MA­RÍA EDITE SAN­TOS

La ma­dre del su­pues­to nue­vo hi­jo de JU­LIO IGLE­SIAS lle­ga­rá has­ta el fi­nal con el pro­ce­so ju­di­cial pa­ra que sea re­co­no­ci­do.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - IMAGEN - POR AU­RE­LIO MAN­ZANO

Aho­ra que ha vuel­to a la pa­les­tra la his­to­ria de Ma­ría Edite San­tos, ma­dre del su­pues­to hi­jo de Ju­lio Igle­sias, son mu­chos los que po­nen en du­da su his­to­ria con el can­tan­te. In­clu­so, Al­fre­do Frai­le, en­ton­ces má­na­ger de Ju­lio Igle­sias, ha de­cla­ra­do que ni la re­cuer­da. RO­CÍO MARTÍN, TES­TI­GO

Sin em­bar­go, hay una per­so­na muy co­no­ci­da que sí le da cre­di­bi­li­dad: Ro­cío Martín, pe­rio­dis­ta y ex Miss España. Co­ra­zón se pu­so en con­tac­to con ella, pa­ra que nos re­la­ta­se có­mo lo vi­vió: «Co­rría el ve­rano del 1975 cuan­do lle­gué a Va­len­cia. Co­men­cé a tra­ba­jar en la sa­la Ladys, co­mo re­la­cio­nes pú­bli­cas y pre­sen­ta­do­ra de un es­pec­tácu­lo. En el ba­llet que acom­pa­ña­ba a las ac­tua­cio­nes es­ta­ba Ma­ría Edite. Re­cuer­do que era una chi­ca bas­tan­te re­ser­va­da. No era na­da lla­ma­ti­va e iba a su ai­re. Ese ba­llet se com­po­nía de 15 chi­cas. En una oca­sión diez de ellas fue­ron sus­ti­tui­das por otras, por­que te­nían una se­rie de bo­los en Sant Fe­liu de Guí­xols (Gi­ro­na). Cuan­do re­gre­sa­ron, to­das con­ta­ron a las de­más que ha­bían coin­ci­di­do con va­rios can­tan­tes, en­tre los que es­ta­ba Ju­lio Igle­sias. En esa épo­ca co­men­za­ba a ser fa­mo­so»,

re­la­ta la ex Miss. «Ade­más to­das las bailarinas ase­gu­ra­ban que la por­tu­gue­sa ha­bía pa­sa­do un par de no­ches con Ju­lio en su ho­tel. Era el co­ti­lleo de esa se­ma­na. Ella nun­ca nos lo con­fir­mó, pe­ro su tí­mi­da son­ri­sa la de­la­ta­ba. Po­co tiem­po des­pués, Ma­ría se des­pi­dió del ba­llet sin dar una ra­zón. Lue­go, un buen ami­go de ella me con­fir­mó que es­ta­ba em­ba­ra­za­da. Años des­pués, cuan­do sal­tó la no­ti­cia en 1992, coin­ci­di­mos de nue­vo y yo le di­je: ¡Va­ya, al fi­nal era ver­dad lo que se co­men­ta­ba. Es­ta­bas em­ba­ra­za­da de Ju­lio!», nos cuen­ta Ro­cío, quien ade­más, aña­de: «Nun­ca he te­ni­do du­da de que fue­ra ver­dad lo que cuen­ta Edite. So­lo es­pe­ro que la jus­ti­cia le dé la ra­zón». LLE­GA­RÁ AL FI­NAL Des­de que se co­no­cie­ra la se­ma­na pa­sa­da la exis­ten­cia de unas prue­bas bio­ló­gi­cas que se han he­cho a al­guien del en­torno del can­tan­te, y que pro­ba­ría que, su­pues­ta­men­te, Ju­lio y Ja­vier son pa­dre e hi­jo, son mu­chos los me­dios de co­mu­ni­ca­ción que se han pues­to en con­tac­to con Ma­ría Edite y su hi­jo, Ja­vier. La ex­bai­la­ri­na no ha que­ri­do dar de­cla­ra­cio­nes. Su in­ten­ción en un prin­ci­pio es po­der ce­rrar una en­tre­vis­ta que le re­por­te una can­ti­dad pa­ra po­der ayu­dar a su hi­jo a ha­cer fren­te al pro­ce­so le­gal que se le ave­ci­na. Se­gún

Con­tra la prue­ba cien­tí­fi­ca Ju­lio no tie­ne na­da que ha­cer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.