Co­lau y su cor­ti­jo

La Voz de Galicia (Deza) - - España - Mer­ce­des Lo­dei­ro

La al­cal­de­sa de Bar­ce­lo­na ha con­fun­di­do el Ayun­ta­mien­to con su cor­ti­jo y a los bar­ce­lo­ne­ses a los que go­bier­na con los in­de­pen­den­tis­tas que quie­ren go­ber­nar. Por­que ha uti­li­za­do co­mo si fue­se la vi­vien­da de una oku­pa al­go tan ve­ne­ra­ble co­mo es la ins­ti­tu­ción mu­ni­ci­pal, pa­ra re­ci­bir a los 700 al­cal­des ca­ta­la­nes an­ti­sis­te­ma —¡ojo!, no re­gi­do­res de ba­rrios bar­ce­lo­ne­ses— que se han creí­do la re­li­gión de moda: el na­cio­na­lis­mo ra­di­cal. Con sus ac­tos, Ada Co­lau se ha eri­gi­do en el nú­cleo aglu­ti­na­dor de los re­gi­do­res in­de­pen­den­tis­tas dis­pues­tos a sal­tar­se la ley. Es más, has­ta se ha arro­ga­do su li­de­raz­go mien­tras guar­da si­len­cio so­bre los es­cra­ches que es­tán su­frien­do los com­pa­ñe­ros fie­les a las normas de­mo­crá­ti­cas. Y ya sa­be­mos có­mo se lla­ma el sus­ti­tuir el go­bierno de la ley por el go­bierno de los hom­bres: ti­ra­nía.

A la ac­ti­vis­ta an­ti­des­hau­cios le tu­vie­ron que re­cor­dar ayer sus so­cios de go­bierno en la cor­po­ra­ción que «el Ayun­ta­mien­to es la ca­sa de to­dos», co­mo le echó en ca­ra Jau­me Coll­bo­ní. Pe­ro tam­bién des­de la otra orilla, la del PDECat, tu­vo que es­cu­char que no tu­vo va­lor pa­ra cru­zar la pla­za de Sant Jau­me y en­trar con su bas­tón de man­do en el pa­la­cio de la Ge­ne­ra­li­tat, co­mo sí hi­cie­ron los al­cal­des ci­ta­dos por la Fis­ca­lía por com­pro­me­ter su apo­yo a un re­fe­ren­do ile­gal. Y es que a Co­lau lo que más le preo­cu­pa es pes­car —¡vo­tos, cla­ro!— en dul­ce y en sa­la­do. El BOE pu­bli­có ayer el acuer­do pa­ra in­ter­ve­nir las cuen­tas de la Ge­ne­ra­li­tat. La or­den per­mi­ti­rá a Ha­cien­da in­te­rrum­pir las trans­fe­ren­cias a Ca­ta­lu­ña y pa­gar di­rec­ta­men­te los ser­vi­cios pú­bli­cos bá­si­cos. La in­clu­sión en el bo­le­tín im­pli­ca, ade­más, que an­tes de ma­ña­na Car­les Puig­de­mont tie­ne que con­ge­lar el res­to de las par­ti­das pa­ra evi­tar des­víos al re­fe­ren­do ile­gal. Des­de el mi­nis­te­rio de Cris­tó­bal Mon­to­ro se ne­gó que se tra­te de una apli­ca­ción en­cu­bier­ta del ar­tícu­lo 155 de la Cons­ti­tu­ción. A día de hoy, de­fen­die­ron, nin­gu­na com­pe­ten­cia se ha su­pri­mi­do.

El BOE pu­bli­ca la or­den pa­ra in­ter­ve­nir las cuen­tas de la Ge­ne­ra­li­tat

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.