GENESAL ENERGY ILUMINA ONS CON SU TEC­NO­LO­GÍA «VER­DE»

La is­la de Ons sal­va su ais­la­mien­to ener­gé­ti­co con pla­cas so­la­res y un ge­ne­ra­dor que re­ba­ja hu­mos y rui­dos La ma­qui­na­ria, de di­se­ño y fac­tu­ra co­ru­ñe­sa, apro­ve­cha sus ga­ses de es­ca­pe pa­ra ca­len­tar el agua pa­ra el cám­ping

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - R. Do­mín­guez

Ais­la­dos ener­gé­ti­ca­men­te. Así son los pa­raí­sos, esas is­las a cu­bier­to de un desa­rro­llo des­al­ma­do, re­ser­vas de lo sal­va­je y don­de to­da­vía es po­si­ble res­pi­rar cier­ta in­ma­cu­la­da na­tu­ra­le­za. Eso sí, con las in­co­mo­di­da­des de un te­rri­to­rio cua­si vir­gen en avan­ces de la civilización. Pa­ra­jes co­mo la illa de Ons han tra­ta­do de no per­der la esen­cia pe­ro sí re­nun­ciar a los in­con­ve­nien­tes y, si ha­ce un año inau­gu­ra­ba el pri­mer cám­ping au­to­sos­te­ni­ble de Ga­li­cia, des­de ha­ce un par de me­ses cuen­ta con ener­gía aún más ver­de pa­ra el que, di­cen, es el me­jor mirador de es­tre­llas de Ga­li­cia. «Nos lla­ma­ron del cám­ping», ex­pli­ca José Ma­nuel Fernández, director co­mer­cial de Genesal Energy, pa­ra se­ña­lar el in­te­rés de Chan da Pól­vo­ra por do­tar a sus ins­ta­la­cio­nes, que se abrie­ron con pla­cas so­la­res, de un sis­te­ma de re­cu­pe­ra­ción de agua de la llu­via y di­fe­ren­tes ele­men­tos de res­pe­to me­dioam­bien­tal, de me­jo­ras ener­gé­ti­cas y, al tiem­po, más eco­ló­gi­cas.

«La is­la no es­tá elec­tri­fi­ca­da», ex­pli­ca, y a pe­sar de los pa­ne­les, las ho­ras de luz so­lar no eran su­fi­cien­tes pa­ra cu­brir las ne­ce­si­da­des de un re­cin­to de 8.000 me­tros cua­dra­dos con ca­pa­ci­dad pa­ra un má­xi­mo de 276 per­so­nas. «Hay que fun­cio­nar con ge­ne­ra­do­res», se­ña­lan des­de la fir­ma ra­di­ca­da en Ber­gon­do y que, jun­to con la in­ge­nie­ría co­ru­ñe­sa Ma­ga­ral, se en­car­gó de di­se­ñar y fa­bri­car un equi­po ad hoc, res­pe­tuo­so con el me­dio am­bien­te y ca­paz de eli­mi­nar los hu­mos y rui­dos del has­ta en­ton­ces exis­ten­te.

«Era ne­ce­sa­rio ga­ran­ti­zar el su­mi­nis­tro de ener­gía las 24 ho­ras y ha­cer­lo de ma­ne­ra sos­te­ni­ble», re­cal­ca Fernández sin ol­vi­dar que, en el pro­te­gi­do par­que das Illas Atlán­ti­cas «no era ló­gi­co que ca­da vez que en­tra­ba a fun­cio­nar el ge­ne­ra­dor chino que te­nían, la hu­ma­re­da in­va­die­se el cám­ping».

El pro­yec­to se ini­ció, por tan­to, con la pre­mi­sa de re­du­cir los ga­ses con­ta­mi­nan­tes co­mo pun­to prio­ri­ta­rio. «Se eli­gió un mo­tor que cum­ple la nor­ma­ti­va al ni­vel más exi­gen­te, que no es lo ha­bi­tual, pre­ci­sa­men­te por tra­tar­se de un es­pa­cio na­tu­ral», apun­ta. Se pres­tó aten­ción tam­bién a in­ten­tar re­du­cir otro ti­po de con­ta­mi­na­ción: la acús­ti­ca. Por las per­so­nas, y por las aves, uno de los va­lo­res que ha­cen de Ons un pa­ra­je úni­co.

Pa­ra ello se di­se­ñó un si­len­cia­dor que ate­núa los rui­dos y re­ba­ja en has­ta 40 de­ci­be­lios el ni­vel de emi­sio­nes so­no­ras, tan mo­les­tas pa­ra la no­che de los cam­pis­tas, y se creó tam­bién una es­pe­cie de ca­bi­na in­so­no­ri­za­da pa­ra ins­ta­lar el gru­po elec­tró­geno de Genesal.

En los tres me­ses de tra­ba­jo, los téc­ni­cos fue­ron apor­tan­do más va­lo­res aña­di­dos pa­ra los ha­bi­tan­tes va­ca­cio­na­les de Ons. «Ya tra­ba­ja­ban con pla­cas so­la­res pa­ra dar elec­tri­ci­dad al cám­ping y pa­ra ca­len­tar el agua, pe­ro co­mo el sol en Ga­li­cia es un bien pre­cia­do, ne­ce­si­ta­ban más», cuen­ta el director, de mo­do que se pen­só en bus­car la for­ma de apro­ve­char «nues­tro nue­vo ge­ne­ra­dor pa­ra ca­len­tar el agua tam­bién».

Se de­ci­dió en­ton­ces mon­tar un sis­te­ma in­ter­co­nec­ta­do con la cal­de­ra pa­ra apro­ve­char los ga­ses de es­ca­pe. «Sa­len ca­si a 500 gra­dos, se pa­san por un ser­pen­tín en con­tac­to con el agua, la ca­lien­ta, va a los tan­ques y se usa pa­ra las du­chas, los ba­ños...», ex­pli­ca. De pa­re­ci­da for­ma, otra fór­mu­la téc­ni­ca de apro­ve­cha­mien­to se vin­cu­ló al re­fri­ge­ra­dor del mo­tor. «Así, hay dos po­si­bi­li­da­des más pa­ra ob­te­ner agua ca­lien­te». El re­sul­ta­do, re­su­me Fernández, es que «te­ne­mos ga­ran­ti­za­da elec­tri­ci­dad cuan­do no hay, y agua ca­lien­te evi­tan­do emi­sio­nes de ga­ses, hu­mos ne­gros, y rui­dos».

«Es una má­qui­na ex­clu­si­va, a la me­di­da, úni­ca», in­sis­te el res­pon­sa­ble de Genesal. De unos 30.000 eu­ros de cos­te, el ge­ne­ra­dor eco­ló­gi­co exi­gió tra­ba­jo de di­se­ño, fa­bri­ca­ción de pie­zas, en­sam­bla­je y prue­bas en fá­bri­ca an­tes de su ins­ta­la­ción en des­tino. Con 1.200 ki­los de pe­so, la luz lle­gó a Ons, cla­ro es­tá, en bar­co.

El ge­ne­ra­dor «eco­ló­gi­co» se di­se­ñó y fa­bri­có a pe­ti­ción del cám­ping de Chan da Pól­vo­ra, el pri­me­ro au­to­sos­te­ni­ble de Ga­li­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.