LA DES­PEN­SA DE PO­LLO ECO­LÓ­GI­CO ES­TÁ EN VI­LAL­BA

La com­pa­ñía con se­de en Vi­lal­ba pro­du­ce en la ac­tua­li­dad to­das las aves de es­te ti­po que co­mer­cia­li­za Co­ren Ope­ra con una red de 22 gran­jas en ré­gi­men de in­te­gra­ción, en la bús­que­da de un pro­duc­to di­fe­ren­cia­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Do­lo­res Cela

La em­pre­sa vi­lal­be­sa Ca­pon­ci­to pre­vé ce­rrar es­te año con unas ven­tas de cua­tro mi­llo­nes gra­cias a su acuer­do es­tra­té­gi­co con Co­ren, que la ha con­ver­ti­do en el pro­vee­dor prin­ci­pal de aves eco­ló­gi­cas, un mer­ca­do en cla­ro as­cen­so en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal.

Vi­lal­ba, la cu­na del ca­pón, lo es tam­bién de la em­pre­sa que su­mi­nis­tra al gru­po ou­ren­sano Co­ren to­dos sus po­llos de pro­duc­ción eco­ló­gi­ca. Ca­pon­ci­to, con una red de 22 gran­jas en las pro­vin­cias de Lu­go, Ou­ren­se y A Co­ru­ña, pro­du­ce anual­men­te 700.000 ejem­pla­res que se co­mer­cia­li­zan en ca­de­nas de ali­men­ta­ción y tien­das es­pe­cia­li­za­das de to­da Es­pa­ña y Por­tu­gal. Es el fru­to de un acuer­do de co­la­bo­ra­ción en­tre la com­pa­ñía lu­cen­se, que fac­tu­ra anual­men­te tres mi­llo­nes de eu­ros y que es­te ejer­ci­cio es­pe­ra ron­dar los cua­tro, y la coope­ra­ti­va ou­ren­sa­na.

La em­pre­sa que pu­sie­ron en mar­cha Pe­dro Vidal y su es­po­sa Do­lo­res Lo­zano en 1994, con pro­duc­ción con­ven­cio­nal y que se con­vir­tió en 1999 en la pri­me­ra de car­ne cer­ti­fi­ca­da en Ga­li­cia por el Crae­ga, en una épo­ca en la que so­lo lo es­ta­ban pro­duc­tos ve­ge­ta­les, cuen­ta con fá­bri­ca de pien­so pro­pia en el par­que empresarial de Vi­lal­ba. De ella sa­len men­sual­men­te 500 to­ne­la­das de ali­men­to para sus pro­pias aves. Vidal re­co­no­ce que la pu­so en mar­cha ini­cial­men­te con el ob­je­ti­vo de sa­tis­fa­cer el 50 % de las ne­ce­si­da­des del ne­go­cio. Por ren­ta­bi­li­dad y, so­bre to­do, por el de­seo de te­ner con­tro­la­do el 100 % de lo que co­men los ani­ma­les, aho­ra mue­len y ha­cen las mez­clas de maíz, tri­go y so­ja en la plan­ta chai­re­ga.

Ca­pon­ci­to em­pe­zó crian­do 12.000 po­llos al año ba­jo el con­trol del Crae­ga , en la bús­que­da de un pro­duc­to di­fe­ren­cia­do y de ca­li­dad, para sa­tis­fa­cer una de­man­da cre­cien­te del mer­ca­do. Ini­cial­men­te lo hi­zo com­pa­gi­nan­do es­te mo­de­lo empresarial con el con­ven­cio­nal, que aban­do­nó ha­ce po­co más de un año para cen­trar­se en la pro­duc­ción cer­ti­fi­ca­da.

La com­pa­ñía cuen­ta con una red de gran­jas con las que fun­cio­na en ré­gi­men de in­te­gra­ción, en una ca­de­na en la que no hay lu­gar para la im­pro­vi­sa­ción. Los con­tro­les son muy es­tric­tos des­de el mis­mo na­ci­mien­to de los po­llos en las in­cu­ba­do­ras de Co­ren has­ta que lle­ga la car­ne a los li­nea­les de los su­per­mer­ca­dos.

Pe­dro Vidal re­co­no­ce que no fue fá­cil en­ca­jar to­das las pie­zas del puz­le has­ta con­se­guir la es­ta­bi­li­dad ac­tual del ne­go­cio. Em­pe­za­ron en el año 1998 con prue­bas para se­lec­cio­nar la es­tir­pe, en un pro­ce­so que du­ró un año y en el que se de­can­ta­ron por la la­bel, de ori­gen fran­cés por su me­jor adap­ta­ción al me­dio ga­lle­go y por su rus­ti­ci­dad, que lle­va apa­re­ja­dos me­nos pro­ble­mas sa­ni­ta­rios. Han con­se­gui­do de he­cho que sean inexis­ten­tes gra­cias al se­gui­mien­to cons­tan­te.

| ÓS­CAR CELA

Ca­pon­ci­to pro­du­ce anual­men­te unos 700.000 ejem­pla­res de aves eco­ló­gi­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.