Nue­vo en­fa­do en Fran­cia con su pre­si­den­te

La Voz de Galicia (España) - - Internacional -

Em­ma­nuel Ma­cron es­ta­ba ayer en el ojo del hu­ra­cán des­pués de ha­ber ca­li­fi­ca­do a sus com­pa­trio­tas de «ga­los rea­cios al cam­bio», du­ran­te un dis­cur­so ante los fran­ce­ses re­si­den­tes en Di­na­mar­ca. El pre­si­den­te se de­fen­dió de las crí­ti­cas afir­man­do que so­lo fue un «to­que de hu­mor» y que es­ta­ba sa­ca­da de con­tex­to.

«Es­te pue­blo lu­te­rano, que ha vi­vi­do trans­for­ma­cio­nes en los úl­ti­mos años, no es exac­ta­men­te el ga­lo rea­cio al cam­bio», di­jo el miér­co­les en un ac­to ofi­cial ante la rei­na Mar­ga­ri­ta al elo­giar el mo­de­lo da­nés de la «fle­xi­se­gu­ri­dad» y aña­dir que las di­fe­ren­cias cul­tu­ra­les en­tre fran­ce­ses y da­ne­ses im­pe­dían imi­tar­lo tal cual.

La opo­si­ción fran­ce­sa no tar­dó en reac­cio­nar, acu­san­do al pre­si­den­te de ca­ri­ca­tu­ri­zar a los fran­ce­ses des­de el ex­tran­je­ro. «En Gre­cia tra­tó a los fran­ce­ses de va­gos y aho­ra ante la rei­na de Di­na­mar­ca nos ca­ri­ca­tu­ra co­mo ga­los rea­cios» al cam­bio, cri­ti­có Lau­rent Wau­quiez, lí­der del par­ti­do opo­si­tor de de­re­cha Los Re­pu­bli­ca­nos. «Es inad­mi­si­ble es­cu­char a un pre­si­den­te de la re­pú­bli­ca cri­ti­car, ca­ri­ca­tu­ri­zar a los fran­ce­ses cuan­do es­tá en el ex­tran­je­ro», agre­gó.

«Hay una co­sa que ca­rac­te­ri­za a Fran­cia, al pue­blo fran­cés, es su gus­to de la in­te­li­gen­cia, de la iro­nía, de reír­se de sí mis­mos», se de­fen­dió ayer el je­fe del Elí­seo. Y aña­dió que es un «país que, en los mo­men­to gra­ves de la his­to­ria, sa­be trans­for­mar­se en pro­fun­di­dad», pe­ro «no so­mos un país cu­ya cultura es el con­sen­so, los ajus­tes gra­dua­les, co­mo otros, en par­ti­cu­lar los paí­ses bál­ti­cos y es­can­di­na­vos». Se tra­ta de una po­lé­mi­ca ale­ja­da del «es­pí­ri­tu fran­cés», agre­gó, lla­man­do a la gen­te a «to­mar dis­tan­cia de las po­lé­mi­cas (...) fue­ra de con­tex­to».

La iz­quier­da ra­di­cal Fran­cia In­su­mi­sa de Jean-Luc Mé­le­chon es­ti­mó que el co­men­ta­rio era «muy des­de­ño­so con­tra su pro­pio pue­blo». La ul­tra­de­re­chis­ta Ma­ri­ne Le Pen reac­cio­nó en un tuit. «¡Co­mo de costumbre, [Ma­cron] des­pre­cia a los fran­ce­ses des­de el ex­tran­je­ro!». «Los ‘ga­los’ van a dar­se el pla­cer de res­pon­der a su arro­gan­cia y su des­pre­cio», agre­gó.

Los sin­di­ca­tos, en ple­na ba­ta­lla con­tra las re­for­mas que ha em­pren­di­do Ma­cron en va­rios sec­to­res, afir­ma­ron que los fran­ce­ses eran «rea­cios» a los cam­bios cuan­do son «im­pues­tos». «Si hay un diá­lo­go, si nos es­cu­chan, si res­pe­tan nues­tras lí­neas ro­jas, los cam­bios son po­si­bles», ase­gu­ró Phi­lip­pe Louis, de la CFTC.

La po­lé­mi­ca no po­día caer en peor mo­men­to pa­ra el Go­bierno. El pri­mer mi­nis­tro Edouard Phi­lip­pe arrancó ayer en­cuen­tros con los sin­di­ca­tos pa­ra abor­dar va­rias re­for­mas de­li­ca­das pre­vis­tas pa­ra los pró­xi­mos me­ses, co­mo la de las pen­sio­nes y la de la fun­ción pú­bli­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.