His­to­ria.

AN­DREA MAN­TEG­NA Y GIO­VAN­NI BE­LLI­NI PIN­TA­RON VER­SIO­NES MUY SI­MI­LA­RES DE 'LA PRE­SEN­TA­CIÓN EN EL TEM­PLO'. UNA EX­PO­SI­CIÓN LOS CON­FRON­TA POR PRI­ME­RA VEZ.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario - F. URI­BA­RRI

¿Eran los pi­ra­tas me­nos du­ros de lo que creía­mos? Nue­vas in­ves­ti­ga­cio­nes de­mues­tran que fue­ron pa­dres y ma­ri­dos en­tre­ga­dos.

An­drea Man­teg­na se ca­só en 1453 con Ni­co­la­sia, her­ma­na de Gio­van­ni Be­lli­ni. In­gre­só así en la artística sa­ga de los Be­lli­ni: Ja­co­po, el pa­dre, fue el maes­tro de los pin­to­res Gio­van­ni y Gen­ti­lle Be­lli­ni. No es tan ra­ro que los cu­ña­dos pin­ta­ran dis­tin­tas ver­sio­nes de un mis­mo te­ma. Tam­bién hi­cie­ron sus ver­sio­nes de Cris­to en el mon­te de los oli­vos, pe­ro no se pa­re­cen tan­to co­mo sus obras Pre­sen­ta­ción en el tem­plo. Son tan si­mi­la­res que du­ran­te dos si­glos en la Fun­da­ción Que­ri­ni Stam­pa­lia de Ve­ne­cia, don­de aho­ra am­bas obras se con­fron­tan por pri­me­ra vez, la ver­sión de Man­teg­na se atri­bu­yó a Be­lli­ni. Man­teg­na pin­tó pri­me­ro la su­ya, al­re­de­dor de 1455. Hay dis­cre­pan­cias res­pec­to a cuán­to tiem­po trans­cu­rrió en­tre su cuadro y el de Be­lli­ni: las fe­chas bai­lan en­tre uno y diez años. Las di­fe­ren­cias pue­den pa­re­cer in­sig­ni­fi­can­tes, pe­ro son no­ta­bles. Man­teg­na co­ro­na con ha­lo a al­gu­nos

DU­RAN­TE DOS SI­GLOS SE ATRI­BU­YÓ A BE­LLI­NI EL CUADRO DE MAN­TEG­NA, A PE­SAR DE LAS NO­TA­BLES DI­VER­GEN­CIAS

per­so­na­jes, Be­lli­ni pres­cin­de de él; Man­teg­na uti­li­za colores pé­treos (se ins­pi­ra­ba en las es­cul­tu­ras clá­si­cas), Be­lli­ni eli­ge ro­jos y blan­cos, más cá­li­dos; Man­teg­na ro­dea la es­ce­na con un marco (era un re­cur­so ha­bi­tual pa­ra que el es­pec­ta­dor sin­tie­ra la rup­tu­ra es­pa­cial), Be­lli­ni re­du­ce el marco a so­lo la par­te ba­ja de la es­ce­na. Com­par­ten va­rios per­so­na­jes: la Vir­gen; el Ni­ño, en­vuel­to co­mo un re­cién na­ci­do; san José, en el cen­tro; un sa­cer­do­te (más se­ve­ro en la ver­sión de Man­teg­na); y dos es­pec­ta­do­res en el fon­do. En el cuadro de Man­teg­na, los mi­ro­nes son él mis­mo y su mu­jer; en el de Be­lli­ni son él mis­mo (en pri­mer tér­mino, a la iz­quier­da), su ma­dre –An­na– y otra pa­re­ja. Be­lli­ni aña­de dos per­so­na­jes que dan a su Pre­sen­ta­ción en el tem­plo más sen­sa­ción de gru­po.

DOS OBRAS MAES­TRAS COM­PA­RA­DAS. BE­LLI­NI/MAN­TEG­NA 'PRE­SEN­TA­CIÓN EN EL TEM­PLO'. FUN­DA­CIÓN QUE­RI­NI STAM­PA­LIA,

An­drea Man­teg­na

La com­po­si­ción es si­mi­lar, pe­ro Be­lli­ni (ima­gen de la de­re­cha) acer­ca más los per­so­na­jes al es­pec­ta­dor y da una pers­pec­ti­va más ci­ne­ma­to­grá­fi­ca. En la ver­sión de Man­teg­na (iz­quier­da), el sa­cer­do­te tie­ne un as­pec­to más se­ve­ro. Be­lli­ni usa blan­cos y ro­jos, más cá­li­dos que los pé­treos to­nos de Man­teg­na.

La obra de An­drea Man­teg­na (a la iz­da.) es una tém­pe­ra so­bre ma­de­ra; la de Gio­van­ni Be­lli­ni, un óleo so­bre lien­zo. Am­bos pin­tan el co­jín en el que se apo­ya el Ni­ño 'fue­ra' del cuadro pa­ra dar sen­sa­ción de 3D.

Gio­van­ni Be­lli­ni

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.