AL­BA SAS­KIA

“Es muy gra­ti­fi­can­te po­der ayu­dar con mis pa­la­bras”.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR MA­TIL­DE MO­LI­NE­RO

Es­ta his­to­ria co­men­zó ha­ce unos me­ses con la lle­ga­da a la re­dac­ción de un li­bro. Ha­bía que­da­do en­tre los diez finalistas al Pre­mio Pla­ne­ta y de­ci­di­mos en­tre­vis­tar a su au­to­ra: Al­ba Sas­kia.

Con un par de alas no era so­lo el tí­tu­lo de su fan­tás­ti­co li­bro, lleno de sen­ti­mien­to y fres­cu­ra, tam­bién el ar­ma con el que es­ta joven ca­ta­la­na de 26 años se en­fren­ta a la en­fer­me­dad ra­ra que pa­de­ce, de la que so­lo hay 80 ca­sos y que le ha pro­vo­ca­do sor­de­ra y dis­fro­fia mus­cu­lar. Tras su­pe­rar una dis­fa­gia se­ve­ra (im­po­si­bi­li­dad de de­glu­ción), «a ba­se de lo­go­pe­dia, reha­bi­li­ta­ción

y ca­be­zo­ne­ría», y vol­ver a ca­mi­nar gra­cias a unas fé­ru­las equi­nas, Al­ba creó la Aso­cia­ción Ho­pe, que pre­ten­de in­ves­ti­gar la pa­to­lo­gía que pa­de­ce (Sín­dro­me de Brown Via­let­to Van Lae­re). Su en­tre­vis­ta a co­ra­zón abier­to nos lle­gó a lo más pro­fun­do de nues­tra al­ma.

Y no ca­bía du­da: ella de­bía ser una de una de las ga­lar­do­na­das con el Pre­mio Co­ra­zón Anó­ni­mo de nues­tra re­vis­ta.

Al­ba cau­ti­va, por­que trans­mi­te fuer­za, po­si­ti­vis­mo y ale­gría. Así lo pu­do com­pro­bar la ac­triz Ele­na Fu­ria­se, que fue la en­car­ga­da de en­tre­gar­le el ga­lar­dón y no po­día pa­rar de llo­rar de emo­ción al es­cu­char el hermoso dis­cur­so de agra­de­ci­mien­to que nos de­di­có la es­cri­to­ra. «No nos co­no­cía­mos pe­ro he­mos es­ta­do du­ran­te to­da la gala co­gi­das de la mano», nos con­tó Ele­na. Por su par­te, Al­ba, co­mo ni­ña con za­pa­tos nue­vos, afir­mó: «Ha si­do una ilu­sión enor­me, un ma­ra­vi­llo­so re­co­no­ci­mien­to». Aho­ra, su ob­je­ti­vo es cen­trar­se en su aso­cia­ción «que em­pie­za a co­ger un po­co de co­lor. Ne­ce­si­ta­mos equi­po mé­di­co es­pa­ñol y di­ne­ro pa­ra fi­nan­ciar la in­ves­ti­ga­ción». En cuan­to a su se­gun­do li­bro, ten­dre­mos que es­pe­rar un po­co: «De mo­men­to es­toy dis­fru­tan­do de es­tos mo­men­tos tan bo­ni­tos. Si en es­te li­bro me he pues­to en la piel de una mu­jer, en el próximo me gus­ta­ría pro­bar en la de un hom­bre, pe­ro no sé si lo voy a con­se­guir (ri­sas)». Es cons­cien­te de que es un ejem­plo pa­ra mu­cha gen­te: «Es muy gra­ti­fi­can­te po­der ayu­dar a otras per­so­nas con mis pa­la­bras». Y pa­ra fi­na­li­zar, va­mos a de­jar que sea la pro­pia Al­ba la que pon­ga el bro­che fi­nal con un des­pie­ce de su dis­cur­so: «“A ve­ces, no ne­ce­si­ta­mos que al­guien nos arre­gle. A ve­ces, lo úni­co que ne­ce­si­ta­mos es que al­guien nos quie­ra mien­tras nos arre­gla­mos no­so­tros mis­mos”. De es­te mo­do em­pie­za mi no­ve­la, por­que creo que una de las me­jo­res co­sas que ten­go en la vi­da es el amor de mi gen­te. Cuan­do la sa­lud me qui­tó prác­ti­ca­men­te to­do, así, de un ma­no­ta­zo. Su­pe que el va­lo­rar el ca­ri­ño de nues­tra gen­te siem­pre ha si­do la pri­me­ra lec­ción que te en­se­ña la vi­da. A día de hoy me que­da mu­cho por apren­der, pe­ro tam­bién sé que aho­ra, con 26 años y des­pués de te­ner el ho­nor de re­na­cer, sé lo que quie­ro. Quie­ro vi­vir el pre­sen­te, so­ñar sin nin­gún mie­do, lu­char por es­ta so­cie­dad que no es­tá tan perdida co­mo pen­sa­mos». Y es que Al­ba no so­lo tie­ne ‘un par de alas’, tam­bién tie­ne mu­cho án­gel.♥

La ac­triz Ele­na Fu­ria­se y la pre­sen­ta­do­ra Ana Gar­cía Lo­zano no pu­die­ron evi­tar emo­cio­nar­se, co­mo el res­to de los pre­sen­tes, an­te el her­mo­sí­si­mo dis­cur­so de agra­de­ci­mien­to que nos de­di­có la es­cri­to­ra Al­ba Sas­kia al re­co­ger su Pre­mio Co­ra­zón Anó­ni­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.