«En Es­pa­ña, los re­cor­tes en I+D han si­do una ré­mo­ra»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - Ma­rio Be­ra­men­di AL­BER­TO VA­QUE­RO

Jo­ven in­ves­ti­ga­dor del gru­po GEIN y do­cen­te de Eco­no­mía Apli­ca­da de la Uni­ver­si­da­de de Vi­go, Al­ber­to Va­que­ro es miem­bro del Fo­ro Eco­nó­mi­co de Ga­li­cia (FEG).

—¿Có­mo va­lo­ra el li­de­raz­go de EE. UU. en la nue­va re­vo­lu­ción in­dus­trial?

—La di­gi­ta­li­za­ción de la eco­no­mía es al­go im­pa­ra­ble. No ha­ce mu­chos años, ape­nas se uti­li­za­ban las re­des so­cia­les, hoy en día es el ca­nal más uti­li­za­do pa­ra trans­fe­rir in­for­ma­ción. Los paí­ses que du­ran­te mu­chos años apos­ta­ron por la in­tro­duc­ción de la di­gi­ta­li­za­ción de to­das las ac­ti­vi­da­des son los que aho­ra lle­van la voz can­tan­te. No hay que ol­vi­dar que las me­jo­res y ma­yo­res com­pa­ñías de ba­se tec­no­ló­gi­ca se en­cuen­tran en EE.UU.: Mi­cro­soft, Goo­gle, Ap­ple o Fa­ce­book.

—¿En qué me­di­da se es­tá que­dan­do atra­sa­da Eu­ro­pa?

—En Eu­ro­pa ob­ser­va­mos có­mo la cuar­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial presenta una do­ble ve­lo­ci­dad. Por una parte, hay paí­ses co­mo el Reino Uni­do, que es la eco­no­mía eu­ro­pea más di­gi­ta­li­za­da, y en me­nor me­di­da es­tán Suecia y Ho­lan­da. En es­tos paí­ses, des­de ha­ce bas­tan­tes años se vie­ne apos­tan­do por la di­gi­ta­li­za­ción eco­nó­mi­ca en prác­ti­ca­men­te to­do ti­po de ac­ti­vi­da­des. Por el con­tra­rio, Es­pa­ña e Ita­lia son los paí­ses que me­nos han op­ta­do por es­te pro­ce­so. Los fuer­tes re­cor­tes en los pre­su­pues­tos pú­bli­cos en I+D en Es­pa­ña han su­pues­to una ré­mo­ra a nues­tro cre­ci­mien­to tec­no­ló­gi­co.

—¿Qué ries­gos co­rre­mos en un mun­do tan glo­ba­li­za­do y de cam­bios tan ver­ti­gi­no­sos?

—El pro­ble­ma que yo veo es do­ble. Por una parte no to­dos los ciu­da­da­nos es­tán lo su­fi­cien­te­men­te for­ma­dos en he­rra­mien­tas di­gi­ta­les y sin esos mí­ni­mos co­no­ci­mien­tos re­sul­ta im­po­si­ble ac­ce­der a es­tos ser­vi­cios. Ade­más, pa­ra po­der uti­li­zar­los se de­be con­tar con una in­fra­es­truc­tu­ra ade­cua­da, que no siem­pre es po­si­ble, co­mo el 4G o la fi­bra óp­ti­ca. Es­to pue­de pro­vo­car un re­tra­so en la im­plan­ta­ción. Se­gun­do, y des­de mi pun­to de vis­ta mu­cho más preo­cu­pan­te, es que es­ta di­gi­ta­li­za­ción eco­nó­mi­ca es­tá afec­tan­do a las re­la­cio­nes la­bo­ra­les. La pre­ca­ri­za­ción la­bo­ral, ya de por sí ele­va­da, pue­de au­men­tar.

—¿Cuá­les son los ries­gos pa­ra Es­pa­ña?

—Es­pa­ña es uno de los paí­ses eu­ro­peos don­de me­nos es­tá desa­rro­lla­da es­ta cuar­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial. Y es­to su­po­ne un im­por­tan­te re­to pa­ra los pró­xi­mos años. Nues­tro país nun­ca ha si­do un re­fe­ren­te des­ta­ca­do en ma­te­ria tec­no­ló­gi­ca, sal­vo ca­sos pun­tua­les. Hoy en día, con la glo­ba­li­za­ción eco­nó­mi­ca, se pue­de ad­qui­rir prác­ti­ca­men­te cual­quier bien con in­de­pen­den­cia de su pro­ce­den­cia, lo que sig­ni­fi­ca que la com­pe­ten­cia es ca­da vez ma­yor. Se­ría ne­ce­sa­ria una ma­yor apues­ta por la I+D, al­go que siem­pre se­ña­la­mos los eco­no­mis­tas, pe­ro que por des­gra­cia no se con­si­gue.

—¿Qué opor­tu­ni­da­des tie­ne Ga­li­cia?

—Nues­tra co­mu­ni­dad au­tó­no­ma tie­ne que rea­li­zar un im­por­tan­te es­fuer­zo de adap­ta­ción. Si­guien­do de nue­vo el úl­ti­mo in­for­me COTEC se com­prue­ba có­mo el gas­to to­tal en I+D en Ga­li­cia re­fle­ja un con­ti­nuo des­cen­so. En el 2008 era del 1,04 de su PIB, fren­te al 0,87 % del 2014. Unos da­tos que con­tras­tan con la in­ver­sión me­dia na­cio­nal, si­tua­da en el 1,35 % en el 2008 y el 1,23 % en el 2014. Cier­to es que hay al­gu­nas em­pre­sas ga­lle­gas que han ve­ni­do apos­tan­do por es­ta di­gi­ta­li­za­ción de la eco­no­mía, pe­ro nues­tro te­ji­do em­pre­sa­rial que pi­vo­ta en mi­cro­em­pre­sas, es po­co permea­ble a los cam­bios. Sin em­bar­go, la cuar­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial ha ve­ni­do pa­ra que­dar­se. Ha­ce fal­ta una ma­yor apues­ta pú­bli­ca au­to­nó­mi­ca.

«Con la di­gi­ta­li­za­ción, la pre­ca­rie­dad, ya de por sí ele­va­da, pue­de au­men­tar»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.