Re­ba­ja fis­cal para con­te­ner el mie­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Rita Álvarez Tu­de­la

Lon­dres se dis­po­ne a apro­bar un re­cor­te del im­pues­to de so­cie­da­des para evi­tar la hui­da de em­pre­sas ex­tran­je­ras El «bre­xit» ha lle­va­do a mu­chas fir­mas a so­pe­sar es­ta me­di­da

An­te el mie­do de que mu­chas em­pre­sas ex­tran­je­ras aban­do­nen su ac­ti­vi­dad en sue­lo bri­tá­ni­co cuan­do se pro­duz­ca la salida del país de la Unión Eu­ro­pea, la pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca, The­re­sa May, acaba de anun­ciar la re­duc­ción del im­pues­to de so­cie­da­des a par­tir del año 2020, con lo que se si­tua­rá en el mis­mo ni­vel que los 20 paí­ses más in­dus­tria­li­za­dos del mun­do.

Phi­lip Ham­mond, el mi­nis­tro de Ha­cien­da bri­tá­ni­co, hizo el anun­cio en su es­pe­ra­da de­cla­ra­ción de oto­ño, ase­gu­ran­do que re­ba­ja­rá es­te tri­bu­to al 17 % a par­tir del 2020. Para las em­pre­sas, es­te ali­vio de la car­ga fis­cal su­pon­drá un im­pul­so en la ren­ta­bi­li­dad, lo que se es­pe­ra que fo­men­te la in­ver­sión. Con es­ta de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes, Ham­mond con­fía en en­viar el men­sa­je de que el Reino Uni­do «es­tá abier­to para los ne­go­cios», uno de los es­ló­ga­nes más re­pe­ti­dos en Lon­dres desde la vic­to­ria del «bre­xit». Si se cum­ple el ca­len­da­rio pre­vis­to por el Go­bierno, la salida de la UE se eje­cu­ta­ría en el 2019, un año an­tes de que co­mien­ce a apli­car­se la re­duc­ción al 17 % en el im­pues­to a las em­pre­sas.

Con es­ta re­ba­ja fis­cal, el Eje­cu­ti­vo de May se em­bar­ca en una ca­rre­ra de fon­do, com­pi­tien­do di­rec­ta­men­te con el elec­to pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, Do­nald Trump, quien también quie­re re­du­cir es­ta ta­sa al 15 %. Lo cier­to es que la evo­lu­ción de es­te im­pues­to en los úl­ti­mos 50 años en el Reino Uni­do es sor­pren­den­te, pues es­ta­ba en el 52 % en los años 70. En­tre el 2010 y el 2015, ba­jó del 28 al 20 %.

Aho­ra, mu­chos se pre­gun­tan por las re­per­cu­sio­nes en los ser­vi­cios y ayu­das so­cia­les que ten­drá es­te des­cen­so de in­gre­sos en las ar­cas na­cio­na­les, pues se cal­cu­la que es­ta pro­me­sa cos­ta­rá en úl­ti­ma ins­tan­cia unos 3.000 mi­llo­nes de li­bras anua­les. Pe­ro a es­to hay que unir que los cam­bios en los im­pues­tos cor­po­ra­ti­vos en­tre el 2010 y 2016 pri­va­ron al Go­bierno bri­tá­ni­co de otros 8.000 mi­llo­nes de li­bras anua­les.

Para el res­pe­ta­do pe­rio­dis­ta bri­tá­ni­co Ian King, el Eje­cu­ti­vo pue­de ar­gu­men­tar que con un im­pues­to de so­cie­da­des al 17 %, Reino Uni­do ten­drá una ta­sa más ba­ja que Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro se pre­gun­ta si son los re­cor­tes de im­pues­tos de las em­pre­sas «la me­jor ma­ne­ra de ayu­dar a los ne­go­cios bri­tá­ni­cos». Para King, la es­tra­te­gia de May pa­sa sim­ple­men­te por pa­liar su ma­la ac­tua­ción en la con­fe­ren­cia del Par­ti­do Con­ser­va­dor, que pro­vo­có la caí­da de la libra y el mie­do de las em­pre­sas a un «bre­xit» du­ro.

An­tes de co­no­cer­se la ines­pe­ra­da vic­to­ria del «bre­xit» en el re­fe­ren­do de ju­nio, habían sur­gi­do vo­ces de com­pa­ñías que se que­ja­ban de una se­rie de car­gos adi­cio­na­les por par­te del Go­bierno. En es­pe­cial, ha­cían men­ción a la pró­xi­ma en­tra­da en vi­gor en abril del 2017 de una ta­sa para fi­nan­ciar el apren­di­za­je, que se cal­cu­la que cos­ta­rá a las em­pre­sas al­re­de­dor de 3.000 mi­llo­nes de li­bras al año.

Se­gún una re­cien­te in­ves­ti­ga­ción de la Universidad de Ox­ford, so­lo el 1 % de las fir­mas bri­tá­ni­cas pa­gan cua­tro quin­tos del to­tal del im­pues­to de so­cie­da­des. En esa lí­nea, desde el se­ma­na­rio The Eco­no­mist tie­nen cla­ro que es­te anun­cio no va a pro­vo­car que las em­pre­sas más gran­des se mu­den al Reino Uni­do, y po­nen so­bre la me­sa el ejem­plo del fa­bri­can­te de au­to­mó­vi­les ita­liano Fiat, el cual, a pe­sar de las con­ti­nuas re­duc­cio­nes fis­ca­les, tras­la­dó su re­si­den­cia fis­cal en el 2014.

VER­SA­TI­LI­DAD

Una opi­nión que com­par­te, Ke­rim Der­ha­lli, con­se­je­ro de­le­ga­do de la star­tup fi­nan­cie­ra Invstr y exe­je­cu­ti­vo de Leh­man Brot­hers, quien re­cal­ca que esa re­ba­ja «no se­rá la ra­zón prin­ci­pal por la que las com­pa­ñías se que­den» y abo­ga por que una eco­no­mía desa­rro­lla­da co­mo la bri­tá­ni­ca «ne­ce­si­ta un am­bien­te em­pre­sa­rial ver­sá­til, ca­paz de ofre­cer ven­ta­jas para un am­plio rango de in­dus­trias».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.