Una pro­ble­má­ti­ca he­ren­cia

La Voz de Galicia (España) - - A Fondo - Al­bino Pra­da

To­do el ac­tual cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, tan­to en el con­jun­to de España co­mo de Ga­li­cia, de­pen­de en ex­clu­si­va de la de­man­da in­ter­na. En el se­gun­do tri­mes­tre se ha es­fu­ma­do la li­ge­ra apor­ta­ción po­si­ti­va del mo­tor ex­terno al cre­ci­mien­to y es­ta ha vuel­to a ser ne­ga­ti­va. Por­que las im­por­ta­cio­nes es­tán cre­cien­do a ma­yor rit­mo que lo que cre­cen las ex­por­ta­cio­nes. To­das, in­clui­do el turismo y los ser­vi­cios. Que es­to sea así po­ne en evi­den­cia nues­tra irres­pon­sa­ble e in­ten­sa de­pen­den­cia de unos mer­ca­dos ener­gé­ti­cos que se han vuel­to, una vez más, ad­ver­sos. Y qui­zás tam­bién que el ne­go­cio tu­rís­ti­co es­tá acu­san­do una sa­tu­ra­ción por co­lap­so low cost. Y, sin du­da, a que par­te del con­su­mo de los re­si­den­tes, sin­gu­lar­men­te de los que go­zan de ma­yor ni­vel de ren­ta, se nu­tre de im­por­ta­cio­nes.

To­do de­pen­de ya de la de­man­da in­ter­na, y en es­te ca­so hay una ca­ra y una cruz. La ca­ra es que la in­ver­sión de las em­pre­sas si­gue sien­do muy in­ten­sa. Al­go que en­ca­ja a la per­fec­ción con unos ren­di­mien­tos cre­cien­tes de las ren­tas no sa­la­ria­les y una fis­ca­li­dad de so­cie­da­des con gran­des go­rro­nes que des­gra­van por ello.

La cruz es que el con­su­mo de los ho­ga­res se va pau­la­ti­na­men­te des­in­flan­do en un país en el que el em­pleo y las ren­tas sa­la­ria­les arras­tran una pro­lon­ga­da de­va­lua­ción. El con­su­mo y la in­ver­sión pú­bli­ca pro­lon­gan su lar­ga fa­se aus­te­ra, mien­tras no se atis­ba en el ho­ri­zon­te una re­for­ma fis­cal que nos ha­ga con­ver­ger con Eu­ro­pa. Y con ries­gos la­ten­tes, si des­pier­ta la pri­ma de ries­go, de­ri­va­dos de un en­deu­da­mien­to acu­mu­la­do en má­xi­mos his­tó­ri­cos.

To­do es­to su­ce­de, en pa­ra­le­lo y de for­ma muy aco­pla­da, en el con­jun­to de España y Ga­li­cia. So­lo hay una ex­cep­ción: en el em­pleo. Mien­tras en el con­jun­to de España el cre­ci­mien­to de la economía y del em­pleo va de la mano (2,7 % y 2,5 %), en Ga­li­cia la bre­cha es muy ele­va­da (2,8 % y 1,8 %). Mal asun­to pa­ra un cre­ci­mien­to in­clu­si­vo que se trans­for­me en desa­rro­llo so­cial. En opor­tu­ni­da­des de em­pleo y en freno de nues­tro de­cli­ve de­mo­grá­fi­co.

ÁN­GEL MANSO

La in­dus­tria ha re­du­ci­do su pe­so en la economía ga­lle­ga en fa­vor de los ser­vi­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.