Sán­chez res­pon­de a los Fran­co que se­gui­rá con la ex­hu­ma­ción pe­se a sus ame­na­zas

La fa­mi­lia lle­va­rá al Go­bierno a los tri­bu­na­les por pre­va­ri­ca­ción y pro­fa­na­ción

La Voz de Galicia (España) - - España - R. G.

El pre­si­den­te Pe­dro Sán­chez ase­gu­ró ayer que el Go­bierno se­gui­rá ade­lan­te con los trá­mi­tes pa­ra la ex­hu­ma­ción de los res­tos de Fran­co del Va­lle de los Caí­dos pe­se a las «ame­na­zas» por par­te de la Fun­da­ción Fran­cis­co Fran­co de lle­var al Eje­cu­ti­vo a los tri­bu­na­les. Sán­chez ha ex­pre­sa­do esa de­ter­mi­na­ción en la con­fe­ren­cia de pren­sa que ha ofre­ci­do en Bo­go­tá jun­to al pre­si­den­te de Co­lom­bia, Iván Du­que. Al ser pre­gun­ta­do por el he­cho de que la Fun­da­ción Fran­cis­co Fran­co ad­vier­ta de que con esa ex­hu­ma­ción, el Go­bierno pue­de in­cu­rrir en un de­li­to de pre­va­ri­ca­ción y usur­pa­ción de fun­cio­nes, ade­más de otro de «pro­fa­na­ción de se­pul­tu­ra», Sán­chez lo ha in­ter­pre­ta­do co­mo una «suer­te de ame­na­za» di­ri­gi­da a la pre­si­den­cia del Go­bierno, que ha di­cho que re­pre­sen­ta a mi­llo­nes de es­pa­ño­les.

«La de­ter­mi­na­ción es fir­me, y ma­ña­na [por hoy], en el Con­se­jo de Mi­nis­tros, se co­men­za­rá el ex­pe­dien­te de ex­hu­ma­ción del dic­ta­dor por­que en­ten­de­mos que nin­gu­na de­mo­cra­cia pue­de te­ner nin­gún mau­so­leo que le rin­da tri­bu­to», ha aña­di­do.

Los sie­te nie­tos de Fran­cis­co Fran­co es­tu­dian lle­var los res­tos de su abue­lo a la tum­ba que tie­ne la fa­mi­lia en la crip­ta de la ca­te­dral de la Al­mu­de­na en Ma­drid. En ese tem­plo en el cen­tro de la ca­pi­tal es­tán en­te­rra­dos Car­men Fran­co Po­lo, hi­ja del dic­ta­dor, y su ma­ri­do, el mar­qués de Vi­lla­ver­de. El pla­zo de 15 días pa­ra de­ci­dir el lu­gar del tras­la­do de los res­tos des­de el Va­lle de los Caí­dos em­pie­za a co­rrer una vez que el Con­se­jo de Mi­nis­tros aprue­be hoy el acuer­do de aper­tu­ra del pro­ce­so de ex­hu­ma­ción. La fa­mi­lia re­cha­za la idea de tras­la­dar el ca­dá­ver al pan­teón fa­mi­liar en el ce­men­te­rio de Min­go­rru­bio, en El Par­do, por ra­zo­nes de se­gu­ri­dad. Allí ya­ce Car­men Po­lo, es­po­sa del dic­ta­dor. Es­te es­co­llo no se pre­sen­ta­ría en la ca­te­dral de la Al­mu­de­na por­que en­fren­te de la igle­sia se en­cuen­tra el Pa­la­cio Real, que cuen­ta con una abun­dan­te pre­sen­cia per­ma­nen­te de las fuer­zas de se­gu­ri­dad y de la Guar­dia Real.

Pre­va­ri­ca­ción y pro­fa­na­ción

El tras­la­do de los res­tos a la Al­mu­de­na re­quie­re el acuer­do pre­vio con el Obis­pa­do de Ma­drid, pro­pie­ta­rio del tem­plo. Aun­que la fa­mi­lia del dic­ta­dor, co­mo di­jo su se­gun­do nie­to, Francis Fran­co, asu­me que se­rá inevi­ta­ble la ex­hu­ma­ción, no por ello desis­te de su plan de lle­var al Go­bierno a los tri­bu­na­les.

El pa­sa­do 23 de agos­to, un día an­tes de que el Con­se­jo de Mi­nis­tros apro­ba­ra el de­cre­to-ley que per­mi­te des­en­te­rrar los res­tos, los fa­mi­lia­res en­via­ron un es­cri­to al pre­si­den­te del Go­bierno en el que se ra­ti­fi­ca­ron en sus in­ten­cio­nes de­man­dar­lo por «un de­li­to de pre­va­ri­ca­ción y usur­pa­ción de fun­cio­nes, sin per­jui­cio de la po­si­ble co­mi­sión de un de­li­to de pro­fa­na­ción de se­pul­tu­ra ubi­ca­da en un lu­gar de cul­to, in­vio­la­ble, de acuer­do con el tra­ta­do internacional con la San­ta Se­de de 1979».

La es­tra­te­gia ju­rí­di­ca de los Fran­co, sin em­bar­go, tie­ne es­ca­sas po­si­bi­li­da­des de éxi­to por­que un de­cre­to-ley del Go­bierno con la fir­ma del je­fe del Es­ta­do so­lo es re­cu­rri­ble ante el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, ins­tan­cia a la que no tie­nen ac­ce­so los ciu­da­da­nos pa­ra pe­dir la de­ro­ga­ción de nor­mas gu­ber­na­men­ta­les. La úni­ca vía que per­mi­ti­ría pa­ra­li­zar la ex­hu­ma­ción se­ría la opo­si­ción de la Igle­sia por­que la tum­ba es­tá en la ba­sí­li­ca del Va­lle de los Caí­dos que re­gen­tan los mon­jes be­ne­dic­ti­nos. Es, por tan­to, un lu­gar de cul­to, in­vio­la­ble sin el per­mi­so re­li­gio­so. Pe­ro el pre­si­den­te de la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal, Ri­car­do Bláz­quez, ya ha tras­la­da­do al pre­si­den­te que no se opon­drá.

A par­tir del de­cre­to que se aprue­be hoy y du­ran­te 15 días, la fa­mi­lia po­drá co­mu­ni­car el des­tino pa­ra en­te­rrar los res­tos y, si no lo hi­cie­ra, se­rá el Go­bierno el que de­ci­da el lu­gar «ase­gu­ran­do una dig­na se­pul­tu­ra».

G. CUEVAS

La fa­mi­lia Fran­co es­tu­dia lle­var los res­tos de es­te a la crip­ta de la ca­te­dral ma­dri­le­ña de la Al­mu­de­na, don­de tam­bién des­can­san los de su hi­ja Car­men Fran­co Po­lo y su yerno, el mar­qués de Vi­lla­ver­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.