho­ri­tas, pue­des con­se­guir (sin de­ma­sia­do es­fuer­zo ni com­pli­ca­ción, que tam­bién es im­por­tan­te) cin­co pla­tos prin­ci­pa­les, dos acom­pa­ña­mien­tos y ¡has­ta un biz­co­cho! Ade­más de ha­ber­te da­do cuen­ta de lo que te lías cuan­do te po­nes en plan co­ci­ni­llas, ha­brás caí­do que con es­tos manjares tie­nes pa­ra to­da la se­ma­na, pa­ra lle­gar, ca­len­tar y sen­tar­te a la me­sa.

«Ya so­lo por ser he­cho en ca­sa va a ser mu­chí­si­mo más sano que lo com­pra­do en un su­per­mer­ca­do», ex­pli­ca Patricia Me­nén­dez, au­to­ra del blog Me­dio li­món, que fue quien im­par­tió el ta­ller de

batch co­oking que se ce­le­bró ha­ce unos días en La Tien­da de Paz en Vi­go. Ella es par­ti­da­ria de la co­ci­na ve­ge­tal, pe­ro la téc­ni­ca se pue­de apli­car igual­men­te si no eres ve­gano, aun­que es cier­to que a la ho­ra de pre­pa­rar ali­men­tos con unos días de an­te­la­ción, «las ver­du­ras y le­gum­bres son los idea­les», apun­ta Na­ta­lia Al­bino, nu­tri­cio­nis­ta y alum­na. Es­ta ex­per­ta va­lo­ra el po­der ofre­cer a sus pa­cien­tes ideas prác­ti­cas pa­ra que pue­dan lle­var a ca­bo las pau­tas que les da. «Es un sis­te­ma muy bueno, yo la prac­ti­co de vez en cuan­do. Si los ali­men­tos es­tán bien con­ser­va­dos no pier­den los nu­trien­tes, de he­cho, la ma­yo­ría se pier­den en la coc­ción», se­ña­la.

AHO­RRO ECO­NÓ­MI­CO

Pa­ra que es­to sal­ga ro­da­do hay tres co­sas que de­bes te­ner en cuen­ta. Pen­sar de an­te­mano el me­nú, echar un vis­ta­zo a la des­pen­sa y apun­tar los in­gre­dien­tes que te fal­tan. «En un mes pue­des no ha­cer nin­gu­na re­ce­ta igual o ca­da quin­ce días el mis­mo plan. Eso de­pen­de, a no­so­tros nos gus­ta cam­biar. Por ejem­plo, con las le­gum­bres, un día po­de­mos ha­cer len­te­jas ro­jas, a la se­ma­na si­guien­te, un gui­so de gar­ban­zos, ca­la­ba­za y es­pi­na­cas, y a la si­guien­te alu­bias blan­cas, y a la otra len­te­jas de to­da la vi­da», ex­pli­ca Patricia, que se po­ne ma­nos a la obra los do­min­gos a pri­me­ra ho­ra. «Po­de­mos ha­cer un dahl de len­te­jas ro­jas, un pla­to hin­dú, que iría acom­pa­ña­do de arroz in­te­gral; unas al­bón­di­gas de be­ren­je­na con una sal­sa de to­ma­te al horno; mi­jo pa­ra ha­cer ham­bur­gue­sas; unos fa­la­fe­les (una es­pe­cie de cro­que­tas); unas ver­du­ras asa­das pa­ra acom­pa­ñar o en el mo­men­to ma­ri­nar un to­fu, que son tres mi­nu­tos. Pa­ra te­ner al­go dul­ce que lle­var al tra­ba­jo o de me­rien­da ha­ría­mos unas ba­rri­tas ener­gé­ti­cas, que so­lo ne­ce­si­tan fri­go­rí­fi­co», de­ta­lla Patricia, que de­ja en el ai­re el uso de una va­po­re­ra pa­ra al mis­mo tiem­po po­der ha­cer un ter­cer acom­pa­ña­mien­to.

El re­sul­ta­do: seis o sie­te pla­tos que ob­via­men­te hay que com­bi­nar. «Las ham­bur­gue­sas se pue­den to­mar uno o dos días, una vez al pla­to y otra con pan, por ejem­plo. Y las len­te­jas tam­bién se pue­den re­pe­tir, o si me so­bran pue­do ha­cer un pu­ré, aña­dien­do le­che de co­co. Hay que ju­gar un po­co», ex­pli­ca Patricia, que des­ta­ca el aho­rro de es­ta téc­ni­ca. «Siem­pre va a ser más ba­ra­to un pa­que­te de gar­ban­zos que dos piz­zas».

So­lo que­da guar­dar, eso sí, en un tá­per al va­cío (ya que du­ran has­ta 10 días) y den­tro de «un buen fri­go­rí­fi­co, si no el miér­co­les ya no vas a te­ner batch co­oking», di­ce la pro­fe­so­ra del ta­ller, que re­co­mien­da con­ser­var los pla­tos por se­pa­ra­do pa­ra po­der com­bi­nar so­bre lo que nos ape­tez­ca en el mo­men­to, el fa­la­fel con en­sa­la­da, con arroz o con pan. Lo que sea pe­ro sano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.