Mer­kel bus­ca nuevos so­cios en Asia tras el cis­ma abier­to con Was­hing­ton

Apre­mia a la UE a fir­mar un tra­ta­do co­mer­cial con la In­dia y re­ci­be el apo­yo de Ita­lia

La Voz de Galicia (Deza) - - Internacional - PA­TRI­CIA BAELO

A la vis­ta de la cre­cien­te ten­sión en­tre Was­hing­ton y Ber­lín, que ha he­cho tam­ba­lear al eje tras­atlán­ti­co por pri­me­ra vez des­de la Gue­rra Fría, la can­ci­ller ale­ma­na se lan­za a la ca­za de nuevos alia­dos. Tan­to pa­ra su país, que ce­le­bra elec­cio­nes ge­ne­ra­les en sep­tiem­bre, co­mo pa­ra la Unión Eu­ro­pea, que la da­ma de hierro as­pi­ra a li­de­rar con más au­to­ri­dad que nun­ca de la mano del fran­cés Em­ma­nuel Ma­cron. Si en los últimos me­ses im­pul­só acuer­dos con el Mer­co­sur y va­rios paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos, aho­ra le to­ca el turno a Asia. Ape­nas dos días des­pués de afir­mar que las de­cep­cio­nan­tes cum­bres de la OTAN y el G7 han de­mos­tra­do que Eu­ro­pa ya no pue­de con­fiar en EE.UU., uno de sus prin­ci­pa­les so­cios co­mer­cia­les, An­ge­la Mer­kel re­ci­bía ayer al pri­mer mi­nis­tro indio, Na­ren­dra Mo­di.

El en­cuen­tro se sal­dó con ocho con­ve­nios bi­la­te­ra­les en ma­te­ria de ci­ber­po­lí­ti­ca, de­sa­rro­llo y sos­te­ni­bi­li­dad, y a su tér­mino la can­ci­ller ga­ran­ti­zó que pre­sio­na­rá «de for­ma con­tun­den­te» a Bru­se­las pa­ra que ace­le­re la fir­ma de un tra­ta­do de li­bre co­mer­cio con la In­dia. Su hués­ped ase­gu­ró que cree en la uni­dad y for­ta­le­za de Eu­ro­pa. «La de­mo­cra­cia y la di­ver­si­dad son los dos pi­la­res so­bre los que real­men­te se ba­sa un or­de­na­mien­to mun­dial sus­ten­ta­do en re­glas. Es im­por­tan­te, que cum­pla­mos es­tas re­glas. So­lo en­ton­ces el mun­do podrá ca­mi­nar ha­cia el fu­tu­ro», afir­mó Mo­di, que via­ja hoy a Ma­drid.

Mien­tras, en Ber­lín, Mer­kel no pier­de el tiem­po y se reúne hoy con Li Ke­qiang, el pri­mer mi­nis­tro de Chi­na. No obs­tan­te, pe­se a re­for­zar la coope­ra­ción eco­nó­mi­ca con las po­ten­cias emer­gen­tes, la man­da­ta­ria con­ser­va­do­ra sa­be que si­gue ne­ce­si­tan­do a Es­ta­dos Uni­dos pa­ra com­ba­tir el te­rro­ris­mo. «La re­la­ción tras­atlán­ti­ca es de una im­por­tan­cia pri­mor­dial», pe­ro en el con­tex­to ac­tual «hay aún más ra­zo­nes por las que los eu­ro­peos de­be­mos asu­mir nues­tro pro­pio des­tino», in­vo­có re­afir­man­do el mis­mo men­sa­je que ha lan­za­do en los últimos días. «Eu­ro­pa de­be ser un ac­tor com­pro­me­ti­do tam­bién a ni­vel in­ter­na­cio­nal», agre­gó Mer­kel en su

papel de nue­va lí­der del mun­do li­bre, al tiem­po que re­co­no­ció que el blo­que co­mu­ni­ta­rio ne­ce­si­ta me­jo­rar en po­lí­ti­ca ex­te­rior y mi­gra­to­ria.

La can­ci­ller re­ci­bió otro es­pal­da­ra­zo des­de Ro­ma, don­de sus ho­mó­lo­gos de Ita­lia y Ca­na­dá reite­ra­ron su vo­lun­tad de res­pe­tar el Acuer­do de Pa­rís con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, que ame­na­za con nau­fra­gar por cul­pa de Donald Trump. Asi­mis­mo, el pri­mer mi­nis­tro ita­liano, Pao­lo Gen­ti­lo­ni, apos­tó por una UE más fuer­te y ad­mi­tió que los la­zos con Es­ta­dos Uni­dos «no pue­den ha­cer­nos re­nun­ciar a prin­ci­pios fun­da­men­ta­les».

En­tre­tan­to, en casa al­gu­nos

me­dios ya co­que­tean con la idea de un «im­peach­ment» al otro la­do del char­co, y en­tre los miem­bros de la gran coa­li­ción de Go­bierno rei­na un con­sen­so po­co usual en cuan­to a la for­ma de reac­cio­nar a las re­pe­ti­das es­ta­ca­das del pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos con­tra Ale­ma­nia por su po­ten­te in­dus­tria au­to­mo­vi­lís­ti­ca, su ele­va­do su­pe­rá­vit co­mer­cial y su ba­jo gas­to mi­li­tar. El lí­der del SPD y ri­val de Mer­kel, Mar­tin Schulz, til­dó a Trump de «des­truc­tor de to­dos los va­lo­res oc­ci­den­ta­les». Ade­más, el je­fe del grupo par­la­men­ta­rio so­cial­de­mó­cra­ta, Tho­mas Op­per­mann, le ad­vir­tió de que los con­flic­tos no pue­den re­sol­ver­se en Twit­ter.

TOBIAS SCHWARZ AFP

An­ge­la Mer­kel y el pri­mer mi­nis­tro indio, Na­ren­dra Mo­di, en la puer­ta de Bran­dem­bur­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.