EL BMW 507 DE EL­VIS

EL REY DEL ROCK LO COM­PRÓ DE SE­GUN­DA MANO EN 1958 CUAN­DO TU­VO QUE HA­CER EL SER­VI­CIO MI­LI­TAR EN ALE­MA­NIA. SU CO­LOR ORI­GI­NAL ERA BLAN­CO PE­RO LO PIN­TÓ DE RO­JO CAR­MÍN, HAR­TO DE QUE LAS CHI­CAS ESCRIBIESEN EN ÉL FRASES Y MEN­SA­JES DE AMOR CON LÁ­PIZ DE LA­BIOS.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - HISTORIAS DE CHAPA - Por Óscar Aye­rra

Una ra­re­za tan es­pe­cial y co­ti­za­da co­mo un BMW 507 no pa­sa des­aper­ci­bi­da, pe­ro si en­ci­ma uno de sus pro­pie­ta­rios fue El­vis Pres­ley se con­vier­te en una es­tre­lla que bri­lla por sí so­la. Sin em­bar­go, es­te ejem­plar deam­bu­ló du­ran­te ca­si 50 años con un pa­sa­do des­co­no­ci­do.

En 1968, un in­ge­nie­ro ae­roes­pa­cial y co­lec­cio­nis­ta de co­ches, Jack Cas­tor, lo com­pra en Ari­zo­na y lo tras­la­da a su ca­sa cer­ca de San Fran­cis­co sin co­no­cer su his­to­rial. Lo uti­li­zó 5 o 6 años has­ta que lo apar­có en su ga­ra­je en es­pe­ra de una res­tau­ra­ción que nun­ca lle­ga­ría. Sin em­bar­go, lo que sí hi­zo fue in­ves­ti­gar su pa­sa­do y po­co a po­co fue des­cu­brien­do que no era un 507 cual­quie­ra. Tras va­rios años de in­da­ga­cio­nes y re­co­pi­la­ción de in­for­ma­ción, lo­gra con­fir­mar en el 2014, con la ayu­da de una pres­ti­gio­sa re­vis­ta de clá­si­cos de la mar­ca bá­va­ra y por su­pues­to con los ar­chi­vos del gru­po BMW Clas­sic, que el cha­sis nú­me­ro 70079 co­rres­pon­día al co­che que com­pró El­vis a un con­ce­sio­na­rio de la ciu­dad de Fránc­fort el 20 de di­ciem­bre de 1958.

Por su­pues­to, las ofer­tas de BMW no se hi­cie­ron es­pe­rar a pe­sar de que el es­ta­do era la­men­ta­ble: su an­te­rior due­ño le ha­bía mu­ti­la­do par­te de su cha­sis pa­ra ha­cer­le si­tio a otro mo­tor y ca­ja de cam­bios, el interior ha­bía si­do cam­bia­do, al igual que el cua­dro de ins­tru­men­tos, y el óxi­do cam­pa­ba a sus an­chas de­ba­jo de una pin­tu­ra muy cuar­tea­da. Fi­nal­men­te el co­che re­gre­sa­ba en el 2014 a Ale­ma­nia, don­de le es­pe­ra­ba un lar­go pro­ce­so de res­tau­ra­ción. Dos años de ex­qui­si­ta re­cu­pe­ra­ción de un puz­le de 5.000 pie­zas en las que ca­da ele­men­to era res­tau­ra­do mi­nu­cio­sa­men­te o re­crea­do en 3D des­de los pla­nos ori­gi­na­les. Se cons­tru­yó un mo­tor nue­vo a par­tir de pie­zas ori­gi­na­les exis­ten­tes, ya que el au­tén­ti­co se des­co­no­ce su pa­ra­de­ro. El ni­vel era tan al­to que in­clu­so pa­ra la pin­tu­ra blan­ca ori­gi­nal se si­guie­ron los pro­ce­sos y ca­li­da­des rea­li­za­dos en los años 50, ya que hoy en día bri­lla­ría de­ma­sia­do, a di­fe­ren­cia de có­mo lo ha­ría en aque­lla épo­ca. El año pa­sa­do re­na­cía otra vez co­mo el día en que sa­lió por pri­me­ra vez de fá­bri­ca. Hoy en día su va­lor es muy al­to, te­nien­do en cuen­ta que un 507 nor­ma­li­to pue­de su­pe­rar el mi­llón de dó­la­res.

En 1997, una fa­mo­sa ca­sa de su­bas­tas vende un BMW 507 por 350.000 dó­la­res di­cien­do que era el de El­vis, pe­ro na­da más lejos de la reali­dad, el cha­sis con nú­me­ro 70145 no co­rres­pon­día al de El­vis, ya que sa­lió de fá­bri­ca en co­lor gris pie­dra en oc­tu­bre de 1958.

CO­CHE DE PRUE­BAS

El 507 de El­vis sa­lió de fá­bri­ca el 13 de sep­tiem­bre de 1957 y fue asig­na­do a un fa­mo­so pi­lo­to de los años 30. Era el en­car­ga­do de la mar­ca de en­se­ñar a po­ten­cia­les clien­tes las ma­ra­vi­llas de es­te de­por­ti­vo. In­clu­so fue ins­cri­to en va­rias prue­bas de ve­lo­ci­dad, ade­más de ser­vir co­mo test pa­ra la pren­sa. Tam­bién fue uti­li­za­do en 1958 por la Ba­va­ria Film Stu­dios pa­ra una co­me­dia mu­si­cal lla­ma­da Hu­la-Hopp Conny, pe­lí­cu­la don­de apa­re­ce con su pri­me­ra ma­trí­cu­la M-JX 800. Fue re­pa­ra­do en va­rias oca­sio­nes y se le cam­bió la ca­ja de cam­bios an­tes de ven­dér­se­lo a El­vis, ya que la es­tre­lla del rock no que­ría es­pe­rar por uno nue­vo y ese era el úni­co dis­po­ni­ble.

OBRA DEL DI­SE­ÑA­DOR ALBRECHT VON GOERTZ. Fa­bri­ca­do en­tre 1956 y 1960, fue pre­sen­ta­do en el sa­lón de Fránc­fort de 1955. Por cul­pa del al­to cos­te en su pro­duc­ción so­lo se cons­tru­ye­ron 253 uni­da­des. Aho­ra des­can­sa en el Mu­seo BMW.

AÑO Y ME­DIO EN ALE­MA­NIA 20 de di­ciem­bre de 1958. Mo­men­to en que le ha­cen en­tre­ga a El­vis de su bi­pla­za. Con él via­ja­ba ca­da día des­de su re­si­den­cia has­ta el cuartel don­de ha­cía el ser­vi­cio mi­li­tar. Cuan­do regresó a EE.UU., en 1960, lo ven­dió a un con­ce­sio­na­rio Chrys­ler. Aquí se per­dió la pis­ta y em­pe­zó su ol­vi­do has­ta ha­ce so­lo unos años de­bi­do, en par­te, a los nu­me­ro­sos cam­bios de ma­tri­cu­la­ción obli­ga­dos por ley al cam­biar de na­cio­na­li­dad o es­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.