AEROCÁMARAS LAN­ZA UN DRON PIO­NE­RO POR SU AU­TO­NO­MÍA

El di­se­ño de la fir­ma ou­ren­sa­na pue­de vo­lar cua­tro ho­ras, una mar­ca iné­di­ta a ni­vel mun­dial Un mo­tor hí­bri­do ha he­cho po­si­ble es­te lo­gro

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­nuel Blan­co

El de los dro­nes fi­gu­ra ac­tual­men­te en­tre los cin­co gran­des sec­to­res en ebu­lli­ción a ni­vel mun­dial. Ca­da día sa­len al mer­ca­do no­ve­da­des lla­ma­das a re­vo­lu­cio­nar las pres­ta­cio­nes de unas má­qui­nas cu­yos co­me­ti­dos se am­plían a me­di­da que se mo­der­ni­zan: emer­gen­cias, agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión, to­po­gra­fía, ins­pec­ción de edi­fi­cios, lo­ca­li­za­ción de fur­ti­vos o ban­cos de pes­ca... En es­te es­ce­na­rio, la fir­ma ou­ren­sa­na Aerocámaras es­tá a pun­to de po­ner en el mer­ca­do un pro­duc­to que su­po­ne un avan­ce sus­tan­cial por su au­to­no­mía de vue­lo, has­ta cua­tro ho­ras sin car­ga y dos ho­ras y me­dia con un pe­so de has­ta cin­co ki­los, una mar­ca iné­di­ta a ni­vel mun­dial.

La cues­tión no es en ab­so­lu­to me­nor. Uno de los pro­ble­mas re­cu­rren­tes en el sec­tor de los dro­nes es la es­ca­sa au­to­no­mía de las má­qui­nas, lo que li­mi­ta mu­chas de las ope­ra­cio­nes que se abor­dan. Aerocámaras ha re­suel­to la ecua­ción gra­cias al di­se­ño de un mo­tor hí­bri­do desa­rro­lla­do con in­ge­nie­ría ga­lle­ga y nor­te­ame­ri­ca­na. El pro­pul­sor, que com­bi­na elec­tri­ci­dad y ga­so­li­na, «su­po­ne un sal­to cua­li­ta­ti­vo tan­to para ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les co­mo para el desa­rro­llo del sec­tor», sos­tie­ne el ge­ren­te de la com­pa­ñía, Jai­me Pe­rei­ra.

La ae­ro­na­ve no tri­pu­la­da sal­drá al mer­ca­do a lo lar­go del mes que vie­ne y es el pro­duc­to de más de un año de tra­ba­jo en el que par­ti­ci­pa­ron los in­ge­nie­ros de la com­pa­ñía ga­lle­ga y la fir­ma nor­te­ame­ri­ca­na con la que han co­la­bo­ra­do para dar vi­da a es­te in­ge­nio.

En reali­dad, el nue­vo dron sur­gió des­pués de que la em­pre­sa ou­ren­sa­na cons­ta­ta­se el dé­fi­cit que exis­tía en el mer­ca­do en el ám­bi­to de la au­to­no­mía de vue­lo. Co­rría el año 2015. Has­ta en­ton­ces, Aerocámaras ha­bía fo­ca­li­za­do bue­na par­te de su ac­ti­vi­dad en la for­ma­ción de pi­lo­tos: más de 2.000 pro­fe­sio­na­les de to­da Es­pa­ña han pa­sa­do por sus au­las des­de el nacimiento de la em­pre­sa.

Tras iden­ti­fi­car «los pro­ble­mas» para dis­po­ner de ae­ro­na­ves au­to­su­fi­cien­tes du­ran­te ho­ras, la em­pre­sa vol­có bue­na par­te de sus es­fuer­zos en el desa­rro­llo de dro­nes de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción. «Ima­gí­na­te —ex­pli­ca Pe­rei­ra— bus­car a una per­so­na o un bar­co con 15 mi­nu­tos de au­to­no­mía, ape­nas eres ca­paz de pei­nar un área». Su nue­vo in­ge­nio ha si­do so­me­ti­do a un pro­ce­so en­fo­ca­do a ali­ge­rar pe­so y es­ta­bi­li­za­ción en vue­lo, pa­ra­le­lo al per­fec­cio­na­mien­to del mo­tor hí­bri­do que as­pi­ra a mar­car las di­fe­ren­cias, de mo­do que pue­da es­pe­cia­li­zar­se en dis­tin­tos sub­sec­to­res: agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión, in­cen­dios, se­gu­ri­dad, to­po­gra­fía, lo­ca­li­za­ción y bús­que­da de per­so­nas...

El po­ten­cial de es­te dron po­dría dis­pa­rar­se en bre­ve al ca­lor de la mo­di­fi­ca­ción le­gal que es­tá so­bre la me­sa. Y es que la nor­ma­ti­va ac­tual so­lo per­mi­te a es­tos in­ge­nios mo­ver­se en un ra­dio de 500 me­tros, pe­ro la re­for­ma que en­tra­rá en vi­gor es­te oto­ño am­plia­rá la su­per­fi­cie ras­trea­ble a 50 ki­ló­me­tros, lo que pon­drá en va­lor el apa­ra­to di­se­ña­do por Aerocámaras.

La com­pa­ñía ga­lle­ga, que tie­ne en­tre sus clien­tes a fir­mas co­mo Rep­sol, Puer­tos del Es­ta­do, Red Eléc­tri­ca, la Po­li­cía Na­cio­nal e Ina­sus, en­tre otros, ha rea­li­za­do ade­más tra­ba­jos pro­fe­sio­na­les a ni­vel internacional, una es­tra­te­gia que pre­vé po­ten­ciar en los pró­xi­mos años con sus equi­pos de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción.

Vis­ta de una de las prue­bas de vue­lo con el nue­vo dron de Aerocámaras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.