EL MA­CHO AL­FA

EL STEL­VIO HA LLE­GA­DO PA­RA CON­VER­TIR­SE EN EL REY DE LA MA­NA­DA. EN UNA MAR­CA SIN TRA­DI­CIÓN TO­DO­TE­RRENO, ES­TE PRI­MER CROS­SO­VER NO DESDICE EL CA­RÁC­TER DE­POR­TI­VO Y RODADOR QUE CARACTERIZA A LOS VEHÍCU­LOS DEL TRÉBOL. CON PRE­CIO DES­DE 37.000 EU­ROS Y MO­TO­RES DE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - PRUEBA: ALFA ROMEO STELVIO - Por Juan Ares

Al­fa Romeo quie­re con­ver­tir­se en la mar­ca pre­mium del gru­po Fiat y, tras el bombazo que su­pu­so el Giu­lia co­mo ber­li­na de­por­ti­va, aho­ra apro­ve­cha su pla­ta­for­ma pa­ra mon­tar el pri­mer cros­so­ver de la mar­ca, un seg­men­to que es­tá ávi­do de re­ci­bir nue­vos pro­duc­tos.

El Stel­vio mi­de 4,68 me­tros de lon­gi­tud aun­que su li­ge­re­za y di­na­mis­mo ha­gan pa­re­cer que es más pe­que­ño cuan­do en­fi­la­mos ca­rre­te­ras de cur­vas. Hay que de­cir que con­ser­va la per­so­na­li­dad de la mar­ca, con un evi­den­te mar­cha­mo de­por­ti­vo. Bien plan­ta­do, con una atrac­ti­va pa­rri­lla trian­gu­lar, fir­ma lu­mi­no­sa led y mus­cu­la­da si­lue­ta, go­za de mo­to­ri­za­cio­nes muy efi­ca­ces, em­pe­zan­do por la de ga­so­li­na de 280 ca­ba­llos que ade­más va aso­cia­da a la trac­ción Q4. Em­pu­ja so­bre el eje tra­se­ro y, cuan­do apre­cia des­li­za­mien­to en es­te, su­per­po­ne tam­bién el tren de­lan­te­ro pa­ra con­ver­tir­se en 4x4. Pa­ra los que quie­ran sen­sa­cio­nes más fuer­tes en ga­so­li­na ha­brá que es­pe­rar unos me­ses has­ta que apa­rez­ca la des­lum­bran­te ver­sión Qua­dri­fo­glio de 510 ca­ba­llos.

En dié­sel la ofer­ta se cir­cuns­cri­be a los mo­to­res de 2.2 li­tros con po­ten­cias de 150, 180 o 210 ca­ba­llos y ca­ja de cam­bios au­to­má­ti­cas de ocho ve­lo­ci­da­des. La me­nos po­ten­te po­drá ele­gir­se con una trac­ción de dos rue­das mo­tri­ces en el tren tra­se­ro.

RI­VA­LES IM­POR­TAN­TES

El di­na­mis­mo es una de sus cua­li­da­des, pe­ro ade­más no es­tá exen­to de lu­jo y co­mo­di­dad, co­mo co­rres­pon­de a un mo­de­lo que pre­ten­de ri­va­li­zar con BMW X3, Au­di Q5 y Mer­ce­des GLC, en­tre otros.

En el in­te­rior se res­pi­ra de­por­ti­vi­dad, con de­ta­lles co­mo el bo­tón de arran­que en el vo­lan­te, aun­que tam­bién reúne las con­di­cio­nes de ver­sa­ti­li­dad que se es­pe­ran en los SUV ac­tua­les, con un ma­le­te­ro ca­paz de al­ber­gar 525 li­tros de vo­lu­men. La pla­za cen­tral tra­se­ra se ve un po­co per­ju­di­ca­da por el al­to puen­te de la trans­mi­sión.

El Stel­vio no se­ría un au­tén­ti­co cros­so­ver si no pu­die­se cir­cu­lar fue­ra del as­fal­to y en es­te sen­ti­do hay que re­co­no­cer­le tam­bién cier­tas ca­pa­ci­da­des, ayu­da­das por la elec­tró­ni­ca, con sis­te­mas co­mo el con­trol de des­cen­sos, aun­que es en ca­rre­te­ra, con tres mo­dos de con­duc­ción di­fe­ren­tes, don­de me­jor se ma­ni­fies­ta. A Al­fa le va a lu­cir mu­cho su pri­me­ra in­cur­sión en el mun­do cros­so­ver.

LO ME­JOR DE DOS MUN­DOS

As­fal­to o mon­ta­ña, con el Stel­vio se pue­de ele­gir. El co­che ita­liano as­pi­ra a ri­va­li­zar con mar­cas «pre­mium», aun­que sus aca­ba­dos in­te­rio­res se que­den un po­co le­jos en ca­li­da­des y equi­pa­mien­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.