«La ta­sa de cu­ra­ción es­tá por en­ci­ma del 60%»

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - EN PORTADA - Por M. M.

De sus ma­nos, y de las de su equi­po, al que en­sal­za, de­pen­dió el éxi­to del pri­mer tras­plan­te de mé­du­la al que se en­fren­tó el CHUS. Uno de los dos pri­me­ros efec­tua­dos en Ga­li­cia. Fue ha­ce más de dos dé­ca­das. En el hospital com­pos­te­lano aho­ra rea­li­zan en torno a unos 50 al año y es cen­tro de re­fe­ren­cia en la co­mu­ni­dad pa­ra los ca­sos in­fan­ti­les. —¿To­da­vía se acuer­da de su pri­mer tras­plan­te de mé­du­la? —Cla­ro, fue Ra­mo­na Blan­co, en el 93. Te­nía un lin­fo­ma no Hodg­kin. Ha­ce unos me­ses to­da­vía vino por aquí un hi­jo, nos co­men­tó que su ma­dre se­guía bien. —¿Ha cam­bia­do mu­cho la téc­ni­ca des­de en­ton­ces? —Mu­cho, y si­gue ha­cién­do­lo. Ha­ce­mos todos los ti­pos de tras­plan­tes que se es­tán rea­li­zan­do en el mundo. Los pri­me­ros fue­ron los au­tó­lo­gos, con cé­lu­las ma­dre del pro­pio pa­cien­te. Lue­go vi­nie­ron los alo­gé­ni­cos con cé­lu­las de un her­mano y, más tar­de, con donantes no em­pa­ren­ta­dos. Des­pués con cé­lu­las del cor­dón um­bi­li­cal y, des­de el 2014, em­pe­za­mos con los ha­ploi­dén­ti­cos, aún más com­ple­jos. Cuan­do no se en­cuen­tra un do­nan­te con un HLA idén­ti­co, que es lo ideal, se rea­li­za con un fa­mi­liar, pre­fe­ri­ble­men­te un her­mano, aunque so­lo sea com­pa­ti­ble en un 50%. Nos po­de­mos co­dear con cual­quier cen­tro del país. —¿Qué es el HLA? —La in­for­ma­ción so­bre los an­tí­ge­nos de nues­tra san­gre, ca­da per­so­na tie­ne un gru­po dis­tin­to. —¿Dos her­ma­nos tie­nen un mis­mo HLA? —Te­ne­mos en torno a un 25% de po­si­bi­li­da­des. Por eso hay que re­cu­rrir a donantes no em­pa­ren­ta­dos. — ¿ Hay más ries­gos cuan­do el do­nan­te no es fa­mi­lia? —Hoy en día es­tán muy equi­pa­ra­dos. Las téc­ni­cas in­mu­no­ló­gi­cas pa­ra iden­ti­fi­car los ti­pos de an­tí­ge­nos y ha­llar el gra­do de com­pa­ti­bi­li­dad, se han ido per­fec­cio­nan­do. An­tes los re­sul­ta­dos de los tras­plan­tes no eran tan bue­nos por­que los donantes no eran tan bue­nos, es de­cir, tan com­pa­ti­bles. —¿Exis­te ries­go pa­ra el en­fer­mo? —El re­cep­tor pue­de re­cha­zar el tras­plan­te o ser las cé­lu­las in­fun­di­das las que no re­co­noz­can el cuer­po del pa­cien­te y lo ata­quen, es la En­fer­me­dad de In­jer­to con­tra Hués­ped. —¿En qué con­sis­te do­nar mé­du­la? —El tér­mino es­tá un po­co des­fa­sa­do. Lo co­rrec­to se­ría de­cir tras­plan­te de pre­cur­so­res he­ma­to­po­yé­ti­cos. En la ma­yo­ría de las oca­sio­nes, más del 90%, lo que se do­na son las cé­lu­las de la mé­du­la re­co­gi­das en la san­gre pe­ri­fé­ri­ca. La que cir­cu­la por nues­tras ve­nas, so­lo que es­ti­mu­la­da pa­ra que las cé­lu­las ma­dre que pro­du­ce la mé­du­la ósea, las que ge­ne­ran los leu­co­ci­tos o las pla­que­tas, se des­pla­cen al flu­jo san­guí­neo. El pin­cha­zo en los hue­sos de la ca­de­ra pa­ra as­pi­rar mé­du­la de for­ma di­rec­ta es me­nos ha­bi­tual. —¿Es un éxi­to que au­men­ta­ran el nú­me­ro de donantes? —Los mé­di­cos te­ne­mos éxi­to cuan­do el pa­cien­te sa­le por la puer­ta y ve­mos que no re­cae y es­tá cu­ra­do. Es­to no se lo­gra si no hay un nú­me­ro de donantes su­fi­cien­tes. —¿Cuán­tos se cu­ran? — La ta­sa es­tá por en­ci­ma del 60%. De­pen­de del ti­po de tras­plan­te y de la pa­to­lo­gía.

«An­tes los re­sul­ta­dos no eran tan bue­nos por­que los donantes no eran tan com­pa­ti­bles»

| ÁLVARO BALLESTEROS

DES­DE EL 93. Jo­sé Luis Be­llo reali­zó su pri­mer tras­plan­te de mé­du­la en el año 1993, a Ra­mo­na Blan­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.