Las sos­pe­chas del bit­coin co­mo va­lor re­fu­gio

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Ca­ro­li­na Gar­cía Blan­co

Del bit­coin se ha di­cho de to­do. Se po­drían lle­nar li­bros re­co­pi­lan­do to­das las ad­ver­ten­cias que han ver­ti­do los gi­gan­tes de los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros so­bre el ac­ti­vo di­gi­tal que os­ten­ta el hi­to de su­pe­rar los 5.000 dó­la­res y de re­va­lo­ri­zar­se un 450 % en­tre enero e ini­cios de septiembre. Los pi­ro­pos pro­di­ga­dos por fir­mas tan pres­ti­gio­sas co­mo Blac­kRock o JP Mor­gan se su­ce­den, a la par que se ali­men­ta el de­ba­te en­tre los in­ver­so­res de si el lla­ma­do «oro 2.0» pue­de lle­gar a dispu­tar­le su trono al me­tal pre­cio­so de quien re­ci­be el so­bre­nom­bre.

Mu­cho se ha es­pe­cu­la­do es­te 2017 so­bre el ca­riz de safe ha­ven que ha adop­ta­do el bit­coin y, por en­de, el mer­ca­do de las crip­to­di­vi­sas du­ran­te las re­cien­tes cri­sis po­lí­ti­cas.

El vier­nes ne­gro que aso­ló es­te mer­ca­do el pa­sa­do 15 de septiembre, pro­pi­cia­do por el cie­rre de las pla­ta­for­mas de in­ter­cam­bio de mo­ne­das vir­tua­les en Chi­na «ha le­van­ta­do al­gu­nas du­das so­bre la ha­bi­li­dad del bit­coin de ac­tuar co­mo un ac­ti­vo re­fu­gio», re­co­no­ce Olu­se­gun Ogun­de­ji, editor de la web es­pe­cia­li­za­da en di­vi­sas por In­ter­net, Coin­te­le­graph. La crip­to­mo­ne­da cul­mi­na­ba con pér­di­das de más de 1.300 dó­la­res in­tra­día su peor se­ma­na des­de el 2013, cuan­do la pla­ta­for­ma de in­ter­cam­bio MTGox ce­rró sus puer­tas. La ma­si­va co­rrec­ción vi­vi­da ha bo­rra­do to­do el ra­li de agos­to, ali­men­ta­do por la cri­sis en­tre Co­rea del Nor­te y EE. UU., y ha vuel­to a sem­brar las in­cer­ti­dum­bre so­bre si es ren­ta­ble en­co­men­dar­se al bit­coin cuan­do la aver­sión al ries­go do­mi­na los mer­ca­dos.

«So­lo quie­nes ya han cues­tio­na­do an­te­rior­men­te las ca­pa­ci­da­des del bit­coin se afe­rra­rán a es­te des­plo­me pa­ra vol­ver a de­nun­ciar su ines­ta­bi­li­dad», ase­gu­ra Ogun­de­ji. Por el con­tra­rio, «quie­nes co­no­cen es­te mer­ca­do y sa­ben dis­cer­nir los mo­ti­vos reales del des­plo­me lo con­si­de­ra­rán co­mo una ten­den­cia nor­mal, ya que han vis­to peo­res ca­sos y se lo to­ma­rán co­mo una opor­tu­ni­dad de com­prar a me­jor pre­cio», aña­de. «Aque­llos que han es­ta­do si­guien­do es­te mer­ca­do des­de que un bit­coin va­lía en­tre 200 y 400 dó­la­res no cues­tio­na­rán el pa­pel de ac­ti­vo re­fu­gio que ha adop­ta­do la mo­ne­da», ma­ti­za el pe­rio­dis­ta es­pe­cia­li­za­do en es­te ti­po de ac­ti­vos.

Un bit­coin se cam­bia­ba a po­co más de 200 dó­la­res a fi­na­les de agos­to del 2015 y 10 me­ses des­pués la di­vi­sa elec­tró­ni­ca reac­cio­nó al bre­xit dis­pa­rán­do­se has­ta pre­cios por en­ci­ma de los 760 dó­la­res, aun­que la co­rrec­ción pos­te­rior fue acor­de: a fi­na­les de ju­lio, ca­da uni­dad co­ti­za­ba a 490 dó­la­res.

En ese mo­men­to co­men­zó a so­nar el tér­mino va­lor re­fu­gio aso­cia­do a las crip­to­mo­ne­das. «El au­men­to del in­te­rés por las mo­ne­das di­gi­ta­les es­tá li­ga­do a los re­cien­tes tras­tor­nos que han sa­cu­di­do los mer­ca­dos tra­di­cio­na­les», ex­pli­ca Ni­ko­la Groz­da­no­vic, ana­lis­ta de FXTM. «Su­ma­do al he­cho de que exis­te una ten­den­cia cre­cien­te a ale­jar­se de los sis­te­mas mo­ne­ta­rios cen­tra­li­za­dos y una fal­ta de con­fian­za en los in­ter­me­dia­rios, a me­nu­do con­si­de­ra­dos co­mo im­pe­di­men­tos pa­ra una ban­ca efi­cien­te», ma­ti­za el ex­per­to del bro­ker con se­de en Chi­pre.

Des­pués del di­vor­cio en­tre Reino Uni­do y la UE, la lle­ga­da a la pre­si­den­cia de los EE. UU. de Do­nald Trump pro­vo­có un nue­vo au­ge en la crip­to­di­vi­sa que la lle­vó a fi­jar su pre­cio por en­ci­ma de los 900 dó­la­res, ni­ve­les con los que abría el año y que ha lle­ga­do a quin­tu­pli­car en nue­ve me­ses. En 2017, la pri­ma de ries­go po­lí­ti­co que se ce­ba­ba en los ac­ti­vos eu­ro­peos an­tes de la elec­cio­nes en Ho­lan­da y Fran­cia, las con­ti­nuas ten­sio­nes y sa­cu­di­das po­lí­ti­cas en Reino Uni­do, Co­rea del Nor­te, EE. UU y Orien­te Me­dio han he­cho que los in­ver­so­res se vuel­van más cau­tos y bus­quen nue­vos vehícu­los pa­ra di­ver­si­fi­car sus car­te­ras. «Es­to ha au­men­ta­do la de­man­da e im­pul­sa­do el in­te­rés tan­to en los con­su­mi­do­res co­mo en las ins­ti­tu­cio­nes» de mo­ne­das crip­to­grá­fi­cas, ar­gu­men­ta Groz­da­no­vic.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.