El apa­ra­to que pue­de sal­var vi­das

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Hogar - TEX­TO Y GRÁ­FI­CO: ALE­XIA LÓ­PEZ

CA­DA AÑO MUE­REN UNAS 130 PER­SO­NAS por in­to­xi­ca­ción con mo­nó­xi­do de car­bono en Es­pa­ña. Des­ci­fra­mos có­mo se pro­du­ce es­te gas tan es­cu­rri­di­zo, có­mo afec­ta a nues­tro or­ga­nis­mo y la úni­ca for­ma de aler­tar­nos de su pre­sen­cia, un de­tec­tor de CO

La lle­ga­da de las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras sue­le ve­nir acom­pa­ña­da de un go­teo de no­ti­cias so­bre in­to­xi­ca­cio­nes con mo­nó­xi­do de car­bono (CO). Con el frío se cae en la ten­ta­ción de ven­ti­lar me­nos las vi­vien­das mien­tras se man­tie- nen en­cen­di­das chi­me­neas y es­tu­fas, en mu­chas oca­sio­nes sin ve­ri­fi­car si fun­cio­nan co­rrec­ta­men­te y sin pa­sar las re­vi­sio­nes de man­te­ni­mien­to.

El pro­ble­ma es que el CO no tie­ne olor, ni co­lor, ni pue­de ser de­tec­ta­do por los sen­ti­dos, por lo que las per­so­nas que es­tán ex­pues­tas a es­te gas tó­xi­co es­tán en­ve­ne­nán­do­se sin dar­se cuen­ta. La úni­ca for­ma de aler- tar de su pre­sen­cia es me­dian­te unos pe­que­ños de­tec­to­res de CO, que por unos 30 eu­ros se pue­den com­prar en gran­des cen­tros de fe­rre­te­ría o bri­co­la­je. El fun­cio­na­mien­to es sim­ple, los sen­so­res de es­tos dis­po­si­ti­vos mo­ni­to­rean el ai­re y, cuan­do la con­cen­tra­ción de CO al­can­za ni­ve­les pe­li­gro­sos, ac­ti­van una alar­ma que pue­de sal­var vi­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.