Ta­pian por orden ju­di­cial y con gran des­plie­gue de la po­li­cía un edi­fi­cio oku­pa­do en San­tia­go

El go­bierno lo­cal de­fien­de a los oku­pas y ex­pe­dien­ta a los due­ños

La Voz de Galicia (Deza) - - Galicia - XURXO MEL­CHOR

El com­pos­te­lano ba­rrio de la Al­ga­lia ama­ne­ció ayer con la pre­sen­cia de un fuer­te dis­po­si­ti­vo po­li­cial. Su mi­sión era ha­cer cum­plir la orden del Juz­ga­do de Ins­truc­ción número 2 de San­tia­go por la que se de­cre­tó el des­alo­jo y ta­pia­do de una casa ocu­pa­da des­de ha­ce tres años por la agru­pa­ción Es­car­nio e Mal­di­zer.

Has­ta cua­tro do­ta­cio­nes de la Uni­dad de In­ter­ven­ción Po­li­cial (UIP) acu­die­ron a las ocho de la ma­ña­na al in­mue­ble, en el número 11 de la ca­lle Al­ga­lia de Arri­ba, pa­ra pro­te­ger a los obre­ros a los que los pro­pie­ta­rios del edi­fi­cio ha­bían en­car­ga­do el ta­pia­do de las puer­tas y ven­ta­nas pa­ra evi­tar que vol­vie­ran los oku­pas.

No fue ne­ce­sa­rio el des­alo­jo, por­que cuan­do lle­ga­ron los agen­tes el edi­fi­cio estaba com­ple­ta­men­te va­cío. No obs­tan­te, cuan­do los in­te­gran­tes de Es­car­nio e Mal- di­zer se en­te­ra­ron de la pre­sen­cia po­li­cial, una de­ce­na de miem­bros de la agru­pa­ción se pre­sen­ta­ron en la Al­ga­lia y se en­fren­ta­ron a la Po­li­cía Na­cio­nal. Dos de ellos tu­vie­ron que ser iden­ti­fi­ca­dos por in­sul­tar y es­cu­pir a los agen­tes.

El lo­cal fue la se­de del grupo fol­cló­ri­co Can­ti­gas e Aga­ri­mos des­de 1957, pe­ro en el 2009 la lle­ga­da de unos nuevos pro­pie­ta­rios fi­ni­qui­tó su con­tra­to de al­qui­ler de ren­ta an­ti­gua. La for­ma­ción aban­do­nó el edi­fi­cio en el 2011. Fue oku­pa­do en abril del 2014.

Com­pos­te­la Aber­ta, el grupo de go­bierno en San­tia­go, cri­ti­có ayer la ac­tua­ción po­li­cial y ju­di­cial y sa­lió en defensa de los oku­pas. En una red so­cial acu­só a la po­li­cía de ac­tuar con «alei­vo­sía e noc­tur­ni­da­de» y de «irrom­per» en el in­mue­ble «co­mo só eles sa­ben fa­cer». En un co­mu­ni­ca­do, la for­ma­ción que li­de­ra Mar­ti­ño No­rie­ga se­ña­ló que la ac­ti­vi­dad de los ocu­pan­tes no ge­ne­ra­ba nin­gún pro­ble­ma de con­vi­ven­cia ni de se­gu­ri­dad. Tam­bién el BNG ha cri­ti­ca­do la ex­pul­sión de los oku­pas. El go­bierno lo­cal ha abier­to un ex­pe­dien­te dis­ci­pli­na­rio a los pro­pie­ta­rios por ha­ber pro­ce­di­do al ta­pia­do de puer­tas y ven­ta­nas con blo­ques de hor­mi­gón, ale­gan­do que la obra ca­re­ce de li­cen­cia y que no se ajus­ta al plan es­pe­cial de la zo­na mo­nu­men­tal.

Que­ma de con­te­ne­do­res

Ayer por la tar­de, unos 400 oku­pas se ma­ni­fes­ta­ron en San­tia­go. Hu­bo que­ma de con­te­ne­do­res, lan­za­mien­to de bo­te­llas y tuer­cas y car­gas po­li­cia­les. A úl­ti­ma ho­ra se des­co­no­cía el número de iden­ti­fi­ca­dos, y en prin­ci­pio ha­bía al me­nos un detenido por la Po­li­cía Na­cio­nal. Se­gún el SUP, seis po­li­cías re­sul­ta­ron he­ri­dos. El Eje­cu­ti­vo lo­cal cri­ti­có a úl­ti­ma ho­ra «los ac­tos vio­len­tos» y la­men­tó que la pro­tes­ta «de­ri­va­se en es­ce­nas im­pro­pias de la ca­pi­tal ga­lle­ga, que no se pue­den am­pa­rar ni jus­ti­fi­car».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.