Suá­rez, del ac­ti­vis­mo a la inac­ti­vi­dad

El al­cal­de, cer­ca­do por su de­bi­li­dad po­lí­ti­ca, es in­ca­paz de sa­car ade­lan­te los te­mas cla­ve pa­ra la ciu­dad

La Voz de Galicia (Ferrol) - Ferrol local - - PORTADA - ROCÍO PI­TA PA­RA­DA

Fe­rrol rue­da cues­ta aba­jo y sin fre­nos ha­cia el 2019. A me­nos de un año y me­dio de las pró­xi­mas mu­ni­ci­pa­les se da prác­ti­ca­men­te por per­di­do un man­da­to cu­yo balance se­rá di­fí­cil de de­fen­der. El al­cal­de, Jor­ge Suá­rez, se en­cuen­tra ca­da vez más ais­la­do por su in­men­sa mi­no­ría. Y lo que es peor: en­fren­ta­do a de­ma­sia­dos fren­tes de in­cier­tas con­se­cuen­cias pa­ra la ciu­dad, pe­ro po­si­ble­men­te tam­bién pa­ra él y su go­bierno. «Non ve­ño aquí pa­ra xes­tio­nar un Con­ce­llo, son máis un ac­ti­vis­ta na pro­cu­ra dun Fe­rrol me­llor», pro­cla­ma­ba el día des­pués de las elec­cio­nes del 2015. En­ton­ces, de­fen­día que «can­do a ci­da­da­nía co­me­ce a no­tar os efec­tos das pri­mei­ras me­di­das que to­me­mos, vai­se dar con­ta de que is­to non é poe­sía po­lí­ti­ca, que is­to é reali­da­de». Y con esa reali­dad se ha da­do de bru­ces.

AC­TI­VI­DAD MU­NI­CI­PAL Tra­ba­jo in­fruc­tuo­so.

La opo­si­ción til­da a me­nu­do de va­gos a Suá­rez y su equi­po. Le re­cri­mi­nan el «te­rra­ceo» que fre­cuen­ta con miem­bros de su equi­po prác­ti­ca­men­te a dia­rio. Pe­ro al al­cal­de es fre­cuen­te en­con­trár­se­lo por los pa­si­llos del Ayun­ta­mien­to, de un des­pa­cho a otro. No so­lo es re­gi­dor, sino tam­bién ti­tu­lar de una de las prin­ci­pa­les con­ce­ja­lías: la de Eco­no­mía e Fa­cen­da, que lle­va ade­más apa­re­ja­das las com­pe­ten­cias de Re­cur­sos Hu­ma­nos y tam­bién de Con­tra­ta­ción. Pe­ro su tra­ba­jo no le ren­ta. Su go­bierno trans­mi­te fal­ta de ges­tión. O al me­nos, és­ta re­sul­ta in­fruc­tuo­sa. Pe­ro ade­más, en los úl­ti­mos me­ses Suá­rez ha re­du­ci­do de ma­ne­ra no­to­ria su pre­sen­cia pú­bli­ca: me­nos asis­ten­cia a ac­tos y re­duc­ción de sus com­pa­re­cen­cias an­te la pren­sa, en las que an­tes se pro­di­ga­ba con asi­dui­dad. No rehú­ye las pre­gun­tas, pe­ro mi­de sus in­ter­ven­cio­nes, y a ve­ces las evi­ta, so­bre te­mas aje­nos co­mo la si­tua­ción de Ca­ta­lu­ña, aun­que so­bre es­ta cues­tión, y otras, se ma­ni­fies­ta a tra­vés de las re­des.

LOS TE­MAS PEN­DIEN­TES Sin pre­su­pues­tos.

Los pre­su­pues­tos mu­ni­ci­pa­les es el pa­ra­dig­ma de la inac­ti­vi­dad del man­da­to. Fe­rrol si­gue con los que de­jó el PP en 2015. Me­dia­do no­viem­bre, el bo­rra­dor de los de es­te año lle­gó ha­ce so­lo unos días. Hoy se abor­da­rá en co­mi­sión, pe­ro con pers­pec­ti­vas de po­co éxi­to. En el me­jor de los es­ce­na­rios, es­ta­ría vi­gen­te unos días a fi­na­les de di­ciem­bre. Los del 2018 to­da­vía no se co­no­cen. Pe­ro ade­más de ese do­cu­men­to vi­tal pa­ra la ciu­dad, cu­ya inexis­ten­cia man­tie­ne blo­quea­das las in­ver­sio­nes, el go­bierno lo­cal con­ti­núa sin de­ci­dir so­bre el con­ve­nio con De­fen­sa. Y otro pro­yec­to cla­ve, la re­for­ma de Ar­mas, se en­cuen­tra a la es­pe­ra de que se sub­sa­nen los re­que­ri­mien­tos de Pa­tri­mo­nio.

LAS CON­TRA­DIC­CIO­NES Adiós a la re­mu­ni­ci­pa­li­za­ción.

Es la prin­ci­pal in­cohe­ren­cia del pro­gra­ma de Suá­rez: nin­guno de los ser­vi­cios que se pro­me­tió res­ca­tar se ha re­cu­pe­ra­do pa­ra la ges­tión di­rec­ta. Ni tie­ne pers­pec­ti­vas de ha­cer­lo. Suá­rez so­lo pue­de ven­der que ha re­cu­pe­ra­do el so­co­rris­mo en las pla­yas, aun­que con pro­ble­mas en los dos ve­ra­nos en que asu­mió el ser­vi­cio. Ni ba­su­ra, ni agua, ni man­te­ni­mien­to eléc­tri­co, ni re­pa­ra­ción de via­les ni ges­tión de cen­tros cul­tu­ra­les. To­do se man­tie­ne en ma­nos pri­va­das, pro­rro­gan­do con­tra­tos e in­clu­so ini­cian­do otros nue­vos pa­ra la ad­ju­di­ca­ción a em­pre­sas. Otra sim­bó­li­ca con­tra­dic­ción fue el anun­cio de que re­nun­cia­ría al co­che ofi­cial, que tar­dó po­co más de dos años en re­cu­pe­rar y vol­ver a usar.

LA AME­NA­ZA LE­GAL La ju­di­cia­li­za­ción de Ema­fe­sa.

La jus­ti­cia ame­na­za con en­trar de lleno en la po­lí­ti­ca mu­ni­ci­pal. Son va­rios los fren­tes le­ga­les abier­tos. El pri­me­ro, hoy mis­mo, cuan­do se cum­ple el pla­zo lí­mi­te otor­ga­do por Gas Na­tu­ral pa­ra que Ema­fe­sa abo­ne 920.000 eu­ros de deu­da por los gas­tos eléc­tri­cos del sa­nea­mien­to. Suá­rez no lle­ga­rá a tiem­po, ya que el pleno pa­ra in­ten­tar le­van­tar la sus­pen­sión de la ta­sa se­rá ma­ña­na, y con re­sul­ta­do in­cier­to. Otro ul­ti­má­tum, el del so­cio pri­va­do de Ema­fe­sa, So­ca­mex, ven­ce el pró­xi­mo mar­tes. Y si no hay ta­sa, me­te­rá en los juz­ga­dos la di­so­lu­ción de Ema­fe­sa por las pér­di­das acu­mu­la­das. Pe­ro hay más. Un re­cien­te in­for­me de Se­cre- ta­ría Xe­ral ad­vier­te a Suá­rez de que no se pue­de man­te­ner pa­ra­li­za­do más tiem­po el pro­ce­so pa­ra con­tra­tar la re­co­gi­da de ba­su­ra y lim­pie­za via­ria ini­cia­do el an­te­rior man­da­to y guar­da­do en un ca­jón. «Non é de re­ci­bo cam­biar as re­gras do xo­go á me­ta­de da par­ti­da», le re­cuer­da. Y que las em­pre­sas pre­sen­ta­das po­drían exi­gir res­pon­sa­bi­li­da­des. Y otro más ame­na­za con di­la­tar la lle­ga­da de nue­vos pre­su­pues­tos. El TSXG exi­ge que se cum­plan las sen­ten­cias que de­cla­ra­ron la nu­li­dad del ca­pí­tu­lo I, el de Per­so­nal de los pre­su­pues­tos de 2013 y 2014, ba­jo la ad­ver­ten­cia de res­pon­sa­bi­li­da­des per­so­na­les y pa­tri­mo­nia­les, mul­tas coer­ci­ti­vas e in­clu­so la vía pe­nal. Y an­tes de apro­bar nue­vos pre­su­pues­tos, ha­brá que eje­cu­tar­las.

DE­BI­LI­DAD PO­LÍ­TI­CA Abo­ca­do a pac­tos con­tra na­tu­ra.

Con un go­bierno de sie­te con­ce­ja­les so­bre 25, la arit­mé­ti­ca jue­ga en su con­tra y evi­den­cia su de­bi­li­dad. So­bre to­do, des­pués de ha­ber­se pues­to en con­tra a los so­cios «na­tu­ra­les», PSOE y BNG. Y le obli­ga a de­pen­der del eterno enemi­go, el PP, pa­ra in­ten­tar sa­car al­gu­nas vo­ta­cio­nes. La ta­sa del sa­nea­mien­to se­rá el ca­so más evi­den­te. Es­ta si­tua­ción de­bi­li­ta ade­más su ima­gen an­te un elec­to­ra­do ca­da vez más crí­ti­co.

PERS­PEC­TI­VAS ELEC­TO­RA­LES ¿Se vol­ve­rá a pre­sen­tar?

Él trans­mi­te a su círcu­lo que sí. Pe­ro aun­que se es­fuer­za por re­pe­tir que con­ser­va la mis­ma ilu­sión que al prin­ci­pio, es ob­vio que no. Suá­rez es­tá que­ma­do. Y se no­ta. En to­do ca­so, no se­rá una de­ci­sión so­lo su­ya. Se de­be a EU, de don­de ema­nan bue­na par­te de las di­rec­tri­ces de es­te go­bierno.

JOSÉ PAR­DO

Jor­ge Suá­rez en un sa­lón de ple­nos va­cío an­tes del ini­cio de una se­sión de la cor­po­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.