EDUAR­DO DÁVILA, PRE­SI­DEN­TE DE AON ES­PA­ÑA

Al­can­zar el li­de­raz­go de la in­dus­tria de la con­sul­to­ría en ries­gos y ca­pi­tal hu­mano en Orien­te Me­dio a par­tir de la ex­pe­rien­cia en Es­pa­ña y Por­tu­gal es el co­me­ti­do que la cor­po­ra­ción ame­ri­ca­na le ha en­car­ga­do al ga­lle­go Eduar­do Dávila. Co­ru­ñés, de 43 años

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - D. Ca­sas

El al­to eje­cu­ti­vo co­ru­ñés acaba de re­ci­bir el en­car­go de pi­lo­tar la ex­pan­sión del gi­gan­te de la con­sul­to­ría ame­ri­ca­na a los mer­ca­dos de Orien­te Me­dio a par­tir de su ex­pe­rien­cia en Es­pa­ña y Por­tu­gal, mer­ca­dos que se­gui­rá di­ri­gien­do.

La em­pre­sa es­ta­dou­ni­den­se, con fuer­te pre­sen­cia en Galicia, es­pe­cia­li­za­da en la con­sul­to­ría glo­bal de ries­gos y co­rre­du­ría de se­gu­ros, ha con­fia­do en es­te co­ru­ñés la res­pon­sa­bi­li­dad de desa­rro­llar su ne­go­cio en Orien­te Me­dio, don­de ya tie­ne una pre­sen­cia im­por­tan­te en nue­ve paí­ses y 1.000 em­plea­dos. Se­gún pa­la­bras de Greg Ca­se, con­se­je­ro de­le­ga­do mun­dial de la con­sul­to­ra en su re­cien­te visita a Es­pa­ña, «por su tra­yec­to­ria, co­no­ci­mien­to y pa­sión, no se me ocu­rre na­die me­jor que Eduar­do para lle­var es­te re­to ade­lan­te». Aon dis­po­ne de 500 ofi­ci­nas en los 120 paí­ses en los que ope­ra con un ne­go­cio de 14.000 mi­llo­nes de dó­la­res (13.134 mi­llo­nes de eu­ros). En Galicia cuen­ta con 3 ofi­ci­nas, 25 co­la­bo­ra­do­res y ne­go­cio por va­lor de 10 mi­llo­nes de eu­ros. Dávila es­tá ca­sa­do con una ga­lle­ga, es pa­dre de tres hi­jos y un gran afi­cio­na­do al hoc­key so­bre pa­ti­nes y al golf, que prac­ti­ca ca­da vez que re­gre­sa a su tie­rra. —¿Qué re­pre­sen­ta Aon en el con­tex­to mun­dial? —So­mos la ma­yor con­sul­to­ra glo­bal de gestión de ries­gos y bro­ker de se­gu­ros del mun­do. Los da­tos re­fle­jan una his­to­ria del pa­sa­do, pe­ro te­ne­mos que pen­sar en lo que he­mos de ha­cer en el fu­tu­ro para se­guir sien­do la em­pre­sa es­co­gi­da por nues­tros clien­tes, en có­mo les po­de­mos ayu­dar a re­sol­ver las con­tin­gen­cias que afec­tan a sus ne­go­cios. Nos he­mos gas­ta­do mu­cho di­ne­ro en el pa­tro­ci­nio del Man­ches­ter Uni­ted para que nos co­no­cie­ran co­mo mar­ca y aho­ra te­ne­mos que ex­pli­car me­jor lo que ha­ce­mos. —¿Qué ba­lan­ce hace tras la salida de la cri­sis? —El sec­tor ase­gu­ra­dor ha de­mos­tra­do una gran so­li­dez y gestión efi­caz. For­ta­le­ci­mos nues­tros ba­lan­ces y he­mos si­do pru­den­tes en la to­ma de de­ter­mi­na­das de­ci­sio­nes. Si creas tu pro­pia cri­sis es­tás me­jor pre­pa­ra­do para afron­tar­la. —¿Su ex­pe­rien­cia en Es­pa­ña y Por­tu­gal ser­vi­rá a Aon co­mo tram­po­lín para pe­ne­trar en Orien­te Me­dio? —Si no fue­se con­se­je­ro de­le­ga­do de Aon en Es­pa­ña y Por­tu­gal ni si­quie­ra hu­bie­se ac­ce­di­do co­mo can­di­da­to a es­ta nue­va res­pon­sa­bi­li­dad en Orien­te Me­dio. Es un área del mun­do don­de ya es­ta­mos en nue­ve paí­ses y te­ne­mos un ne­go­cio só­li­do y cre­cien­te. ¿El re­to? Cre­cer más y crear ri­que­za lo­cal. —Un mer­ca­do di­fe­ren­te al oc­ci­den­tal... —Se ba­sa en crear con­fian­za an­tes que ne­go­cio. Es­ta­ble­cer una re­la­ción an­tes que la transac­ción. —¿Có­mo ha evo­lu­cio­na­do el mun­do de la con­sul­to­ría en los úl­ti­mos tiempos? —Ha pa­sa­do por unos años di­fí­ci­les por un mal en­ten­di­mien­to del va­lor que po­día apor­tar a las es­tra­te­gias de las com­pa­ñías. Se ha ges­tio­na­do con un cri­te­rio qui­zás de­ma­sia­do fi­nan­cie­ro a cor­to pla­zo, to­man­do de- ci­sio­nes de pre­sen­te, po­co es­tra­té­gi­cas, que nos hu­bie­ran po­si­cio­na­do me­jor en el fu­tu­ro. Las em­pre­sas que han invertido, que se han de­ja­do ayu­dar, re­co­ge­rán el fru­to de ese es­fuer­zo, sin du­da. —El nue­vo es­ce­na­rio in­ter­na­cio­nal pa­re­ce pre­de­cir un cam­bio en la ma­ne­ra de en­ten­der las re­la­cio­nes co­mer­cia­les, ¿có­mo afec­ta­rá a las em­pre­sas? —No creo que el nue­vo es­ce­na­rio afec­te de una ma­ne­ra drás­ti­ca al ma­pa de re­la­cio­nes ac­tua­les y si lo hi­cie­se el li­bre co­mer­cio bus­ca­rá vías para eso, para ser li­bre. La re­gu­la­ción es bue­na para or­de­nar el trá­fi­co, pe­ro no para li­mi­tar opor­tu­ni­da­des de cre­ci­mien­to ni po­ner ba­rre­ras a la in­no­va­ción. Las ne­ce­si­da­des de los clien­tes son glo­ba­les y nues­tras so­lu­cio­nes para ser­vir­les también lo de­ben ser. —Si re­tor­na el pro­tec­cio­nis­mo a los mer­ca­dos, obli­ga­rá a em­pren­der cam­bios en las es­tra­te­gias em­pre­sa­ria­les y fi­nan­cie­ras, ¿có­mo les afec­ta­rá en las re­la­cio­nes con las em­pre­sas? —Aon tie­ne ac­tual­men­te pre­sen­cia en to­do el mun­do con unas re­la­cio­nes lo­ca­les muy po­ten­tes. He­mos crea­do una com­pa­ñía que tie­ne 14.000 mi­llo­nes de fac­tu­ra­ción en sus 29 años de tra­yec­to­ria. Te­ne­mos la fle­xi­bi­li­dad su­fi­cien­te para se­guir sir­vien­do los in­tere­ses del clien­te y adap­tar­nos a los di­fe­ren­tes mo­men­tos del mer­ca­do y po­lí­ti­cas que los re­gu­lan.

Eduar­do Dávila se in­co­po­ró a la com­pa­ñía ame­ri­ca­na en el 2002

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.