Ga­li­cia pue­de per­der los fon­dos eu­ro­peos

Bru­se­las re­cor­ta­rá des­de el 2020 los de cohe­sión y agri­cul­tu­ra pa­ra de­di­car­los a de­fen­sa y otras po­lí­ti­cas De las tres po­si­bi­li­da­des que se ba­ra­jan, so­lo en una se­gui­ría per­ci­bien­do ayu­das de la UE

La Voz de Galicia (España) - - Portada - CRIS­TI­NA POR­TEI­RO

Ce­ro. Es el vo­lu­men de fon­dos es­truc­tu­ra­les que po­dría re­ci­bir Ga­li­cia de la Unión Europea en los pró­xi­mos pre­su­pues­tos co­mu­ni­ta­rios (2020-2027) si pros­pe­ran al­gu­nos de los pla­nes de Bru­se­las pa­ra re­di­se­ñar las ayu­das eu­ro­peas. El equi­po de Jean Clau­de Junc­ker plan­tea tres es­ce­na­rios po­si­bles pa­ra ne­go­ciar el fu­tu­ro de las par­ti­das de cohe­sión con los lí­de­res de la UE. En dos de ellos, los ga­lle­gos se que­da­rían con los bol­si­llos va­cíos.

¿Có­mo es po­si­ble? La Co­mi­sión Europea so­lo quie­re «in­ver­tir en aque­llo que pro­duz­ca va­lor aña­di­do», ase­gu­ró ayer el co­mi­sa­rio de Pre­su­pues­tos, Günt­her Oet­tin­ger. El ale­mán se­ña­la que hay dos gran­des la­gu­nas que cu­brir: nue­vas prio­ri­da­des y la sa­li­da del Reino Unido, que de­ja­rá un agu­je­ro de unos 10.000 o 15.000 mi­llo­nes de eu­ros. A eso se le su­ma el es­ca­so ape­ti­to de los paí­ses con­tri­bu­yen­tes ne­tos a se­guir re­par­tien­do bi­lle­tes a los que van en el fur­gón de co­la. La si­tua­ción es pre­ca­ria. Con las res­tric­cio­nes im­pues­tas des­de las ca­pi­ta­les, las cuen­tas no le sa­len al ale­mán y, aun­que Junc­ker ase­gu­ró ayer no ser «par­ti­da­rio de re­cor­tes bru­ta­les», su equi­po ha de­ci­di­do cor­tar por lo sano y se­cues­trar las par­ti­das de la po­lí­ti­ca agra­ria co­mu­ni­ta­ria (PAC) y los fon­dos es­truc­tu­ra­les has­ta nue­vo avi­so.

Es­ce­na­rios

En la ho­ja de ru­ta de la ne­go­cia­ción, lo me­jor que le pue­de pa­sar a Ga­li­cia es que las co­sas se que­den co­mo es­tán. Es de­cir, que se pro­rro­gue el sta­tu quo en los pre­su­pues­tos don­de la ayu­da es­truc­tu­ral al­can­za los 370.000 mi­llo­nes de eu­ros en la UE (un 35 % de la hu­cha). Es­to sig­ni­fi­ca­ría que las re­gio­nes en transición (que es­tán en­tre el 75 % y el 100 % de la me­dia de la UE) po­drían op­tar a las ayu­das de cohe­sión. Ese es­ta­tus per­mi­tió a Ga­li­cia (con sus 20.500 eu­ros de ren­ta per cá­pi­ta) sal­var 2.771 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra el ac­tual mar­co (2014-2020). Esos fon­dos po­drían es­fu­mar­se si la UE op­ta por el es­ce­na­rio 2 que ma­ne­ja la CE. Esa vía con­du­ce a un re­cor­te de 95.000 mi­llo­nes de eu­ros. So­lo Ex­tre­ma­du­ra, Andalucía, Mur­cia y Cas­ti­lla-La Man­cha se­gui­rían cu­bier­tas. En el peor de los ca­sos, el es­ce­na­rio 3, to­das las re­gio­nes es­pa­ño­las se que­da­rían fue­ra. Bru­se­las con­tem­pla un re­cor­te del 33 % de la par­ti­da de cohe­sión (124.000 mi­llo­nes de eu­ros me­nos), dan­do prio­ri­dad a los paí­ses me­nos desa­rro­lla­dos, y Es­pa­ña ya no lo es. El Go­bierno de­be­ría de­cir adiós a los 39.800 mi­llo­nes de eu­ros que re­ci­be de es­te so­bre co­mu­ni­ta­rio. So­lo los paí­ses bál­ti­cos, los del es­te, los cen­troeu­ro­peos, Por­tu­gal y Gre­cia po­drían re­ci­bir fon­dos.

La par­ti­da de agri­cul­tu­ra (400.000 mi­llo­nes de eu­ros en los úl­ti­mos pre­su­pues­tos co­mu­ni­ta­rios) no co­rre­rá me­jor suer­te. Bru­se­las plan­tea otros tres es­ce­na­rios: un sta­tu quo que da por per­di­do, un re­cor­te del 15% (60.000 mi­llo­nes de eu­ros) o has­ta un ta­jo del 30 % (120.000 mi­llo­nes de eu­ros).

Las prio­ri­da­des cam­bian

¿Por qué pa­ga­rán la fac­tu­ra los agri­cul­to­res y las re­gio­nes más po­bres? La UE tie­ne nue­vas prio­ri­da­des: con­tro­lar la in­mi­gra­ción, me­jo­rar la pro­tec­ción y se­gu­ri­dad y apun­ta­lar la transición di­gi­tal del blo­que. Quie­re des­ti­nar has­ta un 14 % de la hu­cha a la crea­ción de una au­tén­ti­ca guardia europea de cos­tas y fron­te­ras que po­dría cos­tar 150.000 mi­llo­nes de eu­ros a los con­tri­bu­yen­tes eu­ro­peos. Es el pre­cio de exi­gir más con­trol en las fron­te­ras pa­ra con­tro­lar los fe­nó­me­nos mi­gra­to­rios. La de­fen­sa tam­bién sal­dría be­ne­fi­cia­da, pa­san­do de unos 3.500 mi­llo­nes de eu­ros a 10.000 mi­llo­nes. El tras­va­se inun­da­ría la par­ti­da pa­ra el pro­gra­ma de in­ter­cam­bio de es­tu­dian­tes Eras­mus Plus, la jo­ya de la co­ro­na del Eje­cu­ti­vo de Jean Clau­de Junc­ker, quien pro­po­ne au­men­tar su do­ta­ción de los 14.700 mi­llo­nes de eu­ros ac­tua­les a los 30.000 mi­llo­nes. En el me­jor de los ca­sos, has­ta los 90.000 mi­llo­nes, que per­mi­ti­rían a uno de ca­da tres jó­ve­nes eu­ro­peos be­ne­fi­ciar­se de las ayu­das de for­ma­ción en el ex­tran­je­ro.

Es­te ca­tá­lo­go de pro­pues­tas evi­den­cian que Bru­se­las no es­tá con­for­me con que los Es­ta­dos miem­bros le re­cor­ten el pre­su­pues­to que ma­ne­ja, que es ne­ce­sa­rio ga­nar efi­cien­cia en el uso de las ayu­das y que no se pue­de fi­nan­ciar to­do si las ca­pi­ta­les no arri­man el hom­bro. «El 1 % del pro­duc­to na­cio­nal bru­to de la UE no es su­fi­cien­te pa­ra fi­nan­ciar­lo to­do. Con el 1% o con­se­gui­mos cohe­sión y me­jor agri­cul­tu­ra o no po­de­mos desa­rro­llar nue­vas ta­reas», sos­tu­vo Oet­tin­ger al tér­mino de su com­pa­re­cen­cia. «Es inevi­ta­ble», ase­gu­ró re­sig­na­do Junc­ker.

Así es que los fon­dos es­truc­tu­ra­les y agrí­co­las de Ga­li­cia se­gui­rán ju­gan­do el pa­pel de rehe­nes has­ta que el Go­bierno con­ven­za a sus so­cios ale­ma­nes, ho­lan­de­ses o nor­te­ños de la ne­ce­si­dad de se­guir in­vir­tien­do en la con­ver­gen­cia.

Las ne­go­cia­cio­nes to­da­vía no han co­men­za­do, pe­ro al­gu­nos paí­ses ya han he­cho pú­bli­cas sus po­si­cio­nes. Es­pa­ña se re­sis­te a acep­tar re­cor­tes tan pro­nun­cia­dos de unas par­ti­das que con­si­de­ra «fun­da­men­ta­les» pa­ra sus te­rri­to­rios. La cri­sis eco­nó­mi­ca y aho­ra la de­mo­grá­fi­ca aña­den más pre­sión a sus de­man­das.

Bru­se­las cree que el gol­pe se po­dría amor­ti­guar con fle­xi­bi­li­dad y con la ex­ten­sión de ayu­das a la di­gi­ta­li­za­ción, pa­ra las que pla­nea des­ti­nar 70.000 mi­llo­nes de eu­ros en lu­gar de los 35.000 ac­tua­les. Pa­ra los pro­gra­mas de in­ves­ti­ga­ción e in­no­va­ción ha­bi­li­ta­ría en­tre 120.000 y 160.000 mi­llo­nes de eu­ros (hoy li­mi­ta­dos a 80.000). Eso sí, con es­fuer­zo y co­fi­nan­cia­ción. Pa­ra ase­gu­rar­se de que los Go­bier­nos na­cio­na­les re­man en la bue­na di­rec­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.