AQUÍ CO­MES CON CHAMPÁN

RE­CO­RRE­MOS LOS LO­CA­LES PA­RA HA­CER EL ME­JOR BRIN­DIS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: FER­NAN­DO MOLEZÚN, MA­RÍA GA­RRI­DO, BE­GO­ÑA R. SOTELINO Y RU­BÉN NÓVOA

Di­cen­los que sa­ben de la ma­te­ria que en el mun­do hay tres gran­des vi­nos: los de Je­rez, los de Opor­to y el champán. Y que el res­to son cal­dos más o me­nos lo­gra­dos, idea­les pa­ra acom­pa­ñar al­gu­nas co­mi­das, al­gu­nos real­men­te de­li­cio­sos, pe­ro que es­tán a otro ni­vel. Al­go de cier­to ha de te­ner es­ta afir­ma­ción, y co­mo el con­su­mi­dor sue­le ser sa­bio, se in­cli­na por lo bueno. A la es­pe­ra de que que los vi­nos de Je­rez y los opor­tos se po­pu­la­ri­cen co­mo me­re­cen en es­ta es­qui­na atlán­ti­ca, lo que sí pue­de afir­mar­se es que ca­da vez se be­be más champán. Y no so­lo pa­ra brin­dar: «Ca­da vez más gen­te pi­de ha­bi­tual­men­te champán pa­ra co­mer, o in­clu­so pa­ra el ape­ri­ti­vo. Pa­san del Rio­ja o el Ri­be­ra del Due­ro», apun­ta Ma­ría Her­mi­da des­de el otro la­do de la ba­rra del Can­ni­bal Raw Bar de A Co­ru­ña, uno de esos lu­ga­res en los que la apues­ta por el champán ha en­con­tra­do una acep­ta­ción ma­si­va. La co­sa no fue muy com­pli­ca­da, bas­tó sim­ple­men­te con te­ner ha­bi­tual­men­te por co­pas un es­pu­mo­so fran­cés, y el res­to vino ro­da­do: «Siem­pre te­ne­mos en pi­za­rra, pa­ra to­mar por co­pas, un ca­va y un champán. Y los clien­tes fue­ron acos­tum­brán­do­se. A eso hay que su­mar­le la ofer­ta que te­ne­mos des­pués en car­ta, cla­ro, por bo­te­llas». Una ofer­ta que le pue­de lle­var a uno des­de cal­dos más o me­nos ase­qui­bles —el champán ba­ra­to no exis­te y, si exis­te, me­jor des­con­fiar— has­ta al­gu­nos lu­jos por los que hay que des­em­bol­sar unos cuan­tos bi­lle­tes de los ver­des. Ese es un te­rreno en el que el ca­va, con re­fe­ren­cias más eco­nó­mi­cas, ga­na la ba­ta­lla. Pe­ro son co­sas dis­tin­tas, de la mis­ma fa­mi­lia, pe­ro que no de­ben mez­clar­se.

La ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca del Can­ni­bal pe­ga es­pe­cial­men­te con el champán: ta­ta­kis, ce­vi­ches, al­gún ma­ris­co... Pe­ro tam­bién en el Cha­rrúa —el lo­cal her­mano del Can­ni­bal, es­pe­cia­li­za­do en car­nes— es­tá te­nien­do mu­cho éxi­to. «Y no so­lo de ape­ri­ti­vo o pa­ra to­mar los en­tran­tes. Ca­da vez más gen­te to­ma es­pu­mo­so con las car­nes. Eso de car­ne con tin­to y pes­ca­do con blan­co ha pa­sa­do a la his­to­ria», cuen­ta Ma­ría, que in­sis­te en que el champán «ya no se de­ja pa­ra el pos­tre, ni se to­ma so­lo en ce­le­bra­cio­nes. Al re­vés, cuan­do más se pi­de es al ape­ri­ti­vo», al­go en lo que los con­nois­seurs vie­nen in­sis­tien­do des­de ha­ce tiem­po.

Se­rá por mo­da, por­que ca­da vez el clien­te tie­ne más ex­pe­rien­cia o por­que el con­su­mi­dor ha su­fri­do una ilu­mi­na­ción di­vi­na, pe­ro ca­da vez se con­su­me más champán. So­bre to­do ellas: «Lo que es­tá cla­ro es que triun­fa so­bre to­do en­tre el pú­bli­co fe­me­nino y que se be­be más que na­da en fin de se­ma­na», afir­ma Ma­ría. Eso sí, la pa­rro­quia más ju­ve­nil es me­nos osa­da a la ho­ra de in­cli­nar­se por las bur­bu­jas: «Sí que hay jó­ve­nes que lo pi­den, pe­ro la ver­dad es que el per­fil de con­su­mi­dor de champán va ha­cia los cua­ren­ta años o más. Que tam­bién son jó­ve­nes, ¿no?», apun­ta.

TO­DO EL AÑO

El Ca­ney tie­ne una de las cartas más ex­ten­sas e in­tere­san­tes que se pue­den des­cu­brir en San­tia­go. Tan­to el bar de ta­pas co­mo el res­tau­ran­te for­man par­te del com­ple­jo del Ho­tel Ara­gua­ney, el cin­co es­tre­llas ubi­ca­do en la zo­na nue­va, y al fren­te de los pro­yec­tos hos­te­le­ros es­tá el chef Pe­dro Ro­ca, que ha in­cor­po­ra­do a la bo­de­ga una do­ce­na de re­fe­ren­cias de es­pu­mo­sos gallegos, por­tu­gue­ses, ita­lia­nos, ca­vas es­pa­ño­les y champán fran­cés, cla­ro. Sin des­me­re­cer pa­ra na­da el he­cho de que sea la be­bi­da de re­fe­ren­cia pa­ra las ce­le­bra­cio­nes, Ro­ca le otor­ga un tra­ta­mien­to gas­tro­nó­mi­co co­mo si fue­ra un vino blan­co cuan­do se tra­ta de co­mer, cree que pue­de aguan­tar per­fec­ta­men­te un me­nú com­ple­to y lo re­co­mien­da pa­ra ini­ciar cual­quier en­cuen­tro.

A pe­sar de que la tem­po­ra­da al­ta de con­su­mo es el mes de di­ciem­bre, el chef tam­bién apues­ta por los es­pu­mo­sos fres­cos pa­ra to­do el año y en es­pe­cial pa­ra el ve­rano, y de he­cho en la ba­rra del Ca­ney

FO­TO: ÁN­GEL MAN­SO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.