Fue­gos ar­ti­fi­cia­les pa­ra Fé­lix

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de la Escuela - - LITERATURA -

Fé­lix lle­va­ba ya tres se­ma­nas en­fer­mo. Las pa­pe­ras se le ha­bían com­pli­ca­do con al­go en la ca­be­za.

No ha­ce fal­ta ex­pli­car al de­ta­lle to­do lo que Ga­bi tu­vo que so­por­tar du­ran­te esas tres se­ma­nas en el co­le­gio, por­que lo ni­ños no te­nían mu­cha ima­gi­na­ción pa­ra las bro­mas: pe­gar pu­ñe­ta­zos en la tri­pa, ti­rar el tra­po de la pi­za­rra, po­ner la pa­pe­le­ra por som­bre­ro, echar gu­sa­nos en el ma­te­rial es­co­lar... Siem­pre era lo mis­mo.

Me­nos una vez que se les ocu­rrió al­go nue­vo. Le qui­ta­ron a Ga­bi los za­pa­tos y los col­ga­ron en la pi­za­rra por los cor­do­nes. Ga­bi se co­lo­có de­lan­te y em­pe­zó a sal­tar como una lo­ca, pe­ro siem­pre cin­co cen­tí­me­tros por de­ba­jo de lo ne­ce­sa­rio pa­ra al­can­zar­los. Pa­re­cía un mar­ti­llo neu­má­ti­co. Brin­có has­ta que la pro­fe­so­ra vol­vió de la se­cre­ta­ria, se los ba­jó y cas­ti­gó a los de­más con vein­te ejer­ci­cios de cálcu­lo lar­gos como co­lum­nas.

Des­pués de las cla­ses, en el guar­da­rro­pa, Wi­lli le pu­so a Ga­bi su cua­derno de ma­te­má­ti­cas en una mano y le di­jo:

—¡Tú tie­nes la cul­pa! Así que tú me ha­rás el cas­ti­go —y lue­go aña­dió que de­bía imi­tar su le­tra a la per­fec­ción—. Si la pro­fe no­ta que lo has es­cri­to tú —la ame­na­zó— ju­ga­ré al fút­bol con­ti­go.

Ga­bi se ti­ró to­da la santa tar­de con el cua­derno de Wi­lli, por­que le cos­ta­ba mu­cho imi­tar los números tan tor­ci­dos que ha­cía.

Cuan­do ano­che­ció se fue a hur­ta­di­llas a la ca­sa de Fé­lix, se apo­yó en la pa­red y su­su­rró ha­cia la ven­ta­na:

—Fé­lix, que­ri­do Fé­lix, te echo mu­cho de me­nos. (C. Nostlin­ger: Gor­da Ga­bi,

Fo­fo Fé­lix. Edel­vi­ves, 1999)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.