HOM­BRE DE AFEC­TOS Y DEMONIOS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - REPORTAJE -

La pa­sión que le do­mi­na­ba co­mo ac­tor era un te­nue re­fle­jo de la que en lo per­so­nal le con­du­cía ha­cia afec­tos pro­fun­dos y, a ve­ces, por ca­mi­nos abrup­tos. La fa­mi­lia fue su ma­yor adic­ción, pe­ro tris­te­men­te no la úni­ca. En 1978 se ca­só con Va­le­rie Ve­lar­di y tu­vie­ron un hi­jo. Una in­fi­de­li­dad aca­bó con un ma­tri­mo­nio ya afec­ta­do por la co­caí­na y el al­cohol. Su si­guien­te gran amor fue la ni­ñe­ra de su hi­jo, Mars­ha Gar­ces. La bo­da se ce­le­bró en 1989 y po­cos me­ses más tar­de na­cía Zel­da, y des­pués tu­vie­ron a Cody. Otro di­vor­cio (2007) le hi­zo caer de nue­vo has­ta el fon­do de la bo­te­lla. Su­san Sch­nei­der fue su ta­bla de sal­va­ción y su úl­ti­ma es­po­sa, de la que se des­pi­dió con un “Bue­nas no­ches, mi amor” an­tes de qui­tar­se la vi­da.

So­bre es­tas lí­neas, en la ca­sa con sus dos hi­jos pe­que­ños, Zel­da y Cody, en 1995. Dcha., con Lau­rie, su ma­dre, en 1995. Arri­ba, el día de su cumpleaños, en 2001.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.