El sec­tor ga­lle­go del ta­xi se plan­ta pa­ra pe­dir el fin de la com­pe­ten­cia des­leal

La huel­ga cau­sa gra­ves pro­ble­mas de trans­por­te en Ma­drid y Bar­ce­lo­na

La Voz de Galicia (Deza) - - Sociedad - MA­RIO BERAMENDI

La ta­xis­tas ga­lle­gos se su­ma­ron ayer a la jor­na­da de huel­ga en to­da Es­pa­ña, una mo­vi­li­za­ción con­vo­ca­da pa­ra exi­gir el fi­nal de la com­pe­ten­cia des­leal que, se­gún de­nun­cian, re­pre­sen­tan pla­ta­for­mas de trans­por­te al­ter­na­ti­vo co­mo son Uber y Ca­bify. Dos­cien­tos ta­xis­tas ro­dea­ron con sus vehícu­los la se­de cen­tral de la Xun­ta en San­tia­go, ha­cien­do so­nar sus clá­xo­nes, y tras­la­da­ron des­pués un es­cri­to a la con­se­llei­ra Et­hel Váz­quez, com­pe­ten­te en ma­te­ria de trans­por­te, pa­ra que pre­sio­ne ante Fo­men­to.

El sec­tor ga­lle­go re­cuer­da que aho­ra hay unos 4.000 ta­xis con li­cen­cia, y que son el sus­ten­to de unas sie­te mil fa­mi­lias. El pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción de Au­tó­no­mos del Ta­xi (Fe­ga­ta­xi), Ma­nuel Sán­chez, ad­vir­tió ayer que el sec­tor atra­vie­sa por un mo­men­to muy crítico. «Nues­tra in­quie­tud vie­ne mo­ti­va­da por el con­ti­nuo au­men­to de au­to­ri­za­cio­nes a pla­ta­for­mas de vehícu­los de trans­por­te con con­duc-

tor (VTC), por la in­ten­ción de las mul­ti­na­cio­na­les, co­mo Uber o Ca­bify, de in­tro­du­cir­se en el sec­tor del trans­por­te de via­je­ros en vehícu­los de tu­ris­mo», la­men­tó ayer. Los ta­xis­tas ga­lle­gos de­nun­cian que mien­tras el sec­tor del ta­xi es un gre­mio ex­ce­si­va­men­te re­gu­la­do y con­tro­la­do, tan­to a efec­tos de au­to­ri­za­cio­nes co­mo de fis­ca­li­dad, la nor­ma­ti­va de las VTC es «blan­da y

vul­ne­ra­ble», lo que a su jui­cio da pie a la pro­li­fe­ra­ción de la pi­ra­te­ría y de la com­pe­ten­cia des­leal. La con­se­llei­ra de In­fraes­tru­tu­ras, Et­hel Váz­quez, mos­tró ayer su res­pal­do a los ta­xis­tas y di­jo com­pren­der sus de­man­das, pe­ro re­cor­dó que las au­to­ri­za­cio­nes de VTC son una com­pe­ten­cia es­ta­tal. «A Xun­ta xa ela­bo­rou, de for­ma con­sen­sua­da co sec­tor, un re­gu­la­men­to do ta­xi que in­tro­du­ce me­di­das en­ca­mi­ña­das a li­mi­tar os trans­por­tes irre­gu­la­res. En­tre esas me­di­das es­tá a pos­ta en mar­cha dun re­xis­tro pú­bli­co de ta­xis e vehícu­los au­to­ri­za­dos pa­ra o alu­guei­ro con con­du­tor, as cha­ma­das VTC. Iso per­mi­te iden­ti­fi­car as ma­trí­cu­las que es­tán a rea­li­zar eses ser­vi­zos e com­pro­bar se o fan con au­to­ri­za­ción ou non», pre­ci­sa­ron des­de la Ad­mi­nis­tra­ción ga­lle­ga.

Ten­sión en to­da Es­pa­ña

La jor­na­da de ayer es­tu­vo mar­ca­da por las pro­tes­tas en Ma­drid y en Bar­ce­lo­na, don­de la fal­ta de ta­xis cau­só pro­ble­mas de trans­por­te, so­bre to­do en los ae­ro­puer­tos de Ba­ra­jas y de El Prat.

Los pro­fe­sio­na­les ame­na­zan con en­du­re­cer las pro­tes­tas. El pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción de Ta­xis Au­tó­no­mos de Es­pa­ña (CTAE) y de la Fe­de­ra­ción Pro­fe­sio­nal del Ta­xi de Ma­drid (FPTM), Ju­lio Sanz, ad­vir­tió ayer de que el sec­tor del ta­xi ini­cia un ca­mino que «no tie­ne re­torno» y que no pa­ra­rá has­ta con­se­guir «es­ta­bi­li­dad» pa­ra las 100.000 fa­mi­lias que vi­ven de él.

P. R.

Al­re­de­dor de 200 ta­xis­tas se con­cen­tra­ron ayer en San­tia­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.