Un ae­ro­puer­to fan­tas­ma en Berlín

La ca­pi­tal ale­ma­na cuen­ta con un ae­ró­dro­mo en obras des­de ha­ce más de on­ce años y no se pre­vé su aper­tu­ra has­ta el 2020 Los re­tra­sos acu­mu­lan un ele­va­do so­bre­cos­te

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Berlín Pa­tri­cia Bae­lo

Ciu­dad Real, Hues­ca, Lé­ri­da, Cas­te­llón… En Es­pa­ña la lis­ta de ae­ro­puer­tos fan­tas­ma es lar­ga. Pe­ro tam­bién otros paí­ses eu­ro­peos cuen­tan con pro­yec­tos que han ser­vi­do so­lo pa­ra de­rro­char di­ne­ro y sa­car los co­lo­res a las au­to­ri­da­des. No hay más que echar un vis­ta­zo al fu­tu­ro ae­ro­puer­to internacional de la ca­pi­tal ale­ma­na, bau­ti­za­do co­mo Willy Brandt en ho­nor del ex­can­ci­ller so­cial­de­mó­cra­ta con el mis­mo nom­bre, y so­bre el que pa­re­ce pe­sar una mal­di­ción.

Con­ce­bi­do en 1992, ape­nas tres años des­pués de la caí­da del Mu­ro, el ae­ró­dro­mo si­tua­do en el su­r­es­te de Berlín em­pe­zó a eri­gir­se en sep­tiem­bre del 2006 con el ob­je­ti­vo de abrir sus puer­tas en el 2011. Una fe­cha de inau­gu­ra­ción que ha si­do pos­pues­ta has­ta en cin­co oca­sio­nes, de­bi­do a una se­rie de fa­llos téc­ni­cos y de pla­ni­fi­ca­ción que ya lo han con­ver­ti­do en una de las obras de cons­truc­ción más ca­ras de la historia de Ale­ma­nia.

El pri­mer re­tra­so, de so­lo unos me­ses, re­sul­tó me­nos es­can­da­lo­so y me­diá­ti­co que el se­gun­do, anun­cia­do en ma­yo del 2012, a fal­ta de un par de se­ma­nas pa­ra la ce­re­mo­nia de aper­tu­ra en la que se es­pe­ra­ba a to­da la pla­na po­lí­ti­ca, in­clui­da la can­ci­ller An­ge­la Mer­kel. Las ae­ro­lí­neas y los co­mer­cios, que te­nían pen­sa­do co­men­zar a tra­ba­jar en el nue­vo ae­ró­dro­mo en­se­gui­da re­gis­tra­ron pér­di­das mi­llo­na­rias que en al­gu­nos ca­sos con­du­je­ron in­clu­so a la quie­bra.

Los múl­ti­ples re­tra­sos que si­guie­ron con los años, el úl­ti­mo de ellos por tiem­po in­de­fi­ni­do, han ge­ne­ra­do un alu­vión de crí­ti­cas con­tra los po­lí­ti­cos en­car­ga­dos del gi­gan­tes­co pro­yec­to. Has­ta el pun­to de cons­ti­tuir­se una co­mi­sión par­la­men­ta­ria pa­ra ana­li­zar adón­de ha ido a pa­rar el pre­su­pues­to, que hoy se si­túa en 6.600 mi­llo­nes de eu­ros, el tri­ple del cal­cu­la­do ori­gi­nal­men­te, así co­mo la di­men­sión de un es­cán­da­lo que ha vis­to re­le­vos tan­to en la cú­pu­la di­rec­ti­va co­mo en el con­se­jo de vi­gi­lan­cia de las em­pre­sas ges­to­ras.

Al fi­nal, el pa­sa­do di­ciem­bre las au­to­ri­da­des se atre­vie­ron a anun­ciar una fe­cha: el BER Willy Brandt en­tra­rá en fun­cio­na­mien­to en oc­tu­bre del 2020, nue­ve años des­pués de lo que es­ta­ba pre­vis­to. Aun­que ni es­te ul­ti­má­tum ha ser­vi­do pa­ra zan­jar la po­lé­mi­ca en torno a los so­bre­cos­tes. Se­gún ex­pli­có la res­pon­sa­ble de Fi­nan­zas de la ciu­dad-es­ta­do de Berlín, Mar­ga­ret­ha Sud­hof, se ne­ce­si­ta­rán unos 3.000 mi­llo­nes de eu­ros adi­cio­na­les pa­ra ter­mi­nar las obras y «ha­cer fren­te a los gas­tos de man­te­ni­mien­to y la fal­ta de in­gre­sos» de to­dos es­tos años.

El con­se­jo de su­per­vi­sión de la cons­truc­to­ra tie­ne pre­vis­to re­unir­se el pró­xi­mo 2 de mar­zo con el ob­je­ti­vo de fi­jar la su­ma exac­ta que les to­ca­rá des­em­bol­sar al Es­ta­do cen­tral, pro­pie­ta­rio del 26 % del pro­yec­to, y a las au­to­ri­da­des de las re­gio­nes de Berlín y Bran­de­bur­go, ca­da una con el 37 %. «Sin du­da ten­dre­mos que apor­tar más li­qui­dez», de­cla­ró en una en­tre­vis­ta re­cien­te con el dia­rio Der Ta­gess­pie­gel el je­fe del fu­tu­ro ae­ro­puer­to, Lüt­ke Dal­drup.

Más op­ti­mis­ta, el ge­ren­te ase­gu­ra que los cos­tes adi­cio­na­les en nin­gún ca­so su­pe­rarán los 1.000 mi­llo­nes. Ni si­quie­ra te­nien­do en cuen­ta los in­tere­ses que la cons­truc­to­ra de­be pa­gar a los ban­cos por los cré­di­tos so­li­ci­ta­dos, que el año pa­sa­do ya se si­tua­ban en 140 mi­llo­nes de eu­ros. En­tre las me­di­das de aho­rro, Dal­drup avan­zó su in­ten­ción de ocu­par so­lo 1.900 de los 2.000 nue­vos pues­tos de tra­ba­jo que te­nía pla­nea­dos.

Cons­cien­te de que es­tá en el pun­to de mi­ra, in­sis­te en pe­dir pa­cien­cia, ale­gan­do que la ins­ta­la­ción no em­pe­za­rá a dar be­ne­fi­cios has­ta seis u ocho años des­pués de la pues­ta en mar­cha. «Eso sí, va a ge­ne­rar mu­chos in­gre­sos», pro­me­te Dal­drup, que as­pi­ra a re­ci­bir 55 mi­llo­nes de pa­sa­je­ros anua­les en el 2040. Una ci­fra muy am­bi­cio­sa, da­do que ca­si du­pli­ca el nú­me­ro de per­so­nas que pa­sa­ron en el 2017 por los dos ae­ró­dro­mos de Berlín, Te­gel y Schö­ne­feld, que se han que­da­do ob­so­le­tos y pa­re­cen más pro­pios de una ciu­dad de pro­vin­cias que de una me­tró­po­li eu­ro­pea.

EJEM­PLO DE DU­DO­SA GES­TIÓN. Ca­si do­ce años des­pués de que co­men­za­sen las obras, el ae­ro­puer­to internacional Willy Brandt to­da­vía es­tá

inope­ra­ti­vo. Las au­to­ri­da­des creen que da­rá be­ne­fi­cios a par­tir del 2040, si bien la fe­cha de

aper­tu­ra aún no es­tá pre­vis­ta has­ta

el 2020

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.