GIL SILGADO

Nue­vo fren­te ju­di­cial abier­to. Es­ta vez, en San­to Do­min­go, don­de es­tá en bus­ca y cap­tu­ra.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR AU­RE­LIO MANZANO

Jo­sé Ma­ría Gil Silgado (56) ter­mi­na 2018 con un sa­bor agri­dul­ce. La ale­gría por ha­ber vuel­to con la ma­dre de su hi­ja, Ma­ría Je­sús Ruiz (35), con­tras­ta con to­dos los pro­ble­mas con la Jus­ti­cia a los que ten­drá que en­fren­tar­se el pró­xi­mo año. Y no so­lo en Es­pa­ña don­de, en­tre otras co­sas, po­dría ser con­de­na­do por su­pues­tos ma­los tra­tos psi­co­ló­gi­cos –por una de­man­da que pre­sen­tó en su con­tra Ma­ría Je­sús y que si­gue en cur­so–, sino tam­bién en San­to Do­min­go, país don­de ha re­si­di­do. Allí, un juez de la se­gun­da sa­la de la Cá­ma­ra Pe­nal de la Cor­te de Ape­la­ción del Dis­tri­to Na­cio­nal le ha de­cre­ta­do, des­de el pa­sa­do día 18 de agos­to, en re­bel­día. En con­se­cuen­cia, ha cur­sa­do una or­den de bús­que­da y arres­to por un su­pues­to de­li­to de es­ta­fa. CRONOLOGÍA Es­ta pe­sa­di­lla le­gal co­men­zó el 30 de ene­ro de 2015, cuan­do Gil Silgado pi­dió un prés­ta­mo a un em­pre­sa­rio do­mi­ni­cano, Jo­sé Ra­fael Bor­ges Her­nán­dez, por la can­ti­dad de 1.650.000 pe­sos do­mi­ni­ca­nos –unos 28.600 eu­ros–.

Cuan­do el de­man­dan­te acu­dió al ban­co BHD pa­ra ha­cer efec­ti­vo el che­que con la de­vo­lu­ción del prés­ta­mo, no ha­bía fon­dos en esa cuen­ta, por lo que el em­pre­sa­rio do­mi­ni­cano pre­sen­tó una de­man­da en los tribunales.

En la pri­me­ra sen­ten­cia, con fe­cha de 16 de mar­zo del 2017 y a la que ha te­ni­do ac­ce­so en ex­clu­si­va Co­ra­zón, una jue­za de­cla­ró cul­pa­ble a Gil Silgado y a su em­pre­sa In­ver­sio­nes Daw­ling SRL «por la co­mi­sión del de­li­to de emi­sión de che­ques sin fon­do, he­cho pre­vis­to y san­cio­na­do en el ar­tícu­lo 66 de la Ley 2859». Otro de las pun­tos que re­fle­jan es­ta sen­ten­cia con­de­na tam­bién

al em­pre­sa­rio a cum­plir la pe­na de seis me­ses de re­clu­sión y una mul­ta de 500.000 pe­sos –8.685 eu­ros– en «con­cep­to de re­pa­ra­ción de da­ños y per­jui­cios a Jo­sé Ra­fael Her­nán­dez».

Gil Silgado re­cu­rrió es­ta sen­ten­cia y te­nía que pre­sen­tar­se en la vis­ta lle­va­da a ca­bo el 9 de agos­to. Pe­ro sa­lió del país an­tes y nun­ca se pre­sen­tó an­te la Cor­te de Ape­la­ción.

EL LA­VA­DO DE CO­CHES

Así lo ex­pli­có el abo­ga­do de la par­te de­man­dan­te, Héc­tor Ló­pez Ro­drí­guez: «Es­te se­ñor ape­ló la sen­ten­cia y lue­go se fue del país. No se pre­sen­tó a la ape­la­ción y, en es­tos mo­men­tos, tie­ne una or­den de pri­sión en Re­pu­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. Si en­tra­ra en el país, se­ría arres­ta­do y lle­va­do an­te el tri­bu­nal. No­so­tros es­ta­mos tra­tan­do de lo­ca­li­zar­le pa­ra que cum­pla y pa­gue a nues­tro clien­te».

Efec­ti­va­men­te. La Cor­te de Ape­la­ción dic­tó una sen­ten­cia el día 9 de agos­to y or­de­nó que se pu­bli­ca­ra en un pe­rió­di­co de ám­bi­to na­cio­nal en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na pa­ra fa­ci­li­tar el pa­ra­de­ro de Gil Silgado, en ca­so de en­con­trar­se allí. Así pues, el 21 de agos­to, en el pe­rió­di­co El nue­vo dia­rio, apa­re­cía una re­se­ña in­for­man­do de su bús­que­da y pi­dien­do a la ciu­da­da­nía que, si te­nían al­gu­na in­for­ma­ción, la su­mi­nis­tra­ran a la Po­li­cía.

Al pa­re­cer, y se­gún nos re­la­ta el abo­ga­do, «es­te no es el úni­co pro­ble­ma que tie­ne aquí. Hay un gru­po de tra­ba­ja­do­res de su em­pre­sa de la­va­do de co­ches que tam­bién lo ha de­man­da­do por im­pa­gos, al igual que su ex­le­tra­da».

Jo­sé Ma­ría Gil Silgado po­dría es­tar, en es­tos mo­men­tos, ne­go­cian­do la ven­ta del au­to­la­va­do con el ju­ga­dor de béis­bol do­mi­ni­cano Mi­guel Te­ja­da.

los da­tos Arri­ba, la no­ti­cia pu­bli­ca­da pa­ra lo­ca­li­zar a Gil Silgado. Jun­to a es­tas lí­neas el che­que que su­pues­ta­men­te en­tre­gó sin fon­dos. A a dcha., el la­va­de­ro de co­ches.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.