«La ma­yo­ría de los vas­cos mi­ran con ho­rror al pa­sa­do»

La Voz de Galicia (Deza) - - Cultura -

«La ma­yo­ría de la so­cie­dad vas­ca mi­ra a ese pa­sa­do con ab­so­lu­to ho­rror y se pre­gun­ta qué ti­po de ac­ti­tu­des tu­vi­mos, có­mo pu­di­mos lle­gar a es­to», sos­tie­ne Edur­ne Por­te­la. «Hay un sec­tor ca­da vez más mi­no­ri­ta­rio que in­ten­ta jus­ti­fi­car­lo con esa con­cep­ción del con­flic­to a la que yo me opon­go, y que di­ce que aquí hu­bo una gue­rra y tu­vi­mos que lu­char co­mo pu­di­mos», aña­de.

—Se le ha criticado que ha­ble del «con­flic­to vas­co», tér­mino que em­plea la iz­quier­da aber­za­le.

—Creo que hay ma­la in­ten­ción, por­que yo en el en­sa­yo acla­ra­ba que lo usa­ba co­mo si­nó­ni­mo de pro­ble­ma gra­ve. No po­de­mos ha­blar so­la­men­te de te­rro­ris­mo cuan­do es un gran pro­ble­ma que ha afec­ta­do a la so­cie­dad vas­ca y a la es­pa­ño­la.

—¿Es equi­dis­tan­te?

—¿Equi­dis­tan­te en­tre qué y qué? Yo pue­do cri­ti­car la po­lí­ti­ca del Go­bierno so­bre la dis­per­sión de pre­sos y, al mis­mo tiem­po, ha­cer una crí­ti­ca ab­so­lu­ta­men­te ro­tun­da a ETA. Eso no es equi­dis­tan­cia, sino in­ten­tar ver el pro­ble­ma des­de la com­ple­ji­dad que tie­ne.

—Us­ted es hi­ja de un lu­cen­se y en la no­ve­la Ga­li­cia jue­ga un pa­pel im­por­tan­te.

—Es un te­rri­to­rio que co­noz­co y que me gus­ta mu­cho. El per­so­na­je de Ma­ría, una ga­lle­ga en­tra­ña­ble, es una mez­cla de va­rias ga­lle­gas que ha ha­bi­do en mi vi­da. Ga­li­cia tam­bién tie­ne una his­to­ria trá­gi­ca que tie­ne que ver con ac­ti­vi­da­des ile­ga­les, que in­tui­mos que son a las que se de­di­ca Ama­deo, el pa­dre de Amaia.

—En su en­sa­yo cri­ti­ca­ba du­ra­men­te la pe­lí­cu­la «Ocho ape­lli­dos vas­cos». ¿Por qué? ¿No ca­be ha­cer hu­mor con es­te te­ma?

—Creo que sí ca­be. De he­cho, el guio­nis­ta de es­ta mis­ma pe­lí­cu­la, Bor­ja Co­bea­ga, di­ri­gió lue­go el fil­me Ne­go­cia­dor, en el que hay hu­mor, pe­ro un hu­mor que des­ve­la la tra­ge­dia. Ocho ape­lli­dos vas­cos, de al­gu­na ma­ne­ra, la ta­pa­ba, la ba­na­li­za­ba. Hay un hu­mor que ac­túa de bál­sa­mo de­ma­sia­do de­pri­sa y otro que nos es­cue­ce, aun­que nos ha­ga reír.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.