La Guardia Ci­vil ase­gu­ra que Roures era un «elemento capital» del «pro­cés» Co­lau re­ci­bi­rá a los fa­mi­lia­res de los pre­sos y pi­de su acer­ca­mien­to a Ca­ta­lu­ña

Di­ce en un in­for­me al juez Lla­re­na que pue­de «for­mar par­te del co­mi­té eje­cu­ti­vo»

La Voz de Galicia (España) - - España - M. S. P. R. C.

El do­cu­men­to En­focats, in­cau­ta­do en el do­mi­ci­lio del en­ton­ces nú­me­ro dos de la Con­se­je­ría de Eco­no­mía, Jo­sep Ma­ria Jo­vé, y con­si­de­ra­do la ho­ja de ru­ta del desafío se­ce­sio­nis­ta, se ha con­ver­ti­do en el hi­lo de la ma­de­ja de que es­tá ti­ran­do el juez Pablo Lla­re­na pa­ra des­en­re­dar la tra­ma in­de­pen­den­tis­ta. El con­te­ni­do de ese do­cu­men­to es la ba­se de un nue­vo in­for­me de la Guardia Ci­vil, en­tre­ga­do el pa­sa­do día 1 al ma­gis­tra­do del Tri­bu­nal Su­pre­mo, en el que se iden­ti­fi­ca a Jau­me Roures, fun­da­dor de Me­dia­pro, co­mo una de las per­so­nas que for­ma­ban par­te del co­mi­té eje­cu­ti­vo del pro­cés y, ade­más, «elemento capital» pa­ra su di­fu­sión pú­bli­ca.

El con­te­ni­do del in­for­me ela­bo­ra­do por la Guardia Ci­vil vie­ne a con­fir­mar una in­for­ma­ción ex­clu- El fren­te in­de­pen­den­tis­ta ca­ta­lán tam­po­co es mo­no­lí­ti­co en los tri­bu­na­les. La CUP, sin nin­gún impu­tado pre­so ni hui­do en el ex­tran­je­ro por el pro­ce­so se­ce­sio­nis­ta, se des­mar­có de la es­tra­te­gia de Junts per Ca­ta­lun­ya y Es­que­rra pa­ra es­qui­var las res­pon­sa­bi­li­da­des pe­na­les en el Tri­bu­nal Su­pre­mo. La ex­pre­si­den­ta del gru­po de la CUP en el Par­la­men­to ca­ta­lán, Mi­reia Bo­ya, de­jó cla­ro que la de­cla­ra­ción si­va de Mer­ce­des Lo­dei­ro pu­bli­ca­da por La Voz el 4 de oc­tu­bre. Unos días des­pués, el em­pre­sa­rio en­vió una no­ta de rec­ti­fi­ca­ción, que es­te pe­rió­di­co pu­bli­có el 10 de oc­tu­bre, en la que ne­ga­ba que ha­ya «for­ma­do par­te de nin­gún gru­po se­cre­to [...] en el que se di­se­ñan y de­ci­den los pa­sos a se­guir en el pretendido pro­ce­so de in­de­pen­den­cia». En aque­lla in­for­ma­ción, se re­ve­la­ba que un sa­ne­drín en la som­bra di­ri­gía en la prác­ti­ca el desafío se­ce­sio­nis­ta. De los nom­bres ci­ta­dos, Oriol Jun­que­ras, Jor­di Sán­chez y Jor­di Cui­xart es­tán en pri­sión por or­den ju­di­cial, Puig­de­mont per­ma­ne­ce hui­do y Ar­tur Mas y An­na Ga­briel han si­do ci­ta­dos a de­cla­rar pa­ra la pró­xi­ma se­ma­na por el juez Lla­re­na, in­ves­ti­ga­dos to­dos ellos por re­be­lión, se­di­ción y mal­ver­sa­ción. de in­de­pen­den­cia del 27 de oc­tu­bre en la que se pro­cla­mó la re­pú­bli­ca ca­ta­la­na no fue «cos­mé­ti­ca», fue, pa­ra su for­ma­ción, una de­cla­ra­ción «real».

El ins­truc­tor del Su­pre­mo, Pablo Lla­re­na, le re­pre­gun­tó va­rias ve­ces, sa­be­dor de la tras­cen­den­cia de sus pa­la­bras y de que su de­cla­ra­ción de­ja­ba en una po­si­ción ju­rí­di­ca muy de­bi­li­ta­da a otros ex­con­se­je­ros del Go­bierno de Puig­de­mont y miem­bros de la Me­sa del Par­la­men­to ca­ta­lán, co­mo Car­me For­ca­dell, que ar­gu­yó en los in­te­rro­ga­to­rios que aque­lla pro­cla­ma­ción fue so­lo «sim­bó­li­ca» o «po­lí­ti­ca» pa­ra elu­dir la pri­sión. Pe­ro Bo­ya no se achan­tó y de­jó cla­ro, du­ran­te una ho­ra y cuar­to, que la CUP no va a sal­var la ca­ra a los di­ri­gen­tes de ERC y de Junts. Jau­me Roures es so­cio fun­da­dor de Me­dia­pro, que pu­so en mar­cha La Sex­ta.

Aho­ra, en su in­for­me, la Guardia Ci­vil in­di­ca que Roures po­día ha­ber es­ta­do «in­te­gra­do en el co­mi­té eje­cu­ti­vo que se plas­mó en aquel do­cu­men­to [En­focats] en ca­li­dad de pro­fe­sio­nal ex­per­to en el ám­bi­to de la co­mu­ni­ca­ción». Aña­de el tex­to en­tre­ga­do al juez que los di­ri­gen­tes del pro­ce­so se­ce­sio­nis­ta va­lo­ra­ban la im­por­tan­cia de «con­tar con el so­por­te de un pro­vee­dor de ser­vi­cios au­dio­vi­sua­les de la en­ti­dad de Me­dia­pro», por­que «per­mi­ti­ría di­fun­dir el men­sa­je so­be­ra­nis­ta a un pú­bli­co mu­cho ma­yor».

La Guardia Ci­vil alu­de a va­rias

Así, la dirigente an­ti­sis­te­ma man­tu­vo que to­dos los que vo­ta­ron a fa­vor de la rup­tu­ra con Es­pa­ña es­pe­ra­ban que aque­lla de­cla­ra­ción tu­vie­ra «efec­ti­vi­dad real» y que la re­pú­bli­ca ca­ta­la­na se de­cla­ra­ra a re­glón se­gui­do. Bo­ya in­sis­tió en que vo­tó en con­cien­cia a fa­vor de la rup­tu­ra por­que así se lo de­man­da­ban sus ba­ses tras el resultado a fa­vor de la in­de­pen­den­cia del re­fe­ren­do del 1 de oc­tu­bre. La ex­dipu­tada, en cam­bio, re­cha­zó de ma­ne­ra ta­jan­te ha­ber te­ni­do re­la­ción con el de­no­mi­na­do «co­mi­té es­tra­té­gi­co», el gru­po de di­ri­gen­tes in­de­pen­den­tis­tas en la som­bra, que, de acuer­do con los in­for­mes de la Guardia Ci­vil, de­bía or­ga­ni­zar y ges­tio­nar la se­ce­sión. Un gru­po cons­ti­tui­do fun­da­men­tal­men­te por di­ri­gen­tes de ERC y de la lla­ma­das te­le­fó­ni­cas in­ter­ve­ni­das. En una de ellas, del 6 de agos­to pa­sa­do, el je­fe de pren­sa de Jun­que­ras, Ser­gi Sol Bros, ha­bla de un do­cu­men­tal so­bre el 1-O que ten­dría que ha­cer «ese se­ñor», quien, se­gún el in­for­me, era Roures. Tam­bién men­cio­nan los au­to­res del do­cu­men­to en­tre­ga­do al juez que el fun­da­dor de Me­dia­pro fue quien ha­bi­li­tó el cen­tro de pren­sa des­de el que el Go­bierno ca­ta­lán fue in­for­man­do del de­sa­rro­llo y de los re­sul­ta­dos del re­fe­ren­do ile­gal. Y, fi­nal­men­te, re­cuer­dan que Me­dia­pro pro­du­jo el ví­deo so­bre el 1-O emi­ti­do por TV3, «en el que se na­rra­ron los acon­te­ci­mien­tos re­la­cio­na­dos con el re­fe­ren­do, se enal­te­ció a las per­so­nas que fue­ron ca­pa­ces de ha­cer­lo efec­ti­vo y se di­fun­die­ron los men­sa­jes que in­tere­sa­ban a la cau­sa in­de­pen­den­tis­ta». an­ti­gua Con­ver­gèn­cia y que es la prue­ba de car­go que man­tie­ne en pri­sión, en­tre otros, a Jun­que­ras.

El ex­vi­ce­pre­si­den­te pre­sen­tó ayer un re­cur­so de am­pa­ro an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal con­tra su en­car­ce­la­mien­to pro­vi­sio­nal. Jun­que­ras con­si­de­ra que se es­tán vul­ne­ran­do sus de­re­chos fun­da­men­ta­les y en­tien­de que es­tá en la cár­cel por su ideo­lo­gía in­de­pen­den­tis­ta. «La pri­sión pro­vi­sio­nal cas­ti­ga la ideo­lo­gía del re­cu­rren­te», ar­gu­men­ta su abo­ga­do, An­dreu Van den Eyn­de, pa­ra quien el en­car­ce­la­mien­to es una «vio­la­ción de los de­re­chos fun­da­men­ta­les a la li­ber­tad, a la li­ber­tad ideo­ló­gi­ca, al de­re­cho a la de­fen­sa, a la pre­sun­ción de inocen­cia, a la le­ga­li­dad, a la par­ti­ci­pa­ción y re­pre­sen­ta­ción po­lí­ti­ca», en­tre otros. El Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na, go­ber­na­do por Ca­ta­lun­ya en Co­mú, apro­bó ayer una de­cla­ra­ción ins­ti­tu­cio­nal en la que el con­sis­to­rio pi­de que los cua­tro di­ri­gen­tes se­ce­sio­nis­tas que per­ma­ne­cen en pri­sio­nes de Madrid sean tras­la­da­dos a cár­ce­les ca­ta­la­nas. La ini­cia­ti­va fue res­pal­da­da con los vo­tos de Ca­ta­lun­ya en Co­mú, Es­que­rra, PDECat y la CUP y el re­cha­zo del PSC, Ciu­da­da­nos y PP.

El ale­ja­mien­to pe­ni­ten­cia­rio «su­po­ne un cas­ti­go so­cial que vul­ne­ra de­re­chos re­co­no­ci­dos en el de­re­cho in­ter­na­cio­nal y aten­ta con­tra los de­re­chos hu­ma­nos», se re­co­ge en la re­so­lu­ción que vuel­ve a acer­car a Ada Co­lau a las po­si­cio­nes in­de­pen­den­tis­tas. Una apro­xi­ma­ción que ya se pro­du­jo cuan­do la al­cal­de­sa acor­dó con Car­les Puig­de­mont su apo­yo al re­fe­ren­do del 1-O y con la rup­tu­ra del pac­to de los co­mu­nes con el PSC an­tes de las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas del 21D. Tam­bién se apro­bó una pro­pues­ta de la CUP pa­ra crear una co­mi­sión que desa­rro­lle un pro­yec­to pa­ra mos­trar «la bru­ta­li­dad po­li­cial del 1 de oc­tu­bre, pe­ro tam­bién la au­to­or­ga­ni­za­ción po­pu­lar que hi­zo po­si­ble que se lle­va­ra a ca­bo el re­fe­ren­do ile­gal». Los co­mu­nes car­ga­ron ayer con du­re­za con­tra los so­cia­lis­tas por vo­tar en con­tra de la de­cla­ra­ción por­que de­mues­tra «po­ca sen­si­bi­li­dad hu­ma­ni­ta­ria y ba­je­za mo­ral», afir­mó el te­nien­te de al­cal­de, Jau­me Asens. «Co­lau se con­vier­te en el al­ter ego del in­de­pen­den­tis­mo y en su coope­ra­do­ra ne­ce­sa­ria que ig­no­ra el plu­ra­lis­mo de Ad­mi­nis­tra­cio­nes co­mo el Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na», se­ña­ló el por­ta­voz del PP, Al­ber­to Fer­nán­dez.

Apo­yo pa­ra go­ber­nar

Co­lau ne­ce­si­ta el apo­yo de los in­de­pen­den­tis­tas pa­ra ga­ran­ti­zar la es­ta­bi­li­dad de su Go­bierno, por lo que, ade­más de la re­so­lu­ción, pre­vé or­ga­ni­zar en los pró­xi­mos días una re­cep­ción de fa­mi­lia­res de Oriol Jun­que­ras, Joa­quim Forn, Jor­di Sán­chez y Jor­di Cui­xart. Des­de el con­sis­to­rio ar­gu­men­tan que han exi­gi­do de for­ma reite­ra­da la pues­ta en li­ber­tad de los cua­tro pre­sos, y que sus­pen­dió su ac­ti­vi­dad ins­ti­tu­cio­nal co­mo pro­tes­ta y ce­le­bró un pleno ex­tra­or­di­na­rio en el que apro­bó otra de­cla­ra­ción ins­ti­tu­cio­nal pa­ra pe­dir su li­be­ra­ción pa­ra jus­ti­fi­car las ini­cia­ti­vas.

Es­ta de­cla­ra­ción se com­ple­men­tó con la co­lo­ca­ción de una pan­car­ta pi­dien­do su li­ber­tad en la fa­cha­da del con­sis­to­rio y de un la­zo ama­ri­llo en su bal­cón.

V. LERENA

Mi­reia Bo­ya sa­lu­da a sus se­gui­do­res pu­ño en al­to, a las puer­tas del Su­pre­mo, don­de de­cla­ró du­ran­te ho­ra y cuar­to an­te el juez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.